viernes, 9 de agosto de 2013

Películas - Años 50: Vivir (1952)


IKIRU (9/10)


-¡Hacía treinta años que no veía una puesta de sol!

De la misma manera que no todas las cintas de John Ford eran sobre vaqueros e indios, no todas las películas de Akira Kurosawa eran sobre samuráis. Está bien tener esto presente en cuanto a la biografía del "emperador" nos referimos. ¿Queréis una buena prueba de ello? Apuntad este título, Vivir.
Kurosawa nos lleva al Japón de los años 50 presentando a un grupo de ciudadanas preocupadas por el estado de su barrio, y en concreto el de una zona donde solicitan que realicen un parque para los niños. Sin embargo, en cada departamento las envían a otro distinto mostrando el funcionamiento clásico de la burocracia estancada en el sistema de "no es mi problema, es tuyo", ausente de que cualquier atisbo de humanidad. Uno de los jefes de uno de los muchos departamentos por el que pasan las mujeres es Kanji Watanabe (Takashi Shimura), un viejo funcionario que lleva más de treinta años trabajando en el mismo lugar, haciendo lo mismo cada día, y cuya vida no parece tener más sentido que el ir a trabajar cada día. O al menos eso es lo que parece hasta que le detectan cáncer de estómago. Con apenas unos meses de esperanza de vida, absolutamente perdido, desorientado y hundido, Watanabe trata de disfrutar los últimos momentos de su vida, a pesar de que jamás ha disfrutado nada, ni con su trabajo, ni con su familia. No será hasta cuando una joven que trabajaba con él en la oficina le anima a buscar algo con lo que pueda sentirse útil y conectado a alguien. De ahí que el último propósito del señor Watanabe sea hacer posible la construcción del parque infantil. 
Basada en parte en la novela corta de León Tolstói, La muerte de Iván Ilich, Kurosawa realiza una feroz crítica hacía el estado japonés, su burocracia, y sus trabajadores. Como estos han perdido todo rastro de humanidad, siendo sustituidos por piezas de engranaje de un sistema que el que la mayoría de ellos son innecesarios y que no hacen más que entorpecer el avance y progreso de la sociedad. Como diría Marx, están alienados, sólo que esta vez es el Estado el responsable. De entre todos ellos, vamos a parar a uno de los ejemplos más tristes que podríamos encontrar, el de un hombre que en treinta años jamás ha faltado al trabajo. Este hombre ha perdido el rumbo en el sentido de que su vida no tiene sentido si no es para su trabajo, el cual tampoco disfruta ya que no hay goce posible en este. No se plantea otra cosa, no es capaz de levantar la cabeza para ver más allá. No es hasta que descubre que su vida está cerca de su fin cuando realmente abre los ojos y ve que esta no ha tenido sentido alguno. No ha hecho nada meritorio, nada por lo que se sienta satisfecho o realizado, y el tiempo se le acaba...
Mientras vivía era una "momia" (cómo le apoda la joven de su oficina), un hombre sin vida; sin embargo, ahora que esta se le acaba, es cuando ansía vivir. El ser humano y su costumbre de no saber apreciar lo que tiene hasta que está a punto de perderlo, sino lo ha perdido ya.
Podríamos decir que el personaje que interpreta Takashi Shimura (posiblemente el mejor trabajo de su carrera) es uno de los grandes héroes de la historia del cine. Un hombre que se atrevió a enfrentarse al sistema de una manera muy particular, tratando que este funcionase. Toda una osadía. 
Kurosawa recibió excelentes críticas por su cinta. No sería hasta dos años después cuando volviese a sorprender a todos entrando definitivamente en la historia del cine con Los Siete Samuráis.
Aunque realmente disfruté la película, y en especial el final de la misma, con Shimura entonando "Gondola no uta", la cinta, como casi todas las clásicas japonesas, resulta muy lenta en ocasiones. Aunque las actuaciones del reparto son excelentes, en ocasiones resultan exageradas para el público occidental (más si este no ha visto antes ninguna película japonesa). 
Una de las mejores películas japonesas de la historia. 


@solocineclasico

2 comentarios:

  1. AKIRA KUROSAWA GRAN GENIO DEL CINE JAPONÉS, MAESTRO DE LA CINEMATOGRAFIA MUNDIAL.

    ResponderEliminar
  2. Que pelicula por dios! Es de lo mas grande que he visto en toda mi vida.
    Me decidi a verla porque era de Kurosawa, pero en realidad, pense que me iba a arrepentir porque es muy vieja y seguramente seria dificil de digerir.
    Si, es larga, y pesada de a momentos, pero es impresionante lo que te deja, lo que sentis con esta pelicula. Inexplicable

    Tengo una critica de ella en quepasasicomentopeliculas.blogspot.com.uy
    Saludos, y visiten!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...