viernes, 7 de febrero de 2014

ESPECIAL HERMANOS MARX (V): Plumas de Caballo (1932)


HORSE FEATHERS (6/10)

-Eres la deshonra del apellido Wagstaff, si tal cosa es posible. ¿Qué es eso que me han dicho de tus andanzas con una mujer? No me extraña que no acabes tus estudios. ¡Doce años en la misma facultad! Yo fui a tres en 12 años, y anduve con 3 mujeres. Cuando yo tenía tu edad me iba a la cama después de cenar; a veces me iba a la cama antes de cenar; y otras veces no me iba a la cama ni antes ni después.
-Entre esta mujer y yo todo es limpio.
-Entonces eres más idiota de lo que pensaba.

Poder repasar la filmografía de tus artistas favoritos después de muchos años te permite apreciar mejor numerosos detalles que anteriormente pasaron ante tus ojos sin que tuvieras la oportunidad de apreciarlos. En mi caso, con respecto a los hermanos Marx, descubro detalles que no hacen más que confirmar cuan brillantes eran. Pero también que tuvieron sus altibajos. Horse Feathers en un caso curioso, ya que de pequeño era mi favorita junto a A Day At Races y The Big Store. Sin embargo, al revisionarla hace poco agradecí su escasa duración, ya que me encontraba viendo una película con unos hermanos Marx forzados en exceso; con escenas aparentemente improvisadas, y no precisamente con buenos resultados; y una dirección un tanto desastrosa. La conexión entre los hermanos es buena, como siempre, pero salvo Harpo con sus geniales y surrealistas intervenciones, y Groucho con un par de frases de las suyas, lo demás decae. Lo mejor, sin duda alguna, el número musical del comienzo con el tema de "I´m against it". No resulta tan alocada y caótica como sus películas anteriores, y eso quizás sea el principal defecto de la misma. 
El estrambótico profesor Quincy Adams Wagstaff (Groucho) es nombrado decano de la prestigiosa universidad de Huxley. Allí comenzará a sembrar el caos por sus polémicas decisiones, entre las que premia fortalecer al equipo de rugby para vencer a sus históricos rivales, la universidad de Darwin. Su hijo (Zeppo) le insiste en que acuda a una taberna del pueblo para fichar a dos jugadores profesionales, los cuales han sido captados previamente por la otra universidad, lo que ocasiona que Groucho fiche erroneamente a Pinky (Harpo) y Baravelli (Chico), cazaperros y hombre del hielo respectivamente. Al tener que hacerse pasar por estudiantes para jugar, deberán acudir también a clase, donde harán de las suyas persiguiendo a las chicas o irritando a los profesores. Al mismo tiempo, Groucho trata de acabar con la relación que tiene su hijo con una mujer adulta (Thelma Todd) que trabaja realmente para el decano de Darwin que trata de hacerse con las tácticas del equipo de Huxley, pero acaba enamorándose de ella.
Si en Monkey Business aplaudía la labor de dirección de Norman Z. McLeod, en esta únicamente puedo pensar que el guión no daba para más. Eso, añadido a las escenas que tuvieron que recortar nos dejó un producto que nos destaca por encima de la media. Por su parte, Thelma Todd, que tanto me gustó en la anteriormente mencionada cinta, se encuentra con un personaje a priori más atractivo pero que no resulta precisamente. 
A pesar de todo esto, no podemos olvidar que no existe película de los hermanos Marx que podamos calificar como mala. Mejor o peor, con todas te vas a reír que, a fin de cuentas, es lo que ellos buscaban. Y más importante aún: su siguiente película será sin duda alguna la mejor de su etapa en la Paramount, y una de las mejores de su carrera. Sabéis de cuál estoy hablando, ¿verdad?


Entrada siguiente: (VI) - Duck Soup (Sopa de Ganso)

Entradas anteriores:

@solocineclasico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...