lunes, 16 de diciembre de 2013

Películas - Años 60: Lawrence de Arabia (1962)



LAWRENCE OF ARABIA (5,5/10)

Es con Lawrence de Arabia con la que puedo analizar uno de los casos más particulares, desde mi punto de vista, en la historia del cine, y es como con todo a tu favor, con los mejores medios, recursos, equipo, etc., te puede salir una de las películas más aburridas de todos los tiempos. Y lo siento, es únicamente mi opinión. Posiblemente alguno de los otras personas que escriben en este blog no estarían de acuerdo conmigo, pero a mi modo de entender las cosas, Lawrence de Arabia es una película más sobrevaloradas de la historia.
Catalogarla como fracaso absoluto sería un despropósito. Los Oscar, la taquilla, la buena crítica de la época, la banda sonora, la fotografía, los actores... aunque todo esto no quita para que sea una cinta aburrida y valorada en exceso, no llega a la categoría de fracaso.
El argumento, aunque parte de la interesantísima vida de un auténtico héroe, no es suficiente. T. E. Lawrence es un oficial británico, algo peculiar, que es enviado al desierto para apoyar la campaña de los árabes contra Turquía. Pronto se gana el favor y el respeto de los árabes por su entrega y dedicación a la causa, aunque al final todo su esfuerzo no sirve para nada. Después de todas sus aventuras y desventuras, muere en un accidente de moto en Inglaterra. Esto último no es un spoiler, es el comienzo de la película, ya que esta es en su conjunto un gran flashback. La vida de este hombre fue como mínimo, MUY interesante. Pero creo que la película podría haberle hecho justicia de mejor manera.
Lawrence de Arabia es una clara muestra de que la épica, mal ejecutada, es aburrida. Y me cuesta entender que un profesional de la talla de David Lean no sé de cuenta de que lo que tiene entre manos no funciona. O al menos no funciona tal y como él lo cuenta. Pero más que esto, me cuesta entender lo sobrevalorada que está la película. ¿Será porque como todas las piezas son buenas, da igual que no funcionen? No voy a darle mayor importancia de la que realmente tiene, porque como ya he dicho, es solo mi opinión. Podría estar perfectamente equivocado. Tenéis la oportunidad de corregirme a modo de comentario. Mientras, pasemos a lo que salva esta cinta.

El reparto: encabezado por Peter O´Toole, un actor desconocido al ser fichado para el papel principal por su gran parecido con T. E. Lawrence, el cual realiza en esta película su trabajo más conocido e "importante". Importante, desde luego, ya que es seguramente la película más exitosa de las que trabajó, y además como absoluto protagonista. Supondría la primera de sus ocho nominaciones al Oscar, premio que recibió finalmente de manera honorífica en 2003. Yo personalmente prefiero sus trabajos en Lord Jim (Richard Brooks, 1965) o The Lion in Winter (Anthony Harvey, 1968), pero a pesar de ello su trabajo en esta cinta es sobresaliente. En un principio el papel protagonista iba a ser para Marlon Brando, pero este lo rechazó alegando que "...tendría que estar loco para pasar dos años de mi vida subido en un puto camello." 
Peter O´Toole estuvo muy bien acompañado por Omar Sharif, Alec Guinnes (el cual participaría en las tres grandes obras épicas de Lean), Anthony Quinn, Claude Rains, o José Ferrer entre otros.
La banda sonora de Maurice Jarre, que firma seguramente uno de sus mejores y más conocidos trabajos, nos traslada musicalmente al desierto de una manera sublime e inimaginable. También resultó ser uno de sus primeros trabajos conocidos. Consiguió el Oscar, repitiendo tres años más tarde por otro trabajo con David Lean, Doctor Zhivago, y casi 20 años otra vez por una nueva colaboración con el director británico en Passage to India.

La fotografía de Fred A. Young en el desierto es de manual de escuela de cine. Ganaría el Oscar por su trabajo, y tres años después nuevamente por Doctor Zhivago donde se supera. Como curiosidad, apuntar que las escenas en el desierto eran las más complicadas, debido a que un ejército de operarios debían limpiar la arena de huellas del equipo de rodaje. También fue la toma del primer plano del abrasador sol durante unos breves segundos de las que más dolores de cabezas dio a Young. Esto era a causa de que el sol quemaba la película de la cámara, por lo que tuvieron que dibujarlo en un acetato e iluminarlo por detrás. Fue lo único que se rodó en estudio. Ya que lo demás fueron todos exteriores repartidos entre España (Sevilla y Almeria), Marruecos y Jordania.

¿Qué falla entonces en esta cinta? Todos somos mortales, y alguien quien a priori parece inmortal como David Lean, demuestra no serlo. Culpa suya es tanto los grandes momentos de la película (que los hay), como los malos (muchos!). El ritmo de la película es tedioso, inconexo... brilla por su ausencia. Y en esta ocasión la duración de la película no es su aliada como puede ser en The Bridge over the River Kwai o Doctor Zhivago. Además de un mal guión por parte de Robert Bolt  y Michael Wilson incapaz de dar más fuerza a los diálogos o escenas, alargándolas de manera extenuante. Afortunadamente los Oscar a veces son justos y premiaron a Horton Foote por su adaptación de To Kill a Mockingbird.
En total fueron 7 las estatuillas que alzó el equipo de la cinta: Mejor Película, Director, Fotografía, Banda Sonora, Montaje, Dirección Artística y Sonido.

Podéis verla online aquí:

@solocineclasico

3 comentarios:

  1. Es triste tener una visión de "Lawrence de Arabia" como la que tiene el arriba no firmante. Para entender ésta película son necesarias varias cosas: 1) Conocer la historia de Lawrence y sus circunstancias. 2) Amar profundamente el desierto. 3) Apreciar que cada encuadre es la transmisión de un pensamiento y una circunstancia. 4)Entender que el cine es emoción, espectáculo, interpretación, guión y tempo. Y eso, David Lean, que fué un enorme montador, lo tenía aquilatado al milímetro. Nunca sentí ese aburrimiento del que
    habla, nunca sentí esos saltos ni esos baches. Es más, con un reparto como aquel, con un guionista como ese, con un Freddy Young en estado de gracia y, hay que destacarlo, con un Maurice Jarré en sus momentos mágicos, ¿había posibilidad de que fuera un fracaso? Quizás para algunos, "Breve encuentro" sea más cine
    pero dudo que aquello de que el cine es espectáculo, emoción y ensueño, lo cumplió largamente David Lean con su "Lawrence". Y, créame, siento que usted no sintiera lo que yo sentí: es irrepetible.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con la de arriba si firmante. Esta película es oro puro, fotografía, banda sonora.. cada diálogo huele a poesía.
    Técnicamente creo que es casi inmejorable y aunque puede que al final pierda un poco de ritmo, los dos primeras horas es de lo mejorcito que estos ojos han podido ver de cine como arte y espectáculo.
    Quizá yo no se objetivo porque es una de mis películas favoritas por no decir la primera y, obviamente, no todos podemos pensar igual, pero tildar "Lawrence de Arabia" como sobrevalorada, me parece cuanto menos atrevido. Película mítica y que quedará para el recuerdo en las siguientes generaciones.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...