jueves, 8 de agosto de 2013

Películas: Años 20 - La Ley de la Hospitalidad


OUR HOSPITALITY (8/10)

Estamos ante la segunda película dirigida por Buster Keaton tras 3 Ages, en la que parodiaba la cinta de D. W. Griffith Intolerancia. En esta nueva comedia, Keaton empieza a mostrar, no solo su talento para contar comedias con argumento, sino su pasión por el siglo XIX, y lo que suponía adaptar esa época en su película. Principalmente, podía contar con elementos propios de aquellos años como las primeras locomotoras (asentando un precedente para su obra maestra, The General). 
La historia nos narra la relación entre dos familias rivales, los Canfield y los McKay, y como se han matado entre ellos desde los últimos años. El último McKay, Willie, apenas un recién nacido, es enviado a Nueva York con unos familiares para poder escapar de esta encarnizada lucha. Pero cosas de la vida, el azar consigue reunir en un tren al joven Willie McKay (Buster Keaton) veinte años después con la hija de los Canfield (Natalie Talmadge) de camino a su pueblo de origen. Willie desconoce la historia de su familia, ni lo que le aguarda en su pueblo. Tampoco tendría razón para preocuparse, ya que se enamora de la joven Canfield, siendo además respondido, durante un viaje con no pocos infortunios y momentos cómicos. Nada más llegar al pueblo, la chica invita a Willie a cenar a su casa. Al mismo tiempo, el padre y los hermanos Canfield descubren quien es el joven y tratan de acabar con él, aunque nunca dentro de su hogar ya que le habían ofrecido hospitalidad antes de saber quien era. Willie no sabe como salir airoso de esta situación.
Basada en la historia real de las familias Hatfields (Canfield) y McCoys (McKay), y con cierto toque Shakesperiano que recuerda a Romeo y Julieta, Keaton se enfrenta a su primera película real en el más estricto sentido de la palabra. Si bien 3 Ages era su primer largometraje, este no era más que tres historia separadas, o tres cortometrajes con un tema en común que buscaba "satirizar" una de las cintas más recordadas de Griffith. En esta película de 74 minutos, Keaton cuenta una historia con personajes bien definidos y situaciones acordes a la historia, en vez de ocurrentes como método de relleno. Tampoco se limita a contar una comedia, ya que la misma cuenta con momentos trágicos y dramáticos, sabiendo entrelazarse con los momentos humorísticos.
Esta cinta consta de una curiosidad personal, y es que es la única película en la que intervino Natalie Talmadge, primera esposa de Keaton, y con la que tuvo una relación realmente turbulenta. Además, también es la única cinta en la que aparecen tres generaciones de Keaton. Joe Keaton (el padre de Buster), Buster Keaton Jr. (el hijo de Keaton), y el propio Buster.
No somos testigos de una obra maestra, pero si que podemos considerarla como de sus mejores películas, más teniendo en cuenta que era la segunda que realizaba.
Joe Robert, amigo y compañero de Keaton, sufrió un derrame cerebral durante el rodaje de la película, muriendo poco después del estreno. En la cinta interpreta al padre Canfield.

Podéis ver esta película online aquí:

@solocineclasico

1 comentario:

  1. es verdad, es muy buena pero para mi no esta ni cerca de una lista con sus 5 mejores... es que todo su cine es genial, difícil elegir... y los trenes era algo recurrente en sus cortos y sus films por igual... salu2

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...