lunes, 2 de septiembre de 2013

Películas - Años 60: Viridiana (1961)


VIRIDIANA (10/10)

Si había algún director de cine español del que podíamos sentirnos orgullosos durante la época del cine clásico ese era Luis Buñuel. Sí, teníamos a Berlanga o Bardem entre otros. Pero era Buñuel quizás el que contaba con mayor repercusión internacional y el que seguramente más obras maestras aportó a la filmografía de un español (teniendo en cuenta que gran parte de sus obras cuenta con nacionalidad mexicana o francesa). Ninguna de sus películas me gusta más que Calle Mayor (Juan Antonio Bardem, 1956), pero si que me resulta difícil encontrar otras más que superen a las de Buñuel. Mi conclusión es así de simple. Por eso creo que iba siendo hora de traer sus obras principales, y ¿qué mejor manera que con una de las pocas que realizó en España? No solo eso. Esta es la única cinta de la que podemos congratularnos de que se haya llevado la Palma de Oro en el prestigioso festival de Cannes. Aunque desde hace relativamente poco, ya que las autoridades franquista renegaron de la cinta y de la nacionalidad de la misma, haciéndose pasar por mexicana durante más de 15 años.
Desde mediados de los 50 la dictadura de Franco intentaba dar una imagen de apertura al mundo, de ahí que hiciese un llamamiento a los exiliados tranquilizándolos de cualquier tipo de represión. Uno de los que regresó fue Buñuel, creando gran expectación. El guión pasó la censura, a excepción del final, el cual Buñuel aprovechó para mejorar para que resultase más provocador. Según el mismo director, esta fue (junto a La edad de oro) la película con la que contó con mayor libertad de trabajo. 
Pasemos a hablar del argumento, el cual, si no habéis visto la película quizás deberías pensaros dos veces antes de leer, pero que tampoco supondrá ningún problema, ya que en las cintas de Buñuel lo que importa no es el "qué", sino el "cómo".
La historia nos presenta a Viridiana (Silvia Pinal), una joven novicia que está a punto de jurar sus votos para convertirse en monja de clausura. No tiene más familia que un tío (Fernando Rey) al que solo ha visto una vez, pero que ha costeado todos sus estudios y mantenimiento en el convento, de ahí que su superiora le inste a ir a visitarlo una última vez. Aunque reticente, Viridiana marcha al caserón que su tío tiene el campo. Completamente aislado de todo y todos, y con únicamente unos pocos sirvientes, la joven se encuentra con un hombre respetable aunque extravagante, ello provocado por el auto aislamiento y la pena por perder a su esposa la misma noche de bodas. Esta y Viridiana comparten un parecido físico total, de ahí que don Jaime (el tío) se obsesione con su sobrina haciendo todo lo posible para que se quede. La noche antes de que ella vuelva al convento don Jaime pide a Viridiana que se ponga el vestido de bodas de su esposa como última petición. Ella acepta regañadientes. Mientras están reunidos en una sala, don Jaime pide la mano de su sobrina en matrimonio. La joven se escandaliza y asusta, por lo que este la droga, dejándola inconsciente, la lleva a su habitación y trata de violarla, aunque se arrepiente en el último momento y desiste de su plan.
Al despertar Viridiana, a la mañana siguiente, don Jaime le cuenta que la ha deshonrado durante la noche para así conseguir que no se vaya al convento. Ella empieza a recoger sus cosas mostrando su asco y pena por su tío. Él le dice la verdad pidiendo que no le odie, a lo que ella hace odio sordos, ya que si bien no ha mancillado su cuerpo, si lo ha hecho con su alma, por lo que se marcha igualmente. Como último medio para que Viridiana no se marche, don Jaime se suicida, dejando como herederos a Viridiana y a un hijo que tuvo con una sirvienta antes de casarse, Jorge (Francisco Rabal). La joven no tiene más remedio que volver a la casa y desistir de su intención de convertirse en monja. A su vez llega Jorge, un personaje que no comparte ninguna característica con la ex-novicia salvo compartir el caserón que don Jaime les ha dejado en herencia. 
Cada uno tiene sus propios planes. Mientras que él trata de reconstruir la casa, modernizarla, y aprovechar los campos que su padre había dejado abandonados, ella acoge a los pobres del pueblo. Una noche que los señores de la casa marchan al pueblo, y que no tienen plan de volver hasta el día posterior, los pobres se introducen en la casa destrozándola por completo mostrando su auténtico carácter, y llegando a reproducir el cuadro de la última cena (algo imprevisto que surgió durante el rodaje). Jorge y Viridiana llegan por sorpresa, a lo que dejan inconsciente a Jorge y tratan de violar a la joven. Jorge convence a uno de los pobres para que mate al que está a punto de violar a Viridiana y consigue salvarla. Al día siguiente los pobres han dejado el hogar y Viridiana sufre una crisis de identidad. Ha fracasado por completo, por lo que, vencida, va hasta la habitación de Jorge con una intención no clara pero que podemos suponer que es rendirse ante él, a lo que sorprende con la criada de la casa. Jorge aún así la insta a entrar y acaban jugando juntos a las cartas, un alegórico trío. 
Este fue el final que la censura ayudar a construir, ya que la intención de Buñuel fue que Viridiana entrase a la habitación y se cerrase la puerta tras ella.
Analizar esta película es una gozada para cualquiera que ame el cine, ya que como la mayoría de las cintas de Buñuel, las alegorías y el surrealismo está presente en todo momento. Aunque no parezca más que un simple melodrama, es todo lo contrario. Es, como siempre, una película crítica que se ve a sí misma como un reflejo de su propia época y que incluso podríamos trasladar al día de hoy.
Para empezar, hablar de Viridiana es hablar del propio Buñuel. El ir y venir de la novicia a la casa de su tío es un reflejo de su ir y venir como exiliado. Cuando su tío está en el caserón, completamente aislado del mundo, con unas ideas y personalidad extravagantes no es más que la propia dictadura española en sus comienzos; y al morir este y llegar Jorge, un joven que desea reformas y cambios, aunque con una personalidad dura e intratable, muestra la intención de la dictadura de mostrar un espíritu reformador aunque no por ello excesivamente liberal. Y en medio Viridiana, Buñuel. La joven en la primera parte de la película desea entrar en el convento para ser monja de clausura, mientras que en la segunda parte se desvive para dar techo, comida y ropa a los pobres del pueblo. En ambas misiones fracasa, siendo el punto final un intento de violación. La sociedad en la que te ha tocado vivir no es la querías o merecías. Has de adaptarte o morir. De ahí el magnífico final cuando Viridiana acepta su destino.
Acerca del guión, algo a lo que Buñuel daba una importancia vital, debido a su pasado como guionista anterior a director, el mismo director decía que un buen guión dejaba la película casi terminada. En este caso, los personajes están perfectamente unidos por algo muy simple como era la comba de la hija de la sirvienta. Es la comba con la niña juega al comienzo de la película, la comba que don Jaime usa para suicidarse, y la misma que el pobre que trata de violar a Viridiana usa como cinturón. 
Como he dicho anteriormente, la película está perfectamente diferenciada en dos partes, en las que Viridiana es la protagonista y la que acompaña en cada una alguno de sus familiares, o don Jaime o Jorge. Ambos desean a la joven, y son víctimas de la gran tensión sexual que Viridiana desprende inintencionadamente, de ahí que el desenlace de ambas partes sea con el intento de violación.
En el caso de don Jaime puede recordar a la obra maestra de Hitchcock, Vertigo, en la que ambos protagonistas están enamorados de una muerta a la que tratan de sustituir con una viva con la guarda gran parecido y la que transforman.
Y finalmente, sobre los pobres. El propio Buñuel negó que su intención fuese el realizar una crítica sobre la caridad cristiana, importante y necesaria ayer, hoy, y mañana, pero si que hace una crítica a la intención de alterar el "modus operandi" de estas personas por parte de Viridiana. Nos encontramos con el pobre honesto que prefiere marcharse antes de llevar una vida de beatería que es lo que ofrece la joven, no sin antes pedir una limosna. Los otros son más avispados y siguen el juego a la ex-novicia sin por ello cambiar un ápice su personalidad. Son supervivientes, son duros, son crueles, harán lo que sea para seguir adelante y por un lado, disfrutar de las comodidades del hogar que se les ofrece, y por otro comportarse artificialmente como al joven desea. Pero no por ello van a dejar de ser lo que son. Como amenazan al leproso nada más marcharse Viridiana, o como entrar en el hogar de la que les ha acogido, destrozándolo por completo, e incluso tratando de violar a la joven al sorprenderlos. 
Como punto final, nos anécdotas sobre esta película que me encanta. Los encargados de dar vida a los pobres eran actores profesionales, principalmente de teatro, que Buñuel escogió personalmente ya que buscaba auténticos despojos sociales (algo que en España le costó más trabajo que en México), y especialmente al leproso, el cual no era actor profesional. Malagueño como yo, este hombre era pobre realmente, además de alcohólico sin remedio. Por lo que el propio Buñuel trabajó sin descanso con él para obtener el resultado deseado. Hay una escena en la que el leproso ha de coger una hogaza de pan y soltarla al mismo instante porque uno de los pobres le sacude en la mano, sin embargo el hombre no la soltaba. Para él era comida.
Y otro detalle fue la publicidad que le dio un crítico de cine del vaticano a la cinta. UNINCI era la productora española que se encarga de co-producir la cinta. Contaba con múltiples problemas para llevar sus cintas adelantes debido a las autoridades españoles, además de escasos medios para promocionar sus películas. Sin embargo, gracias al análisis negativo del crítico del vaticano, el cual pedía la ex-comunión de todos los miembros del rodaje, Viridiana consiguió una publicidad brutal, algo que de otro modo quizás no habrían conseguido.

Podéis ver la película online aquí:


@solocineclasico

4 comentarios:

  1. Que gran artículo te mandaste!!! Vos cada vez escribís más y yo menos jajaja.
    Decí que avisaste que ibas a contar todo, jajaja hasta el final.
    Pero es cierto (yo solo vi una peli de él) el importante es el cómo, a veces, contar mucho no es malo.
    Y como siempre, excelentes las anécdotas!!!

    ResponderEliminar
  2. Desde mi última visita (en la que pude disfrutar viendo una peli a través del servicio "cine on-line gratis") observo que,lamentablemente,el copyright impide hacerlo..Es una gran pérdida que, sin embargo, no desmerece el mérito de la página ni su contenido.No obstante, en mi opinión, debería reeditarse algún apartado de las entradas para dejar claro que esta opción ya no existe.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. toda la informacion sobre el cine me parece perfecta en cuanto para ver los largometrajes en imposible ver nada de nada . total mucho comentario , pero eso de ver la peli nada de nada .

    ResponderEliminar
  4. ha y eso que aparece arriba de podeis ver la pelicula aqui es pura mentira , es una pagina la cual te pide tu numero de movil para poder ver la peli , pura publicidad , lo siento, pero esta pagina de peliculas para poder ver nada de nada , adeu

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...