viernes, 6 de junio de 2014

Películas - Años 40: Los Ángeles Perdidos (1948)


THE SEARCH (7,5/10)


-¿Dónde está mi madre?, ¿dónde está mi madre? Yo sé que la tenía. ¿Dónde está?

Tras la presentación de la nueva película de Michel Hazanavicius en el prestigioso festival de Cannes, The Search, no pude sino acordarme del homónimo film original del que parte la premisa de lo último del director de The Artist. Y es que Los Ángeles Pérdidos no es una cinta excesivamente conocida. Cuando busquemos películas de Fred Zinnemann o Montgomery Clift, no la veremos entre las primeras (a pesar de ser el debut del segundo), y por eso hoy voy a hablaros de ella.
La acción tiene lugar en Alemania tras el final de la Segunda Guerra Mundial. Miles y miles de niños (la mayoría huérfanos a causa del conflicto) andan perdidos por todo el continente tratando de sobrevivir lo mejor que pueden. Las fuerzas de ocupación intentan rescatar al mayor número posible para darles una nueva oportunidad y devolverles la humanidad que les ha sido despojado durante guerra. Es la historia de un niño en concreto. Un introvertido niño de nueve años que ha sobrevivido al terrible campo de concentración de Auschwitz y que no recuerda nada de su vida anterior. Tras fugarse junto a un compañero, conocerá a Ralph "Steve" Stevenson, un carismático ingeniero de puentes del ejército que lo acogerá en su hogar, le enseñará su idioma, y que tratará de adoptarlo al pensar que la madre del niño ha muerto durante la guerra. Mas nada más lejos de la verdad, ya que la madre sigue viva, recorriendo todos los campos y centros de acogidas en busca de su hijo.
Este es el trágico, a la par que interesante argumento de la película. Una película que no parece en absoluto una cinta de corte americano. Tanto la temática, el toque semi-documental y el rodaje en auténtico exteriores con actores no profesionales, la acerca más a lo que sería el neorrealismo europeo que el cine norteamericano. Rodada en ciudades destruidas por la guerra como Nuremberg, Würzburg o Ingolstadt gracias al permiso del ejército norteamericano, esta película tiene más similitudes al cine de Rossellini o de Sica que al de cualquier otro director estadounidense, y esa quizás sea otras de las razones por las que hoy no es tan recordada. Solía ocurrir (ya no tanto) que el cine norteamericano que trataba de emular al europeo fracasaba o era ciertamente incomprendido. Esta cinta no es una excepción, aunque sería atrevido en exceso hablar de fracaso. Sencillamente, Fred Zinnemann, director austriaco afincado en EEUU desde hacía casi 20 años fue fiel a su estilo, realismo por encima de todo, y predilección por el detalle. Esta técnica le daría muchas alegría en cintas futuras como en Sólo ante el peligro o De aquí a la eternidad.

El reparto es también digno de mención, empezando por el pequeño Ivan Jandl, quien ganaría un Oscar especial por su trabajo en esta película, y quien es el epicentro de toda la historia. El jovencísimo actor checo da vida al niño perdido al que Steve apodará cariñosamente como Jim, y que muestra con gran realismo la cara de muchos niños sin hogar ni familia tras la guerra. Jarmila Novotná, celebre actriz y soprano checa interpreta a la madre de "Jim", a quien busca incansablemente por toda Europa, en el mejor trabajo de su carrera. Y por supuesto, a un jovencísimo Montgomery Clift, algo alejado de los papeles de chico rebelde e introvertido a los que no tiene acostumbrados, debido en gran parte a ser uno de sus primeros papeles. Era en 1948 cuando debuta en el cine. Red River, de Howard Hawks y The Search eran sus primeras películas, aunque ya demuestra sus dotes de gran actor, consiguiendo una nominación al Oscar como Mejor Actor por la película que nos atañe hoy.

Lo mejor de la cinta, junto al reparto que acabamos de comentar, es el realismo del que está impregnada gracias a la magnífica labor de dirección de Zinnemann; la historia, escrita por Richard Schweizer y David Wechsler, los cuales ganaría el Oscar por su trabajo; y finalmente, el trabajo de los niños, y esos pequeños detalles que sorprenderán a todos como el porque no quieren subir a las ambulancias.

Un documento único de la guerra. Una cinta bélica sin batallas, y que no las necesita. La destrucción también se lleva por dentro.
Aquí podéis ver la película online:


@solocineclasico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...