sábado, 25 de enero de 2014

ESPECIAL HERMANOS MARX (I): Empezamos (1887-1928)


-Estaba tan ocupado escribiendo la crítica que nunca leí el libro.
Groucho Marx.

Casi cinco años de vida tiene este blog y sigo sin salir de mi asombro al no contar con ninguna crítica de alguna de esos genios conocidos como Los Hermanos Marx. No puedo. Y mira que me considero Marxista, pero de ellos, no de los de puño en alto. Y mira que me habré visto películas suyas. Y mira que habré llorado de la risa con ellos. Y mira que le he dado la brasa a conocidos míos con algunas de sus más míticas escenas. Y mira... mira tantas cosas, y sorpréndete. Todo culpa mía, pero eso se ha acabado. Desde solocineclásico ha llegado el momento de subsanar esta tremenda falta con un especial en toda regla. A lo largo de las siguientes semanas iremos trayendo y analizando cada una de las películas que abarcan la genial filmografía acompañadas de un gran número de curiosidades e información sobre la vida misma de los hermanos más famosos del cine clásico.
Y empezamos ahora mismo. Trasladándonos al Nueva York de 1887, 22 de Marzo para ser más exactos. La familia Marx acaba de aumentar en número. Esto es debido a que Minnie Marx, esposa de Samuel Marx, ha dado a luz a su segundo hijo, Leonard Marx (el año anterior había nacido Manfred, quien desgraciadamente murió 7 meses después). A Leonard le seguirían Adolph (1888), Julius Henry (1890), Milton (1892), y Herbert (1901). Sobre estos adorables angelitos hablaremos dentro de muy poco, pero antes, hablemos de sus "felices" progenitores:
Minnie Schönberg nació en Alemania en 1865. Allí fue criada en el ambulante mundo del espectáculo. Su padre era un fracasado prestidigitador, y su madre una arpista tirolesa. Por lo que cuando a los 15 años Minnie se trasladó a vivir a Nueva York junto a su familia y otro gran número de inmigrantes europeos, decidió probar suerte en dicho ambiente. A pesar de su talento, lo dejó todo para casarse con Sam Marx, su profesor de danza. Frenchie, que era como apodaban a Sam por su origen francés, era lo que podemos denominar como "un pedazo de pan". Afable, cariñoso, soñador, y con gran mano para la cocina, aunque pésimo como sastre, su profesión. La familia debía vivir de los escasos ingresos que generaba el negocio, lo que tuvo una fuerte influencia en los Marx, especialmente en Julius, que vivió siempre con el miedo a volver a ser pobre una vez alcanzada la fama, por lo que siempre tuvo fama de tacaño.
Minnie, por otro lado, se entregó en cuerpo y alma en cuidar e instruir a sus hijos en el mundo de la música. Leonard tocaba el piano, Adolph el arpa que había heredado de su abuela y que aprendió a tocar por si mismo, y Julius cantaba. A estos se les unió poco después Milton, aunque jamás destacó como sus hermanos. El pequeño Herbert tendría que esperar. Pero, ¿cómo eran los pequeños Marx por entonces? Leonard fue siempre el favorito de Minnie, quien se volcaba especialmente en él ante la pena producida por la pérdida de su primer hijo. Esto dio al primogénito una gran confianza en si mismo, por lo que siempre fue el que dio más problemas. Faltaba constantemente al colegio o a las clases de piano, gastándose su dinero en salas de billar, casas de apuesta e hipódromos, además de empeñar todo lo que encontraba en su casa. Esta fuerte adicción le perseguiría toda su vida. Adolph, por el contrario, era el hijo bueno. Tímido a la par que travieso, nunca supuso un gran quebradero de cabeza para sus padres. Además, su innato talento para la música hizo que fuera el ojito "izquierdo" de Minnie. Julius iba en la misma línea de Adolph, aunque según él, Minnie nunca mostró gran deferencia por él. De todos los hermanos, fue el único que nunca se metió en líos, o que no faltaba a clase. Su obsesión por el dinero llegó al punto en que al ir a comprar el pan del día por cinco centavos, compraba el del día anterior por cuatro y se quedaba el dinero restante. Además sentía una ávida pasión por la lectura. Intelectualmente inquieto, acostumbraba a encerrarse en el baño para que no le molestaran mientras leía. Como curiosidad, apuntar que le llamaron Julius por un tío suyo al que todos consideraban millonario, con la esperanza de que dicho gesto enterneciese al buen hombre y volcara cierta ayuda económica para educar al muchacho. Finalmente descubrieron que el tío Julius era más pobre que todos ellos.
A pesar de todo, Minnie sabía que la situación familiar iría a peor, y su única esperanza era que sus dotados hijos triunfasen en el mundo del espectáculo. Volcó en ellos toda las aspiraciones truncadas de su propia vida, unidas al hecho de que tenían presentaban aptitudes y podían sacarlos de la pobreza. Fue el día que Al Shean, hermano de Minnie y afamado artista del vodevil, les visitó derrochando glamour y dinero con ellos que Minnie lo vio claro. Animó a los chicos a que probasen suerte, aunque todos se mostraron algo reticentes a la hora de emprender una aventura de tal calibre.

(De derecha a izquierda, Julius, Milton, Minnie, Herbert, Samuel, Leonard y Adolph)

Solo Julius, de 15 años, se decidió a dar el primer paso. Para ello abandonó la escuela, y en 1905 ya actuaba en solitario. Paradojicamente, el hijo menos favorito de Minnie fue el primero en traer una buena suma de dinero a casa, y además, por un número más humorístico que musical, en contra de los deseos de la madre. Eso si, le llevó algo de tiempo. Julius se unió a un trío que pasaría a ser conocido como The Leroy Trio, lo cual supuso una desastrosa aunque educativa experiencia. Me explico: En medio de la gira de presentación por el Medio Oeste de EEUU, los otros dos miembros del trío dejaron a Julius solo, por lo que este tuvo que buscarse la vida para reunir el dinero y volver a casa. Esto no le desanimó en absoluto. Dos años después Milton se unió a Julius y a una joven cantante llamada Mabel O´Donell, formando The Three Nightingales. A pesar del éxito que empezaron a disfrutar, Milton mostraba pocas cualidades artísticas. Un año después se les une Adolph, cambiando el nombre a The Four Nightingales. Dos años después, en 1910, son Minnie y su hermana Hannah las que se unen a la troupe, pasando a ser conocidos como The Six Mascots, los cuales combinaban números musicales con cómicos, todo orquestado por Al Shean.

(The Six Mascots)
Ese mismo año el grupo se disuelve, entrando en escena el mayor de los hermanos Marx, Leonard, dando lugar a la primera actuación oficial del grupo Marx Brothers. Esta fue Fun in Hi Skole, en la que combinaron números cómicos con musicales, y en la que hemos de destacar dos puntos: primero, Julius era, por decirlo de alguna manera, el líder, y principal artífice de las carcajadas del público, dando vida a un profesor alemán con un peculiar y cómico acento, perfectamente secundado por sus hermanos; segundo, uno de los hermanos apena tenía diálogos, aunque esto gustó al público, ya que tuvo que hacer uso de una gran expresividad física, por lo que decidió que sus papeles desde ese momento seguirían esta línea. La obra fue todo un éxito, lo que granjeó una gran fama al grupo de hermanos. Su estilo de humor surrealista, satírico y desmadrado causaba furor ante los espectadores estadounidenses que adoraban al grupo. 
Es tras el estallido de la I Guerra Mundial cuando el grupo se rompe por la partida de Milton al frente, abandonando definitivamente a los hermanos y al mundo del espectáculo el cual nunca disfrutó. Tras su regreso a la vida civil probó suerte en el mundo de la moda y como representante de artistas. Jamás rodó una película con el resto de sus hermanos, y poco a poco acabaría cayendo casi en el olvido. Este era Gummo.

Pero el resto de sus hermanos supieron suplir la ausencia de Milton con el pequeño de la familia, Herbert. El cual también fue creando un personaje que acompañase a los demás. Julius creó el arquetipo de empresario estrafalario con extraños andares y prominente bigote y cejas negras, con gafas. Leonard basó en su personaje en el típico italoamericano granuja, avispado en ocasiones, excesivamente inocente en otras, pero con un gran punto de picardía, algo que caracterizaba su propia personalidad. Adolph, ya por aquel entonces Arthur, era el personaje mudo, siempre acompañado de su mítica arpa. Y finalmente, Herbert, que a duras penas daba vida al apuesto, joven, e inteligente del grupo. Se trataban de Groucho, Chico, Harpo y Zeppo respectivamente.
Existen varias teorías sobre el origen de sus nombres: Durante una partida de cartas, el cómico Art Fisher estaba repartiendo cartas cuando se detuvo y  apodó a Leonard Chico por la palabra Chicks (chicas), ya que se pasaba el día persiguiéndolas. Se dice que el sobrenombre de Julius, Groucho, proviene de una bolsa que llevaba siempre atada al cuello con el dinero de los hermanos durante sus giras obsesionado porque no se lo robaran llamada Grouch, aunque también podría provenir del término Grouchy (malhumorado), debido a su genio. Sobre Harpo podemos asegurar que proviene de su afición al arpa. Zeppo, por el contrario, presenta más dudas. Podría ser por el Zeppelin; por un freak llamado Zippo, y por el cual sus hermanos le llamaban de la misma manera, teniendo que optar porque le llamaran Zeppo; o por una broma de Chico. No hay consenso en este sentido. Gummo nunca tuvo la oportunidad de usar su apodo en público, pero al menos mencionar que proviene de la goma de los zapatos, debido a que caminaba muy sigilosamente. Lo que si podemos asegurar es que comenzaron a usar sus nombres en público poco después de llegar  Broadway, cuando el influyente crítico Alexander Woollcott descubrió sus apodos y les apremió para que los usaran en vez de su nombres verdaderos. 
Durante la década de los años 10, Minnie Marx se convierte en la representante de sus hijos, aunque tratando de evitar que la conexión familiar se conozca, se cambia el nombre a Minnie Palmer. Esto duró, lo que tardaron los hermanos en ser reconocidos de artistas cómicos a afamadas estrellas de la escena. Tras el éxito de The Street Cinderlla, 1918, y On the Mezzanine Floor, 1921, Chico toma las riendas de la representatividad del grupo en 1922. Ese mismo año realizan una gira por el Reino Unido para empezar a darse a conocer internacionalmente, la cual fue un rotundo fracaso.
Tras el regreso a EEUU, y tras visitar a su hijo recién nacido en el hospital, Groucho llegó tarde al teatro y sin apenas tiempo para ponerse el bigote decidió pintárselo. El público no percibió la diferencia. Ese es el origen del bigote de Groucho Marx.

(Minnie Marx)
En 1924 llevan a cabo su sueño debutando en Broadway con la obra I´ll Say She Is, escrito y dirigido por Groucho y Will B. Johnstone. En opinión de Chico, eran demasiado buenos para el vodevil, por lo que hicieron todo lo posible para conseguir estrenar en Broadway, y lo lograron. Minnie estuvo presente el día que sus hijos alcanzaron el éxito que tanto años llevaba esperando. Ese mismo día se había roto la pierna, pero nada le iba a impedir disfrutar de su momento, por lo que acudió en muletas. La crítica y el público estaba encantada con la obra y los hermanos. Tras este llegaron más éxitos: The Cocoanuts (1925-1926), y Animal Crackers (1928-1929).
A principios de los años 20 habían probado suerte en el cine con una fallida cinta titulada Humor Risk (Dick Smith, 1921), la cual no gustó ni a los productores ni al propio Groucho. Nunca se estrenó y a día de hoy no existe ninguna copia disponible de la misma, por lo que no podría contar como parte de la filmografía. Sería ocho años después cuando los hermanos se pusieran nuevamente tras las cámaras en la cinta The Cocoanuts (Joseph Santley, Robert Florey, 1929), su estreno oficial en el séptimo arte.

(Fragmento de The Cocoanuts)

Entrada siguiente: (I) - The Cocoanuts (Los Cuatro Cocos)

@solocineclasico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...