miércoles, 1 de octubre de 2014

Los 10 Mejores Compositores del Cine Clásico

A no ser que veamos sus caras, poco o nada se habla de algunos de los miembros más importantes de una película. Directores de fotografía, guionistas, editores, directores artísticos... su trabajo es la película, y parece no ir más allá. Pero entre todos estos técnicos hay un caso más interesante aún... el del compositor. Este no es más que la persona que compone, y en ocasiones, dirige la misma música compuesta para ayudar a crear ambiente o suscitar emoción. Su creación nos acompaña durante la obra, y en ocasiones también, al finalizar esta, en nuestra cabeza. Se ha llegada a dar la ocasión, en más de una vez, que la música mejoraba la película.
Con la llegada del sonido al cine, las películas empezaron a venir acompañadas también de bandas sonoras. Estas fueron adquiriendo una mayor importancia con el paso del tiempo que la de un mero añadido a los cientos de musicales que se producían durante los años 30s.
Fueron muchos los que destacaron y crearon escuela en la creación de bandas sonoras durante el periodo clásico. A continuación os dejo un listado de, posiblemente, los 10 mejores con algunos de sus trabajos más destacados:




01. ELMER BERNSTEIN
Nacido en Nueva York durante los locos años 20, Elmer Bernstein fue un respetado compositor tanto durante el cine clásico como etapas posteriores, llegando a conseguir una nominación al Oscar en el año 2002. Falleció dos años después.
Destacó por su habilidad para adaptarse  cualquier tipo de género, destacando el western, el cine de acción, y especialmente el melodrama, donde se sentía más cómodo.
Obtuvo 14 nominaciones al Oscar ganándolo en una ocasión por la cinta de 1968 Throughly Modern Millie, de George Roy Hill.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: The Man with the Golden Arm (Otto Preminger, 1955); The Ten Commandments (Cecil B. DeMille, 1956); Some Came Running (Vicente Minnellli, 1958); The Buccaneer (Anthony Quinn, 1958); The Magnificent Seven (John Sturges, 1960); Birdman of Alcatraz (John Frankenheimer, 1962); To Kill a Mockingbird (Robert Mulligan, 1962); The Great Escape (John Sturges, 1963).

Tema Principal de "Los Siete Magníficos":



02. HUGO FRIEDHOFER
Este es uno de los compositores a reivindicar. Friedhofer, nacido a principios de siglo en San Francisco trabajó principalmente para la Warner Bros. y la 20th Century Fox, y a pesar de su gran legado, nunca obtuvo el reconocimiento en vida.
Obtuvo 9 nominaciones al Oscar  durante su carrera, alzando la estatuilla en una ocasión por The Best Years of Our Lives, posiblemente su mejor trabajo.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: The Woman in the Window (Fritz Lang, 1944);  The Best Years of Our Lives (William Wyler, 1946); The Bishop´s Wife (Henry Koster, 1947); Joan of Arc (Victor Fleming, 1948); An Affair to Remember (Leo McCarey, 1957); The Young Lions (Edward Dmytryk, 1958).

Tema Principal de "El Baile de los Malditos":




03. BERNARD HERRMANN

La carrera de Herrmann es de las más fascinantes de la historia del cine. Dio sus primeros pasos en la radio donde conoció a un joven prodigio llamado Orson Welles con quien orquestó el famoso programa de La Guerra de los Mundos con el que sembraron el pánico en todo Estados Unidos. Tras esto Welles pidió a Herrmann que compusiera la banda sonora de su primera película Ciudadano Kane, lo que supuso una de sus primeras nominaciones al Oscar y uno de sus mejores trabajos. Curiosamente ganaría su único Oscar aquel mismo año (1941) por All that Money Can Buy (William Dieterle). Obtuvo otras 3 nominaciones a lo largo de su carrera.

A mediados de los años 50 comenzó una relación profesional con Alfred Hitchcock de lo más fructífera que duró una década. Posteriormente se trasladó a vivir a Europa donde una nueva generación de directores contaron con sus servicios, tales como Truffaut, De Palma o Scorsese.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: Citizen Kane (Orson Welles, 1941); Jane Eyre (Robert Stevenson, 1943); The Ghost and Mrs. Muir (Joseph L. Mankiewicz); The Day the Earth Stood Still (Robert Wise, 1951); The Snow of Kilimanjaro (Henry King, 1952); Vertigo (Alfred Hitchcock, 1958); North by Northwest (Alfred Hitchcock, 1959); Psycho (Alfred Hitchcock, 1960); The Birds (Alfred Hitchcock, 1963).  

Tema Principal de Vértigo:



04. ALFRED NEWMAN
Newman no fue sólo padre del compositor Thomas Newman y tío de Randy Newman, sino que fue padre y abuelo de toda una nueva generación de compositores y uno de los más importantes de la historia del cine. Uno de protegidos, por mencionar uno, fue precisamente Bernard Herrmann.
Entre algunas de las curiosidades a tener en cuenta: fue el compositor de la conocida melodía de la 20th Century Fox; es el compositor que más veces ha ganado el Oscar (9!), con 45 nominaciones; fue nominado 20 años seguidos por alguno de sus trabajos; en 1940 estuvo nominado por cuatro trabajos distintos... y así podría seguir un buen rato. La razón principal de su éxito, además de su evidente talento, fue el ser el jefe principal del departamento de música de la Fox, en la que tuvo oportunidad de trabajar con algunos de los mejores directores del momento.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: The Prisioner of Zenda (John Cromwell y W. S. Van Dyke, 1937); Alexander´s Ragtime Band (Henry King, 1938); The Grapes of Wrath (John Ford, 1940); How green was my valley (John Ford, 1941); Heaven Can Wait (Ernst Lubitsch, 1943); The Song of Bernadette (Henry King, 1943); Leave Her to Heaven (John M. Stahl, 1945); The Razors Edge (Edmund Goulding, 1946); All about Eve (Joseph L. Mankiewicz, 1950); With a song in my heart (Walter Lang, 1952); Call Me Madam (Walter Lang, 1953); Love is a many-splendored thing (Henry King, 1955); The King and I (Walter Lang, 1956); The Diary of Ana Frank (George Stevens, 1959).

Tema Principal de "El Filo de la Navaja":


05. ALEX NORTH

Si consideramos el número de nominaciones y Oscars que un artista del mundo recibe a lo largo de su carrera para calibrar su mucho o poco éxito, podríamos decir que Alex North fue el gran fracasado de dicho barómetro, ya que de 15 nominaciones, jamás recibió la estatuilla dorada, a excepción del honorífico en 1986. Pero aunque yo lo mencione, no deberíamos hacer mucho caso de esto. En todo caso prestar atención a alguno de los títulos a los que North puso música.
Para empezar destaca uno de sus primeros trabajos A Streetcar Named Desire, el clásico de Elia Kazan, y con el que popularizó el uso del jazz en las bandas sonoras. Además destacó tanto en superproducciones como en cintas menores.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: A Streetcar Named Desire (Elia Kazan, 1951); Death of a Salesman (Laslo Benedek, 1951); ¡Viva Zapata! (Elia Kazan, 1952); Unchained (Hall Bartlett, 1955); The Rose Tattoo (Daniel Mann, 1955); The Rainmaker (Joseph Anthony, 1956); Spartacus (Stanley Kubrick, 1960); The Children´s Hour (William Wyler, 1961); The Misfits (John Huston, 1961); Cleopatra (Joseph L. Mankiewicz ,1963).

Uno de los mejores temas de "Espartaco".



06. MIKLÓS RÓZSA
Nacido en Hungría en 1907, Rózsa es el primer no estadounidense que incluimos en esta lista, y sólo uno de los muchos artístas que emigraron de Europa poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Estudio música desde joven, siendo iniciado en el mundo del cine durante los años 30. Se traslada a Reino Unido donde conoce a su compatriota Alexander Korda, con el que inicia una colaboración de varios años.
En 1939 se traslada a Hollywood. Durante la década de los cuarenta se especializa en bandas sonoras de cine negro, trabajando con Hitchcock o Wilder entre otros. En los años 50s comienza a trabajar también en el género épico religioso con títulos como Quo Vadis o Ben Hur, para continuar durante los años 60 creando grandes composiciones que recuerdan a la música más magnánima de grandes compositores europeos como Wagner. Además populariza el uso del leitmotiv, que viene a ser el tema central sobre el que gira parte de la obra y se puede asociar con un momento concreto de la misma. Algo que copió su alumno más aventajado, John Williams (Jaws, Indiana Jones, Superman, Jurasic Park, Star Wars).
Consiguió 17 nominaciones al Oscar, alzándose con el premio en 3 ocasiones.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: Double Indemnity (Billy Wilder, 1944); Spellbound (Alfred Hitchcock, 1945); The Lost Weekend (Billy Wilder, 1945); Time Out of Mind (Robert Soidmak, 1947);  Madame Bovary (Vincente Minnelli, 1949); Quo Vadis (Mervyn LeRoy, 1951);  Julio Cesar (Joseph L. Mankiewicz, 1953); Lust for Life (Vincente Minnelli, 1956); Ben Hur (William Wyler, 1959); King of Kings (Nicholas Ray, 1961); El Cid (Anthony Mann, 1961); Sodoma y Gomorra (Robert Aldrich, 1962).

El tema de Cristo de Ben Hur:



07. MAX STEINER
El dueño y señor de las principales bandas sonoras de los años 30 tuvo un nombre, y este fue Max Steiner. Procedente de Viena, capital mundial de la música, este joven prodigio estaba llamado a ser todo un genio y referente, y así fue, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial le obliga a trasladarse a EEUU. Allí comenzará trabajando con Broadway para después trasladarse a Hollywood. Allí fue uno de los precursores del Sinfonismo Clásico, que no era más que la imposición de la música como carácter esencial en la obra de manera que ayudar a dar énfasis a la misma, y el uso del leitmotiv, mencionado anteriormente. Trabajando para la Warner Bros. obtuvo el apodo por su trabajos del "sonido Warner", música muy melódica en la que se podía escuchar un resumen durante los créditos iniciales.
Fue nominado al Oscar en 26 ocasiones, ganándolo en 3.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: King Kong (Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, 1933); The Lost Patrol (John Ford, 1934); The Informer (John Ford, 1935); The Charge of the Light Brigade (Michael Curtiz, 1936); The Life of Emile Zola (William Dieterle, 1937); A Star Is Born (William A. Wellman, 1937);  Gone With The Wind (Victor Fleming, George Cukor, Sam Wood, 1939); The Letter (William Wyler, 1940);  They Died with Their Boots On (Raoul Walsh, 1941); Sergeant York (Howard Hawks, 1941); Casablanca (Michael Curtiz, 1942); Arsenic and Old Lace (Frank Capra, 1944); The Big Sleep (Howard Hawks, 1946); The Treasure of the Sierra Madre (John Huston, 1948); White Heat (Raoul Walsh, 1949); The Caine Munuty (Edward Dmytryk, 1954); The Searchers (John Ford, 1956).

El tema de Tara de "Lo que el viento se llevó", el cual supuso el asentamiento del Sinfonismo Clásico:



08. DIMITRI TIOMKIN
En mi opinión, Tiomkin es el John Ford musical. Este compositor nacido en Ucrania, criado entre San Petesburgo y Berlín, y asentado en Hollywood finalmente colaboró en un gran número de cintas de todo tipo de género. Aunque destacó principalmente en el western, tocó todos los palos. Su potente música se caracterizaba por la influencia de la música rusa de su infancia, de la cual hizo gala incluso durante la caza de brujas en los años 50s (cuando más popular era).
Fue nominado 15 veces al Oscar ganándolo en 3 ocasiones. En una de hecha, por cierto, quiso agradecer el premio a sus más cercanos colaboradores: Mozart, Bach... 
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: Lost Horizon (Frank Capra, 1937); You can´t take it with you (Frank Capra, 1938); Mr. Smith Goes to Washington (Frank Capra, 1939); Meet John Doe (Frank Capra, 1941); Shadow of a Doubt (Alfred Hitchcock, 1943); It´s a Wonderful Life (Frank Capra, 1946); Duel in the Sun (varios directores, 1946); Strangers on a Train (Alfred Hitchcock, 1951); High Noon (Fred Zinnemann, 1952); I Confess (Alfred Hitchcock, 1953); Dial M for Murder (Alfred Hitchcock, 1954); Land of the Pharaohs (Howard Hawks, 1955); Friendly Persuasion (William Wyler, 1957); Giant (George Stevens, 1956); Gunfight at the O.K. Corral (John Sturges, 1956); Rio Bravo (Howard Hawks, 1959);  El Álamo (John Wayne, 1960); The Guns of Navarone (J. Lee Thompson, 1961); 55 Days At Peking (Nicholas Ray, 1964); The Fall of the Roman Empire (Anthony Mann, 1964).

La homónima canción intro de "Sólo ante el peligro".



09. FRANZ WAXMAN
Este compositor de origen polaco fue toda una autoridad y eminencia en el Hollywood clásico y post-clásico. ¿Las razones? Siendo el más joven de una familia con 6 hijos, Franz pronto destacó en la música por lo que acabó estudiando en la ciudad alemana de Dresde. Tiempo después se traslado a Berlín donde comenzó a trabajar en el cine, colaborando en 1930 en la banda sonora de  Der Blaue Engel (El ángel azul), considerada una de las mejores películas sonoras alemanas de todos los tiempos. Su trabajó gustó mucho, por lo que la UFA decidió encargarle la banda sonora de la nueva cinta de Fritz Lang, Liliom, 1933. Un año después deja Alemania tras un salvaje ataque por parte de simpatizantes nazis por sus orígenes judíos. Se traslada a EEUU donde traba amistad con James Whale, director de Frankenstein, quien había quedado encantado con el trabajo de Waxman en Liliom, por lo que le encarga la partitura de su continuación, La novia de Frankenstein. Poco después firma un contrato con MGM para la que compone trabajos donde se caracteriza la personificación de la música con los personajes principales. Durante dicho acuerdo, la productora cede a su compositor a otras productoras para realizar trabajos esporádicos, entre los que destaca la composición de Rebecca, de Alfred Hitchcock, uno de sus mejores trabajos.
En 1947 reduce su volumen de trabajo para dedicarse a su mayor creación, el Festival Internacional de Músic de Los Ángeles, el cual dirigió los siguientes 20 años.
En 1950 colabora con Billy Wilder para realizar una de las películas más crudas jamás realizadas sobre Hollywood, Sunset Boulevard, por la cual gana el Oscar. Repitiendo dicha proeza un año después por A place in the sun, de George Stevens.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: Liliom (Fritz Lang, 1934); Bride of Frankenstein (James Whale, 1935); Diamond Jim (A. Edward Sutherland, 1935);   The Invisible Ray (Lambert Hillyer, 1936); Captains Courageous (Victor Fleming, 1937); Rebecca (Alfred Hitchcock, 1940); Dr. Jekyl and Mr. Hyde (Victor Fleming, 1941); Suspicion (Alfred Hitchcock, 1941); Woman of the Year (George Stevens, 1942); Objective Birmania (Raoul Walsh, 1945); Sunset Boulevard (Billy Wilder, 1950); A place in the sun (George Stevens, 1951); Stalag 17 (Billy Wilder, 1953); The Silver Chalice (Victor Saville, 1954); The Nun´s Story (Fred Zinnemann, 1959); Taras Bulba (J. Lee Thompson,1962).

Tema principal de "Rebecca", uno de los más inquietantes de todo el cine clásico:



10. VICTOR YOUNG
El último compositor de nuestra lista tuvo una infancia curiosa. Aunque nació en Chicago, sus padres decidieron enviarlo a estudiar música a Polonia junto a su abuelo. Allí fue el primero de su promoción, llegando a tocar para el Zar de Rusia, aunque la revolución en el mismo país le obligó a poner pies en polvorosa. Condenado a muerte por los bolcheviques con su relación con el régimen, consiguió escapar milagrosamente tras un tiempo escondido, llegando a Varsovia, después a París, y finalmente a EEUU. Allí trabajó en todos los ámbitos musicales posibles, incluyendo radio, conciertos, y por supuesto, cine. En todos cosechó grandes éxitos, aunque es principalmente por este último por el que hoy es recordado. Obtuvo 22 nominaciones al Oscar, ganándolo postumamente por La vuelta al mundo en 80 días. Destacaron sus colaboraciones con DeMille, y en ocasiones con John Ford.
Sus trabajos más conocidos durante el cine clásico fueron: For Whom the Bell Tolls (Sam Wood, 1943); Love Letters (William Dieterle, 1945); Sands of Iwo Jima (llan Dwan, 1949); Samson and Delilah (Cecil B. DeMille, 1949); Rio Grande (John Ford, 1950); The Greatest Show on Earth (Cecil B. DeMille, 1952); The Quiet Man (John Ford, 1952); Shane (George Stevens, 1953); Around the World in 80 Days (Michael Anderson, 1956).

Final de "El Hombre Tranquilo":

Antes de cerrar esto, querría recomendaros la genial página de mundobso para todos los auténticos amantes de las bandas sonoras. Una joya.

@solocineclasico

1 comentario:

  1. Todas las listas son respetables, pero para mí, Ennio Morricone, Henry Mancini, o Nino Rota dejaron bandas sonoras memorables:
    Cinema Paradiso, El Padrino, o Desayuno con diamantes, son joyas musicales memorables. Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...