miércoles, 24 de junio de 2015

Películas - Años 40: El Halcón Maltés


THE MALTESE FALCON (7,5/10)

¡No tienes precio, muñeca!

Corriente Artística: tendencia referente al arte, con una filosofía o estilo común, seguida por un grupo de artistas durante un periodo o característico de una época.
Dicho esto, podemos empezar a hablar de El Halcón Maltes. Y es que según no pocos expertos, la cinta dirigida por el mítico John Huston, su primera película de hecho, inaugura esa corriente o género artístico denominado film noir o cine negro, una de los más aclamadas por los cinéfilos. Si la película merece, o no, dicho honor, es algo que os dejo a vosotros. Os daré mi opinión tras hablar de la propia película que es lo que realmente importa.
Basada en la novela del aclamado autor de género, Dashiell Hammet, John Huston adapta para la gran pantalla una historia que recoge una serie de elementos y características con los que posteriormente se identificaría el cine negro. Una hermosa y desvalida mujer (no tan desvalida como parece en realidad) acude en busca de ayuda a la oficina de Sam Spade, un detective privado con un fuerte código ético y unos métodos desconcertantes aunque efectivos. Antes de que se de cuenta, su compañero es asesinado durante la investigación, siendo Spade el principal sospechoso. Con la policía pegada a sus espaldas, el detective tendrá que descubrir la verdad que oculta su ambigua clienta y averiguar porque una serie de personas están dispuestos a lo que sea por recuperar el halcón maltés.
La historia original se había llevado dos veces con anterioridad al cine, en 1931 y en 1936, esta última con Bette Davis, y re-escrita en un todo de comedia ligera que no ayudó precisamente. La novela era conocida, y no eran pocos los interesados en adaptarla nuevamente con la intención de hacerle justicia. Warner Brothers tenía los derechos, y en todo un acto de valentía, decidieron confiar el material a uno de sus mejores guionistas para que también dirigiese la película, John Huston. Hasta entonces Huston había escrito los guiones de películas como Jezabel (William Wyler, 1938), El sargento York (Howard Hawks, 1941) o El último refugio (Raoul Walsh, 1941) de la que hablaremos más tarde, pero esta era su primera experiencia en la silla del director, y es por ello que llevó a cabo un rodaje muy trabajado, cuidando cada detalle y respetando la novela que prácticamente no sufrió alteración alguna. Se pensó en un principio en George Raft, una de las estrellas de la productora y todo un icono del cine de gangsters, sin embargo el actor declinó la oferta alegando que no deseaba trabajar con un novato como Huston, decantándose por Manpower, de Raoul Walsh, junto a Edward G. Robinson y Marlene Dietrich. Descartado Raft, la Warner decidió dar el papel de Sam Spade a otro de sus actores con más proyección, que si bien únicamente había dado vida a personajes secundarios hasta ese momento, estaban decididos a relanzar su carrera definitivamente. El intérprete era Humphrey Bogart. El neoyorkino comenzaba a hacerse un nombre en Hollywood. Su porte, su carácter, su manera de hablar, el eterno cigarrillo en su boca... todas estas características le habían hecho destacar por encima de otras estrellas, incluida con las que compartía cartel en películas como El Bosque Petrificado (Archie Mayo, 1936), Siempre Eva (Tay Garnett, 1937) o Los violentos años 20 (Raoul Walsh, 1940). Pero no es hasta 1941, protagonizando El último refugio, y especialmente, El Halcón Maltés, que Bogart se convierte en toda una estrella. Y es que sería un grave error pasar por alto la importancia del papel de Bogart en la historia del cine. Su personaje, Sam Spade, creado por Hammet, perfeccionado por Huston, y definido por Bogart, crea el arquetipo del detective clásico del cine negro o detectivesco, diferenciado notablemente del detective europeo tipo Sherlock Holmes o Hércules Poirot. Este personaje es mucho más oscuro y complejo. Más cercano a la realidad que investiga. Su vida privada en ocasiones es casi tan caótica como los casos en los que trabaja, por lo que no es normal encontrarnos con un solitario con doble moral y que da vida al bueno, únicamente porque el malo es peor que él. Si bien está del lado de la "justicia", no tiene una confianza ciega en el sistema, ya que sabe la corrupción que la asola en ocasiones y no se guarda en mostrar una aptitud crítica hacia esta (algo, creo yo, heredado tanto del cine social como el de gangsters de la Warner de los años 30), y es que si bien este tipo de personaje es uno de los más habituales del cine negro, este género bebe de muchas fuentes, siendo el social y el de gangsters solo dos de ellos.

Pero, ¿es realmente El Halcón Maltés la primera película de cine negro?, creo que no. ¿Asienta definitivamente las características propias del género que habíamos visto repartidas en otras cintas anteriores?, sí. Dejando de lado las características principales que definen al género, me quiero quedar con dos bien diferenciadas. Por un lado, la influencia del expresionismo alemán de los años 20 y la técnica de clarooscuros y la cuidada fotografía. Por poner un buen ejemplo M, el vampiro de Düsseldorf (Fritz Lang, 1931). El cine negro norteamericano hizo uso de este tipo de técnica gracias a la gran cantidad de directores o técnicos europeos que emigraron a los EEUU como Fritz Lang, Karl Freund, Josep von Sternberg o Micheal Curtiz. Y por otro lado, la influencia de la novela negra estadounidense (James M. Cain, Raymond Chandler, W.R. Burnett o el propio Dashiell Hammet) propia de los años 20, 30 y 40 y que sirvieron de material original para ser adaptadas a la gran pantalla. Si tenemos en cuenta lo primero, está claro que el film noir no nace con El Halcón Maltés. Como máximo, asienta una bases definitorias. Pero si consideramos la vital influencia de la novela negra, podríamos decir que si. El debate está abierto. Juzgad vosotros mismos.
La película contó con un notable éxito tanto entre el público como entre la crítica. Humphrey Bogart se situó como una de las estrellas más prometedoras de Hollywood, mientras que John Huston vio como pasaba de ser un completo desconocido a uno de los más aclamados directores del momento. La cinta logró 3 nominaciones a los Oscar, incluyendo película, guión adaptado y actor secundario (Sidney Greenstreet).
Y a pesar de la importancia capital de esta cinta en la historia del cine, y de lo aclamada de la misma, no deja de tener defectos, como el desarrollo de la historia. Algo habitual del cine negro eran los enrevesados argumentos con constantes e inexplicables giros que en ocasiones dificultaban la comprensión del espectador. El Halcón Maltés no se libra de dicha tara, en mi opinión. Esto, junto a la actriz protagonista, Mary Astor, en lo que parece un intento a medios de crear el arquetipo de femme fatale y que fracasa por todos lados, además de que la propia actriz no parece estar hecha para el papel.
Podéis ver la película online aquí:

@solocineonline

3 comentarios:

  1. Efectivamente Sean, Mary Astor es la anti femme fatale (cada vez que recuerdo su horripilante peinado en la película me entra dolor de estómago) menos mal que compensa el ver trabajar y juntos a Peter Lorre y Sidney Grenstreet. De Bogart qué decir, alcanza la categoría de mito, (su filmografía posterior lo asentaría), era SU papel, ES Spade... para compensar una historia que es enrevesada a más no poder y que acaba mareando al espectador (o al lector).

    ResponderEliminar
  2. Al ver tu post he recordado otro que a principios de este año escribí yo en mi blog http://bit.ly/1dhHVIc). Iba sobre la novela de Dashiell Hammett que sirvió de base a la película y que se considera también como lanovela iniciadora de la denominada serie B.
    La película de Huston es una excelente narración e hizo que cyando leía la noveka la cara de Sam Spade fuese, naturalmente, la de Humprey Bogart.
    Un abrazo

    PD. Mi antivirus me advierte de que tu ordenador está infectado. Desde una tablet he visto que sí, que se me abren descargas y pop ups cuando accedo a tu página. Yo que tú intentaría poner remedio. Yo acabo de superar un episodio semejante y estoy muy sensibilizado al respecto.

    ResponderEliminar
  3. Simplemente maravillosa (exceptuando la Astor) Gran reseña Sean Bauer. Abrazos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...