miércoles, 5 de febrero de 2014

ESPECIAL HERMANOS MARX (IV): Pistoleros de agua dulce (1931)


MONKEY BUSINESS (7/10)

-Quisiera hacer una reclamación.
-¿Qué le ha ocurrido?
-¿Sabe quién ha entrado en mi camarote a las 3 de la mañana?
-¿Quién?
-Nadie, por eso reclamo.

Los afamados Hermanos Marx presenta su nueva película. La tercera en tres años, además de la tercera de su filmografía. Nuevamente vuelve a ser un gran éxito entre el público que la recibe con los brazos abiertos por su clara apuesta de humor surrealista y diferente. Para la crítica, Monkey Business, a pesar de contar con buenos e ingeniosos momentos, no supone algo nuevo con respecto a las dos cintas anteriores. De hecho, demuestra que el humor de los Marx se basa en diferentes tipos de situaciones, pero con los mismos personajes. Podríamos decir que Chaplin hacía lo mismo, pero el inglés al menos se molestaba en mostrar o criticar a la sociedad con ávido ingenio. Los hermanos se dedican a ir a lo suyo, con unas cuantas e ingeniosas frases para Groucho, escenita con piano y arpa, y poco más. Ya sea en un barco, en un fiesta, en una universidad, da igual, ese es el patrón a seguir. Y ojo, que no lo critico, simplemente lo analizo.
En este caso, los cuatro Marx dan vida a cuatro polizones en un barco rumbo a Estados Unidos. Al ser descubiertos deberán huir a lo largo y ancho del mismo, siendo perseguido por la tripulación, originando divertidas y caóticas situaciones. Entre todas ellas, Groucho y Zeppo se aliarán indirectamente con un mafioso, mientras que Chico y Harpo harán lo mismo con el rival. Poco más que añadir. De verdad. Zeppo se enamora de la hija del mafioso rival, Groucho de la mujer de su nuevo "jefe", y Chico y Harpo a lo suyo.
Cabe destacar que esta es la primera película en la que no aparece Margaret Dumont. No la veríamos de nuevo con los Marx hasta Duck Soup (Leo McCarey, 1933). Reemplazándola en el papel femenino encontramos a la hermosa Thelma Todd, excelente actriz cómica que trabajó con Lauren y Hardy, o Buster Keaton entre otros. Su persona es bien distinto a los característicos de Dumont. Una chica sexy e inteligente que se siente atraída por la alocada personalidad de Groucho, y que además es correspondida. Sus escenas con Groucho son de lo mejor de la película. 
-Señora, antes de que acabe con usted tendrá una razón para el divorcio. Y mi esposa también.
Lo más parecido a un papel para Margaret Dumont seguramente habría sido el de Madame Swempski, interpretado por Cecil Cunningham, una fornida cantante de ópera que recibe frases de cariño por parte de Groucho como estas: ¿Es verdad que su marido pedirá el divorcio en cuanto recupere la vista?
Tanta fue la química entre Thelma Todd y Groucho, que ambos volverían a trabajar juntos en su siguiente película, Horse Feathers. Al igual que Norman Z. McLeod, director de ambas cintas, con el que los hermanos congeniaron. Como curiosidad, McLeod fue el director de la primera "La Vida Secreta de Walter Mitty", adaptada hace poco por Ben Stiller.

Cabe destacar la escena de la llegada al puerto cuando los pasajeros han de pasar por la aduana. Consigue robarle el pasaporte a Maurice Chevalier (una de las grandes estrellas de la Paramount por entonces) e intentan imitarle cantando "You brought a new kind of love to me", sólo que cambiándolo por "If a nightingale could sing like you...", incluido Harpo, que únicamente mueve los labios mientras a su espalda suena un fonógrafo con el disco (música incluida). Además del peso del personaje de Zeppo, que si bien apenas llega a la vertiente cómica de sus hermanos mayores, si que tiene un rol más definido, al enamorarse de la hija de uno de los mafiosos, y tener una pelea final con el mafioso rival para salvar a la chica.
Y los siguientes dos detalles son para los Marxistas convencidos como yo que siempre queremos saber más:
1- Es la primera película que los Marx ruedan en Hollywood, ya que las dos anteriores las habían grabado en la costa este.
2- Groucho tenía la manía de actuar como si aún estuviese en el teatro, por lo que no es raro que de vez en cuando se dirija a la cámara como si fuera el público. Podemos apreciar este detalle cuando en la escena inicial salen de los barriles y Groucho saluda a un público inexistente.
Ya sólo nos quedan dos cintas más de la etapa de los Marx con la Paramount. Las dos además son las mejores de dicha época, y una de ellas, en mi opinión, una de sus tres mejores películas.



Entrada siguiente: (V) - Horse Feathers (Plumas de Caballo)

Entradas anteriores:
(I) Empezamos
(II) - The Cocoanuts (Los Cuatro Cocos)
(III) - Animal Crackers (El Conflicto de los hermanos Marx)

@solocineclasico

1 comentario:

  1. Hola.

    Si mil veces dijera ¡gracias!, mil veces me quedaría corto.

    Es mucho lo que nos dejas aquí.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...