martes, 3 de septiembre de 2013

Películas - Años 60: Campanadas a Medianoche (1965)


FALSTAFF - CHIMES AT MIDNIGHT (9/10)


Laurence Olivier, Charles Laughton, John Gielgud, Orson Welles, todos estos monstruos de la interpretación comparten un común denominador, Shakespeare. Todos dieron vida alguna vez a las palabras del más importante dramaturgo de habla inglesa de la historia. Todo buen actor comprende a Skakespeare, es una norma no escrita que sigue vigente hoy en día. Y si bien podemos decir que la fama fílmica la alcanzó Olivier durante la primera del siglo XX, fue seguramente Welles el que mejor supo llevarlo a la pantalla hasta la llegada en 1989 del Enrique V de Kenneth Branagh. Como en la mayoría de sus películas, Welles tuvo problemas de producción y distribución, teniendo que poner dinero de su propio bolsillo con tal de llevar a cabo lo que él consideraba su gran pasión "hacer películas". Buena prueba de ello es Othello, y la locura que supuso su rodaje.
Pero quiero empezar a hablar de las andanzas de Welles con Shakespeare con la que sería su última, y más lograda, adaptación del inglés. Se trata de Campanadas a Medianoche, para el propio director, su más lograda y querida película. De hecho, en una entrevista afirmó que si al entrar al cielo le pedían una película él escogería esta.
La historia nos presenta a Falstaff, un descarado, vicioso y entrañable caballero de su majestad, el rey de Inglaterra, algo entrado en años y con un preocupante sobrepeso, que está influyendo negativamente al heredero de la corona, el príncipe de Gales, Henry V. Estos se pasan el día bebiendo jerez, en compañía de prostitutas y maleantes con los que asalta a peregrinos y sirvientes de la corona. Pero un grupo de rebeldes, encabezados por el primero del legítimo heredero de la corona les declaran la guerra, por lo que tanto Hal (Henry V) como Falstaff tendrán que poner rumbo al frente. En el transcurso de la historia, Hal irá descubriendo que a pesar del cariño y amistad que guarda con Falstaff, este no una buena influencia y no puede confiar plenamente en él.

Hasta cinco obras de Shakespeare llegó a adaptar Welles para esta cinta: Henry IV primera parte, Henry IV segunda parte, Richard II, Henry V, y algunos diálogos de Las alegres comadres de Windsor. Esto se debía principalmente a la presencia del recurrente personaje de Falstaff, en opinión del propio Welles, la mejor creación de Shakespeare. Ambos comparten la idea sobre este personaje que representa a la antigua y alegre Inglaterra en comparación con la moderna. Welles era una personaje que rechazaba lo moderno (según sus propias palabras), de ahí su cariño hacia este personaje que consigue ser el protagonista absoluto de un gran reparto de secundario con peso incuestionable. Todo comenzó en 1930, cuando Welles no era más que un imberbe estudiante que quería adaptar varias de las obras de Shakespeare sobre los distintos reyes ingleses en una representación de más de tres horas. Ya en 1939, en el famoso Mercury Theatre, Welles presenta Five Kings, en la que adapta a Henry IV (ambas partes) y Henry V en una misma representación, y en la que ya da vida a Falstaff. De ahí tenemos que avanzar hasta 1960 en la que Welles vuelve a dar vida a Falstaff en una nueva versión de Five Kings, que esta vez se titula Chimes at Midnight, y en la que su papel cobra mayor importancia. Anteriormente este personaje se había limitado a ser poco más que un payaso, ladrón y mentiroso, pero con Welles cobra una identidad superior. Se trata más de una víctima de su época que de adorable criminal. Sus diálogos cobran mayor fuerza e intensidad con Welles, lo que provoca en parte el rechazo de la crítica habituada a las obras de Shakespeare. Eso no importó mucho a Welles, que en 1964 comienza la producción de la adaptación de Chimes at Midnight. Ese mismo año convence a su amigo, el productor español Emiliano Piedra para producir su película. Este piensa que no es un proyecto rentable y le pide que adapta La isla del tesoro, a lo que Welles acepta afirmando que puede llevar a cabo ambas obras a la vez. Piedra le cree, por lo que Welles comienza con los preparativos de Campanadas a Medianoche, y la creación de los decorados, afirmando que servirán para ambas películas (cosa que no era cierto). Welles se hizo con la suya.

El rodaje duró desde septiembre de 1964 hasta abril de 1965. La cinta fue presentada en Cannes donde se llevó varios premio aunque contó con el rechazo de la crítica y el público.
Fue una cinta que sufrió el fracaso y la crítica en su época pero que poco después fue descubierta por una nueva generación de cineastas y críticos que llegaron a afirmar que era la mejor obra de Welles. Su legado es incuestionable, y os voy a dar un ejemplo muy sencillo. La famosa batalla de Shrewsbury que se reproduce en la película sigue impresionando, llegando al punto que influyó tanto a Mel Gibson como Steven Spielberg para las batallas de Braveheart y Saving Private Ryan respectivamente. ¿Por qué? Debido a los escasos recursos económicos que Welles contaba para la película, tuvo que rodar la batalla con apenas 200 extras y cámara en mano. El espectador se sumerge en medio de la batalla, siendo testigo de toda la violencia y crueldad de la misma. El magnífico montaje de la misma, la fotografía, y la música con coros de fondo da un mayor tono épica a la escena en sí.
A día de hoy es una película que resulta difícil de visionar "legalmente" debido a los problemas de propiedad. De producción suizo-española, la cinta cuenta con nacionalidad suiza pero aún se disputan los temas de distribución, etc... Pero como en los tiempos que corren, eso no ha de ser ningún problema, aquí os dejo el enlace de YouTube para que podáis disfrutar de esta obra maestra.


@solocineclasico

2 comentarios:

  1. La confrontación entre lo antiguo y lo moderno es el tema central de prácticamente todas las películas de Welles. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Dependiendo de la cinta, por supuesto, pero es algo siempre presente en la personalidad del autor, debido a eso lo apreciamos en su filmografía.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...