lunes, 24 de marzo de 2014

ESPECIAL HERMANOS MARX (XII) - Los Hermanos Marx en el Oeste (1940)


GO WEST (7,5/10)

-Usted querrá a su hermano, ¿verdad?
-No, pero es mi hermano.

Tras el discreto éxito de Una Tarde en el Circo, el mismo equipo técnico y artístico se pone manos a la obra en el siguiente film de los Marx en la Metro, Go West, traducida en España como Los Hermanos Marx en el Oeste. Edward Buzzell en la silla del director con un guión de Irving Brecher, y Buster Keaton asesorando los gags de la película, especialmente aquellos que transcurren en el ferrocarril, debido a sus conocimientos y experiencia previas. 
Los Marx viajan hasta 1870, en plena fiebre del oro, para hacer su pequeña fortuna particular. Quentin Quayle (Groucho), Joseph (Chico), y Rusty (Harpo) son tres entrañables estafadores que firman un acuerdo con el viejo Wilson un prestamo de 10 dólares a cambio de su propiedad "la Cañada del Muerto". Esto desata la ira de "Red" Baxter, el cual les roba el contrato, ya que quiere hacerse también con el terreno para poder hacer pasar por ahí las vías de su ferrocarril. Es aquí donde entra la pareja de enamorados: Eva, nieta del viejo Wilson, necesita vender la propiedad para poder casarse con su amado, Terry, por lo que los Marx se encargaran de recuperar el contrato sustraído por Baxter.
Sin lugar a dudas nos encontramos con un producto mucho más trabajado y, permitirme la expresión, parodiable que el mundo del circo en mi opinión. Uno de los géneros que más éxitos ha cosechado a lo largo de la historia del cine ha sido sin duda alguna el western, es por ello que los Marx no dudan en desmitificarlo con geniales escenas desde la estafa mutua en la estación de tren, la mina de oro "sin oro", las luchas por los terrenos para el ferrocarril, o los indios. Vemos, como no, rasgos característicos de los Marx propios de su andadura por la Metro como los cuidados números musicales y la pareja de enamorados a los que prestarán ayuda aparcando su "picara" personalidad por un momento.
Pero sin duda, empezamos a notar claros síntomas de fatiga en los hermanos durante la cinta. El humor cada vez es menos físico. Groucho cumplía 50 años y al igual que la anterior cinta aparecía en escena con un ridículo peluquín con el que trataban de rebajar la edad de su personaje. Margaret Dumont no participó en la película, y los tres hermanos cada vez estaban menos interesados en los rodajes o en los guiones, únicamente trabajaban para cobrar. Al igual que ellos, el público cada vez se mostraba menos interesado en el cine marxista, pero mientras hubiera una mínima oportunidad de hacer dinero, y la había, la Metro seguiría contando con ellos.

@solocineclasico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...