miércoles, 7 de agosto de 2013

Películas - Años 60: Psicosis (1960)


PSYCHO (8,5/10)

Antes de comenzar a leer os invito a recordar, si no lo habéis hecho ya, el famoso tema de la banda sonora de esta cinta. Sí, sabéis de cual hablo, el de la ducha. Cerrad los ojos, recordad la escena, podéis silbarla o tararearla. Muy bien. Posiblemente también se os haya venido a la cabeza alguna escena que conmemora/homenajea a esta misma. A mi se me viene la de los Simpson, entre otras muchas. Y es que estamos ante otra de esas obras capitales del cine clásico que uno se pregunta, ¿son míticas por su calidad o por su propia fama? ¿Existe alguna película con más frases conocidas que Casablanca? ¿Por qué? Muchos se cuestionan actualmente su verdadera calidad. Yo mismo lo hice durante un tiempo, aunque reconozco plenamente que la obra de Michael Curtiz es maestra. ¿Qué ocurre con Psyco? Janet Leigh huyendo, llega a un motel y allí alguien la mata en la ducha, siendo esta escena considerada como una de las más conocidas e importantes del cine. Pero... ¿qué más es Psyco? ¿Es solo una escena que aterró e hizo gritar al mundo entero, o es algo más?
Sí queréis conocer más sobre la producción de esta película os invito abiertamente a que veáis Hitchcock (Sasha Gervasi,2012), de la que ya hemos hablado aquí con anterioridad.
Sobre el argumento, está basado en la novela de Robert Bloch, que así mismo, también se basa ligeramente en los asesinatos de Ed Gein en Wisconsin, EEUU. Hitchcock acababa de estrenar con gran éxito North by Northwest, pero el director británico quería ir a más. Quería volver a ser considerado el maestro del suspense, y ¿por qué no? el maestro del terror. Hitchcock intentó con Vertigo lo que H. G. Clouzot había conseguido con Les Diaboliques, adaptar con éxito una intrigante obra del duo francés Pierre Boileau y Thomas Narcejac. Si bien lo consiguió con creces, Hitch no disfrutó del reconocimiento de su obra hasta mucho tiempo después. Estas razones son la que le llevan a embarcar en un proyecto casi suicida. Un proyecto por el que ha de poner su propio dinero. Un proyecto con el que se arriesga a perderlo todo reinventándose con 60 años.
Una joven y apuesta secretaria (Janet Leigh) huye de su empresa tras haber robado una considerable cantidad de dinero para reencontrarse con su novio. La chica no es precisamente un lince a la hora de no levantar sospechas, ya sea vendiendo su coche y comprando otro, o intentando dejar atrás a la policía. Finalmente, llega a un motel donde se dispone a descansar y recargar las pilas. Al menos eso va a intentar mientras conoce al encargado de dicho local, Norman Bates (Anthony Perkins), cuya agradable, a la par que extraña personalidad incomodarán a la chica. ¿Qué mejor para tranquilizarse que una buena ducha? Craso error. La "madre" de Norman, a la que no vemos el rostro, y la cual parece tener poseído a su hijo entra en escena acuchillando a la joven. Al mismo tiempo, tanto la hermana como el novio de la chica se pregunta que ha sido de ella, lo que los llevará al motel y a descubrir la terrible verdad sobre la familia Bates.
La relación de Hitchcock con las mujeres siempre ha sido uno de los temas más interesantes y controvertidos de su biografía. Su mujer, sus actrices, y por supuesto, su madre. Siempre buscó un mismo referente o patrón en cada una de ellas, lo que le llevaba a obsesionarse. No es extraño que Hitchcock viese en esta película algo de el mismo. La relación de Norman con su madre. El carácter posesivo de esta y lo que llegó a influir en Norman recordó al propio Hitch su relación materna. ¿Y en qué puede llegar a convertirse la obsesión de un persona? En terror. Pero no un terror cualquiera. Un terror real, humano, psicológico. Eso es algo que si bien Hitchcock no inventó para el cine, si asentó un modelo de género cinematográfico, el thriller psicológico. La atmósfera del motel, cargada de detalles simbólicos (como a Hitchcock le gustaba), junto a la construcción de una personajes reales e inolvidables hacen de Psicosis algo especial y casi único en su tiempo.
El público estaba acostumbrado al terror propio de monstruos o fantasmas, pero ¿y el miedo a lo real? Miedo a algo que nos parece cotidiano y tranquilo. Miedo a algo que puede que pasarnos sin preveerlo. Eso, amigos míos, es Psicosis. Así es como Hitchcock consiguió quitarse la espinita de Vertigo.
La película fue todo un éxito tanto para la crítica como para el público, gracias en parte a la campaña de secretismo orquestada por el propio Hitchcock y el gran final de la película. Obtuvo cuatro nominaciones al Oscar entre las que destacan Mejor Director y Mejor Actriz Secundaria para Janet Leigh. 
El mejor, y a la vez peor parado, fue sin duda alguna el actor Anthony Perkins, al que se le relacionó por el resto de su carrera con el papel de Norman Bates.

Podéis ver la película online aquí:

@solocineclasico

2 comentarios:

  1. Esta fue una de las películas que me gustaron de Hitchcock. La vi hace tiempo, había escuchado hablar de ella, pero no sabía de qué iba. En palabras simples, creo que me sorprendió de inicio a fin. Al principio, creía que la peli se refería a la secretaria que roba el dinero y huye y la persecución; pero cuando pasa lo del Motel, quedé en shock. Fue algo que no esperaba, pero que me sorprendió gratamente. Desde ahí admiro Hitchcock y a Anthony Perkins. Para mí es una obra maestra.

    ResponderEliminar
  2. Hola. He llegado a este blog buscando una película que tenga una escena en la que se vea a una secretaria tomando notas de su jefe (quien le dicta una carta). He visto esta escena por lo menos en dos o tres películas, pero soy incapaz de acordarme de ningún título. ¿Sabes de alguna película en la que se vea esto? Lo necesito para un trabajo en la Universidad. Gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...