viernes, 21 de noviembre de 2014

Los 10 Mejores Personajes de Billy Wilder

Podemos encontrar pocos casos, repito, muy pocos casos (como los de ese monstruo del cine clásico que fue Billy Wilder) en los que un director escribiese todas y cada una de sus películas. Independientemente de que lo hiciera con una varias personas, para mi siempre ha contado mucho, y contará, que el director no se dedique exclusivamente a versionar a su manera el guión de otra persona, sino que además lo haya elaborado anteriormente. Eso permite hacer suya la historia desde el principio creando un nexo perfecto (cuando se tiene talento, claro está) entre papel y celuloide. Aunque también es verdad que hay grandes directores que no necesitan sentarse frente a la máquina de escribir para dar vida la idea de otra persona.
Y me reafirmo en el ejemplo de Billy Wilder y en el gran número de, no sólo grandes películas, sino obras maestras que nos legó, con historias inolvidables. Y si estas historias resultaban tan inolvidables, es que acostumbraban a venir acompañadas con personas únicos que forman ya parte de la historia del cine. Los personajes que Wilder imaginó o adaptó de alguna novela u obra de teatro tuvieron la suerte de contar con algunos de los mejores actores del momento para ponerles un rostro. 
Esto es un listado de los diez mejores personajes que podremos encontrar en la filmografía de Billy Wilder.


01- C. C. "BUD" BAXTER - Jack Lemmon en The Apartament, 1960. Oscar al Mejor Actor
Uno de los personajes más complejos e interesantes de toda la filmografía de Wilder. Un hombre sencillo que presta las llaves del apartamento donde vive a sus jefes para que estos pasen un buen rato con sus amantes a cambio de una futura mejora en la empresa donde trabajan. Buddy es una persona sin malicia alguna. Es consciente del inconveniente moral de su plan, aunque piensa siempre en un bien mayor con el que excusarse así mismo. Al menos hasta que su jefe principal decide llevar allí a la mujer que Buddy ama. Un personaje ciertamente tragicómico que nos hace reír y sufrir a partes iguales y al cual no podemos más que compadecer constantemente. 

02- DON BIRNAM - Ray Milland en The Lost Weekend, 1945. Oscar al Mejor Actor
Al parecer, durante el rodaje de Perdición, el co-guionista junto a Wilder, Raymond Chandler, llevó bastante mal lo de trabajar con el director austriaco por lo que recayó en la bebida, vicio que había dejado tiempo atrás. Wilder decidió adaptar a continuación la exitosa novela de Charles R. Jackson, The Lost Weekend, como homenaje y disculpa a su compañero. Tanto en el libro como en la película seguimos el tortuoso viaje de más de cinco días de Don Birnam, un proyecto de escritor que trata en vano de superar su adicción a la bebida y con el que el espectador aparcará la divertida figura del borrachín de turno, para ver la del alcohólico crónico corrompido y destruido por la bebida. Ray Milland da vida a un personaje que no duda en engañar, utilizar, y hasta robar a sus conocidos con tal de echar un trago ilimitado. Poseedor de un carácter y personalidad tremendamente atractivos, Birnam no duda en hacer uso de sus encantos y talentos para alcanzar sus objetivos, que no es sino más y más alcohol.

03- NORMA DESMOND - Gloria Swanson en Sunset Boulevard, 1950. Nominada al Oscar a Mejor Actriz
Como buen amante del cine, no es extraño que un inmigrante europeo llegado a América durante pleno apogeo del cine sonoro se preguntara dónde estaban las grandes figuras del cine mudo que había contemplado tantas y tantas veces en las pantallas de los cines y que le habían convencido inconscientemente para dedicarse a aquella profesión. Poco a poco fue descubriendo la triste historia de muchas de aquellas antiguas estrellas que se habían visto obligados a cambiar de profesión, o directamente a abandonarla al no encajar con el cine sonoro. Unos lo llevaron mejor, y otros peor, llegando el caso de los que decidieron aislarse del mundo convencidos de que el cine sonoro no era más que una moda pasajera y que con el tiempo llegaría su regreso triunfal. Encerrados entre las paredes de las grandes y lujosas mansiones de Sunset Boulevard, esperando pacientemente, muchas de aquellas antiguas celebridades perdieron la noción de la realidad convirtiéndose en personajes dignos de pena y faltos de reconocimiento. Fue así como Wilder se imaginó a la lúgubre Norma Desmond, una gran estrella pasada que trata de aislarse del mundo e imaginar que sigue viviendo en los gloriosos años 20 que bebe de las figuras de Mary Pickford, Clara Bow y Mae Murray. Fue Gloria Swanson, actriz que en la vida real dejó el cine tras la llegada del cine mudo pero que supo adaptarse sin problema alguno al mundo de la radio, la que dio valientemente vida a este triste y carismático personaje, y por el que se la recuerda a día de hoy, a pesar de llegar a recibir más de 10000 cartas a la semana de sus admiradores durante sus años de gloria.

04- PHYLLIPS DIETRICHSON - Barbara Stanwyck en Double Indemnity, 1944. Nominada al Oscar a Mejor Actriz
Poco se puede decir sobre una de las primeras femmes fatales del cine negro norteamericano, que además protagoniza posiblemente la mejor cinta de dicho género de la historia. Barbara Stanwyck interpreta el papel de su vida con Phyllips Dietrichson, una mujer que seduce y convence a un investigador de seguro para asesinar a su marido y así cobrar su seguro de defunción para repartírselo entre ambos, en uno de los casos que mejor ejemplifica a la mujer fatal. Cruel, inteligente, hermosa (en este caso en concreto podríamos discutirlo), decidida, manipuladora. Jamás pierden los nervios, jamás pierden la sonrisa, jamás pierden el encanto. Pudimos ver todas estas características en muchos personajes femeninos durante los años 40 y 50, aunque jamás con tal protagonismo y fuerza como en la película, y primer éxito de Wilder en Hollywood. 

05- OSGOOD FIELDING III - Joe E. Brown en Some Like It Hot, 1959.
Para muchos, la mejor comedia de la filmografía de Wilder (para mi la de nuestro próximo personaje de esta lista), con algunos de sus mejores personajes. Siempre se tiene en cuenta al hablar de esta cinta a su trío protagonista: Jack Lemmon y Tony Curtis vestidos como mujeres, Marilyn Monroe más atractiva y sexy que nunca, y una frase, la frase final de la película, el cierre con el que Wilder ha pasado a la historia "Nadie es perfecto", aunque en realidad fuera de I. A. L Diamond, co-guionista. Parece que se llega a tener en cuenta mucho más la frase que a su autor en la cinta, que no es ni más ni menos que el divertido y entrañable personaje de Osgood Fielding III un multimillonario en busca de una nueva esposa y que se enamora de Daphne, quien en realidad es un músico buscado por la mafia. El bueno de Osgood se enamora realmente de la "chica" lo que quizás ayude a entender su indiferencia al saber que es un hombre. En mi opinión, Joe E. Brown se come la pantalla en cada una de sus apariciones, convirtiéndose en uno de los personajes más divertidos, no solo de la cinta, sino de todas las películas de Wilder, mas no por el cinismo habitual del director, sino por la dulzura y candidez de este mítico personaje.

06- C. R. MacNAMARA - James Cagney en One, Two, Three, 1963.
Esta sí. Esta sí que sí consideraría, en mi más humilde opinión, como la mejor comedia de Wilder (y escribió unas pocas). Y no es ni más ni menos por el sin fin de frases y citas que podríamos recopilar de la misma y que están cargadas de un humor incomparable en ningún otra película que jamás haya visto. Las historias pueden ser más o menos divertidas, los diálogos también, pero cuando ambos están tan perfectamente hilvanados como es en este caso, con un personaje central como es el de C. R. MacNamara, al que siguen unos secundarios de auténtico lujo, no hay más remedio que inclinarse con respeto.
El hombre al que da vida un siempre genial James Cagney coordina las ventas de Coca-Cola en Alemania desde Berlín Oeste. Su sueño es cruzar la frontera para llegar a Alemania Oriental, aumentar las ventas, y obtener su ansiado puesto de jefe de ventas en Londres, pero todo amenazará con irse al traste cuando su jefe en Atlanta decida enviarle a su tonta y malcriada hija adolescente a pasar unos días con este y su familia, lo que terminará en un romance con joven comunista del este al que tendrán que rescatar y hacer pasar por un joven aristócrata alemán si quiere conservar su trabajo. El frenético ritmo de la película, perfectamente dirigido tanto por Wilder tras las cámaras, como por Cagney en la pantalla, no dan un momento de respiro al espectador que asiste impotente a todo un espectáculo de lujo acompañado de los constante Uno, Dos, Tres de MacNamara.

07- Sgt. J. J. SEFTON - William Holden en Stalag 17, 1953. Oscar al Mejor Actor
Salvo en el caso de Marilyn Monroe, Billy Wilder siempre repitió con determinados actores ya que veía en ellos el suficiente potencial para explotar un personaje al máximo y poder darlo todo. En el caso del cínico y modelo de anti-héroe, el sargento J. J. Sefton, vemos a un William Holden en estado puro. Quizás el actor en el que mejor se vio reflejado el propio Wilder (esto es pura opinión mía), nos regala una de sus mejores interpretaciones dando vida a un antipático sargento norteamericano en un campo de prisioneros en los que un doble agente entre los prisioneros está saboteando todos los intentos de escape. No es de extrañar que todas las miradas se centren sobre Sefton, el cual parece llevar una vida bastante cómoda en el campo, ajeno e indiferente por voluntad propia a los problemas del resto.

08- CHUCK TATUM - Kirk Douglas en Ace in the Hole, 1951. 
En la filmografía de Wilder solemos encontrarnos con personajes de carácter, ciertamente, picaresco. Afables, simpáticos, cínicos, que en algunos aspectos pueden no gustar, pero que son algo más de lo parecen. Vimos ese modelo en personajes interpretados por William Holden, Walter Matthau, John Lund, Ray Milland, Fred MacMurray, pero jamás con un personaje tan brutal y ciego de codicia como el de Chuck Tatum en El Gran Carnaval. Para ello hacía falta un actor con una fuerza y capacidad propias de unos pocos. En este caso, Kirk Douglas, uno de los mejores actores de la historia. Su personaje, Chuck Tatum, es un periodista sensacionalista venido a menos que se ve obligado para trabajar en un periódico menor de provincias tras huir de Nueva York, y que ve en la tragedia de un joven atrapado en una cueva su oportunidad para volver a lo más alto, por lo que no dudará en retrasar el rescate lo máximo posible al hacerse con la exclusiva de la noticia, para así explotarlo al máximo. La película busca denunciar uno de los aspecto más hipócrita de la sociedad, la atracción que provocan las desgracias ajenas disfrazadas de falso interés y solidarización, y que alentados por la prensa siguen siendo uno gran lastre en nuestro días. Una cinta terriblemente actual que no ha envejecido un ápice salvo por la altura a la que lleva Douglas los pantalones.

09- Sir WILFRID ROBARTS - Charles Laughton en Witness for the Prosecution, 1957. Nominado al Oscar a Mejor Actor
Trabajó con algunos de los mejores actores y actrices de su tiempo. Siempre se quedó con las ganas de dirigir a su amigo Cary Grant. Pero de todos ellos, Wilder siempre afirmó que el mejor actor con el que tuvo la oportunidad de colaborar fue la gran leyenda británica, Charles Laughton.
Laughton es parte, no solo de la historia del cine, sino también del teatro. Un hombre con un registro tremendo que dio vida un gran número de grandes e inolvidables personajes. Curiosamente, solo estuvo nominado al Oscar en tres ocasiones, ganándola en su primera vez por interpretar a Enrique VIII. Partiendo de esta base, y analizando el colosal personaje de Sir Wildrid Robarts, vemos como Laughton hizo suyo uno de los protagonistas más trabajados de Wilder en el que combina un humor cínico y brillante, junto a una ternura casi infantil. 

10- LA CHICA - Marilyn Monroe en The Seven Year Itch, 1955. 
Mucho se hablar de Marilyn y su trabajo con Wilder en Con Faldas y a lo Loco. No dudo del talento de la actriz, y del gran resultado que dio en dicha película, a pesar de todos los problemas durante el rodaje. Pero es, nuevamente en mi opinión, en La tentación vive arriba, donde Wilder saca lo mejor de Monroe como pocos supieron hacer. El personaje de La Chica, una joven rubia, atractiva, con apariencia de ingenua, pero más lista de lo que parece bajo varias capas, no es ni más ni menos que la propia Marilyn, haciendo uso de todo su talento y encantos al servicio de la película. La película además nos regala una de las escenas más famosas de la historia del cine en la que el vestido de ella se levanta a causa del aire proveniente de una rejilla del metro y que ella, coquetamente, sujeta.

Esta es el listado que surge de mi más modesta opinión. Otros grandes personajes se han quedado en el tintero como Barton Keyes (Edward G. Robinson), Irma (Shirley MacLaine), Phoebe Frost (Jean Arthur), Richard Sherman (Tom Ewell), Christine (Marlene Dietrich), Sabrina (Audrey Hepburn), o Phillys MacNamara (Arlene Francis). ¿Qué opináis vosotros?

P.D.: Entiéndase que he seleccionado personajes de películas de Billy Wilder de hasta 1965.

@solocineclasico

2 comentarios:

  1. Dificilísimo ranking en el que el único que está claro es el bueno de Buddy. Está claro que Wilder sabía crear personajes peculiares que quedarán en nuestro imaginario cinematográfico para siempre.

    ResponderEliminar
  2. ¡ Grán lista! Voy a ver si puedo hacer la mía aunque creo que coincidiremos en algunos personajes.
    1.- Jerry (no sé el apellido) que es el contrabajista de Con Faldas y a lo Loco interpretado genialmente por Jack Lemon.
    2.- Irma la Douce de la película con el mismo nombre por Shirley Maclaine.
    3.- William H. Gingrich por Walter Matthau; el cuñado fullero de En Bandeja de Plata.
    4.- Barton Keyes de Perdición que es el jefe de McMurray y está interpretado magistralmente por Edward G. Robinson.
    5.- C.R. Mac Namara por un insuperable James Cagney en Un, Dos, Tres.
    6.- Chuck Tatum en El Gran Carnaval con Kirk Douglas haciendo de periodista sin escrúpulos.
    7.- C.C. Baxter por Jack Lemon en El apartamento.
    8.- Scarlett Hazeltine la hija del jefe supremo en Un, Dos, Tres interpretada por Pamela Tiffin.
    9.- El trio de comisarios políticos de Un, Dos Tres que, como los de Ninotchka, son geniales.
    10.- Wendrell Armbruster Jr. por Jack Lemon (again) en Avanti! Sólo por el plano de presentación desayunando en el tren se merece estar en esta lista...
    Me han salido menos películas además Jack Lemon y Un, Dos Tres son los triunfadores.
    Gracias por la idea.

    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...