lunes, 23 de noviembre de 2015

Historia del Cine: Nacimiento del Séptimo Arte


Arquitectura, escultura, pintura, música, danza, poesía/literatura... son seis tipos diferenciados de arte. Todos ellos con una importancia vital en la historia de la humanidad. Nos han permitido dejar un legado de nuestra forma de ver la vida. Son imprescindible a la hora de comprender como eran las cosas antes de nuestro tiempo, y aún hoy son imprescindibles para reflejar nuestro día a día. A finales del siglo XIX, más concretamente en 1895, nacería el que Ricciotto Canudo calificaría como el séptimo arte, el cine.
Para comprender la aparición del cine debemos situarnos en la época de su aparición. La sociedad había cambiado desde la Revolución Industrial. Existía un gran afan explorador y descubridor. Ya fuera un río en una región perdida de África, como un nuevo tipo de mineral. La ciencia estaba en pleno auge, impulsado por un gran interés por la misma. Y fue aquí cuando surgieron los primeros experimentos para captar una imagen real en movimiento. La pintura y la fotografía se limitaban a capturar un momento único, pero el hombre ansiaba algo más. Tras muchos y diversos experimentos que no dieron sus frutos, el conocido inventor Thomas Alva Edison patenta el Quinetoscopio, invención de William Dickson. La maquina en cuestión pasaba unos 40 fotogramas por segundo proyectando una imagen en movimiento, pero los resultados de la misma resultaron insatisfactorios, y aunque no paso de una mera atracción de feria, si que sentaría bases. Tiempo después, inventado por Auguste y Louis Lumière, tomando como referencia tanto en el quinetoscopio, como la inclusión del rollo de fotos del estadounidense, y padre de Kodak, George Eastman, nacía en 1895, el cinematógrafo
El invento se basaba principalmente en el efecto de la persistencia retiniana, descubierto por Peter Mark Roget. Este fenómeno visual demuestra que una imagen permanece en la retina una décima de segundo antes de desaparecer, lo que permite ver una secuencia de imágenes ininterrumpidas a gran velocidad como si de una imagen en movimiento se tratase. Esto, unido al rollo de fotos de Eastman, y al propio Quinetoscopio, permite a los hermanos Lumière fabricar un dispositivo que permite capturar una escena en movimiento y además proyectarla posteriormente.
Tras patentar su invento el 13 de febrero de 1895, los Lumière ruedan la primera película de la historia, La sortie des ouvriers des usines Lumière à Lyon Monplaisir - Salida de los obreros de la fábrica Lumière en Lyon Monplaisir (ver vídeo), en el que como su propio nombre indica, aparecen una grupo de hombres y mujeres saliendo de una fábrica. Se presentó en diversas sociedades científicas, tanto en Francia como en Bélgica, y se exhibió comercialmente, junto a otros cortometrajes que los Lumière habían rodado aquel mismo año, el 28 de diciembre de 1895 en el Salon indien du Grand Café de París. Nacía oficialmente el cine.


El cinematógrafo se descubrió como un inventó capaz de capturar a modo documental la cotidianidad de la sociedad, pero poco más. Considerado como una mera atracción de feria al igual que el Quinetoscopio, no sería hasta la llegada del ilusionista George Méliès, que el cine daría un paso más hacía el entretenimiento y el arte. Méliès fue uno de los afortunados que estuvo presente el día que los Lumière exhibieron comercialmente sus primeros cortometrajes. Fascinado por el invento, hizo todo lo posible para hacerse con uno y así empezar a experimentar sus posibilidades. Con años de experiencia en el mundo del espectáculo y el ilusionismo cargados a su espalda, Méliès hace uso de algunos de sus trucos con el cinematógrafo, como la sustitución de elementos mediante el parado de la cámara, la exposición múltiple del negativo, o los fundidos a negro o desde negro. Creó el que podríamos considerar como primer estudio de cine de la historia. Pero sobretodo, fue el primero que hizo uso de un estilo narrativo para así contar o tranmitir historias. Las primeras resultaban ciertamente rudimentarias y simples, pero poco a poco estas se fueron desarrollando. Esto inspiró a otros muchos, lo que permitió que el cine se extendiera como medio de entretenimiento tanto en Europa como en América. Tanto profesionales del mundo del espectáculo, como otros meramente interesados por aquel nuevo medio de entretenimiento en unieron para formar las primeras compañías cinematográficas y hacer del cine un nuevo tipo de industria. 

@solocineclasico

4 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Hace unas semanas realicé una presentación para el blog que estrené hace un par de meses (Una vuelta al cine clásico) sobre los orígenes del cine. Os dejo el enlace por si os interesa:

    http://unavueltaalcineclasico.blogspot.com.es/2015/11/historia-del-cine.html

    Enhorabuena por el blog. Acabo de descubrirlo y es muy interesante =)

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  2. he visto una pelicula de buster keaton steamboat bill jr> genial la puesta en escena y la secuencia larguisima del ventarron por no decir huracan

    ResponderEliminar
  3. he visto una pelicula de buster keaton steamboat bill jr> genial la puesta en escena y la secuencia larguisima del ventarron por no decir huracan

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...