miércoles, 10 de julio de 2013

Películas - Años 40: Que el cielo la juzgue (1945)


LEAVE HER TO HEAVEN (8,5/10)

Nos encontramos ante una película que todo persona enamorada debe ver al menos una vez en la vida. Tened cuidado con la belleza. Prestad atención también al interior ante de tomar ninguna decisión precipitada. Porque más de uno asentiría con la cabeza mientras se limpia la baba diciendo que sí a salir o casarse con una gran belleza, ¿verdad? Si la persona en cuestión desprende una hermosura total, una fuerte personalidad, y parece estar perdidamente enamorada de nosotros, ¿quién dice que no? ¿Quién le dice que no a Gene Tierney? Pues no sería de extrañar que hubiese algo más.
De eso trata "Que el cielo la juzgue": Un conocido escritor conoce a una hermosa y cautivadora joven en el tren. Se enamoran y deciden casarse precipitadamente a pesar de que ella estaba comprometida. El matrimonio comienza con buen píe. Ambos están muy enamorados, y ella es encantadora con el hermano pequeño de él. Pero esta no tardará en mostrar un comportamiento en exceso posesivo, además de un celos patológicos y asesinos, que traerán la tragedia y el desastre a todos los que le rodean, y finalmente mente, al propio marido.
Estamos ante la conocida historia de celos y odio que llevan a una persona a cometer actos de locura y odio. La belleza de la protagonista (Gene Tierney) subyuga a las personas que la rodean consiguiendo lo que quiere. Esto, y el carácter posesivo de la misma lleva a sus "elegidos" a la muerte por agotamiento y opresión; de la misma manera que a los que ella misma ve como un obstáculo para conseguir lo que quiere. ¿La razón? Ahondar en la psicología no es mi campo, pero la propia historia nos da algunas pista sobre los motivos que llevaron a la protagonista a convertirse en una maniática posesiva. La relación con el padre podría haber sido de carácter incestuoso, lo que supondría un trauma infantil que explicaría los momentos de inexpresividad, su distanciamiento con la madre, sus ausencias mentales, sus ataques de rabia e irascibilidad cuando algo no sale como ella esperaba. Además del hecho de que se enamore del protagonista, el cual todos afirman guarda un enorme parecido con el difunto padre de la joven.
Basada en la novela homónima de Ben Ames Williams, "Leave her to heaven" fue la mayor producción de la Fox durante los años 40. Nos encontramos ante un melodrama psicológico, nada fácil de ver, rodado principalmente en exteriores y con una fotografía en Technicolor de Leon Shamroy, lo que supuso un gran contraste con los melodramas de la época, con ambientación interior y en blanco y negro mayoritariamente. Los tonos de color son generalmente azules, al igual que los ojos de la actriz Gene Tierney, lo que parece invitarnos a ver el mundo un poco más como ella misma cree. Y sin dejar de hablar de la actriz, nos encontramos ante seguramente el mejor trabajo de su carrera. Alcanzó la fama mundial por Laura, y sigue siendo su película más recordada. Pero es en esta película donde tiene la oportunidad de crear uno de los personajes femeninos más emblemáticos de la historia del cine clásico a la altura de trabajos como los que pudo realizar Bette Davies o Joan Crawford. Fue por este papel por el que consiguió su única nominación al Oscar.
Tuvo John M. Stahl, director de la cinta, la oportunidad de su vida con esta película, y la supo aprovechar. El resultado es perfecto, siendo esta posiblemente la mejor película de su carrera. Del resto del reparto, cabrían destacar a Cornel Wide, dando vida al torturado y cautivado esposo; Jeanne Crain, como la hermana de Tierney, de una belleza casi comparable a la de la actriz; y sobretodo a Vincent Price, en un corto, pero memorable papel como el novio despechado.
Otra joya más del cine americano de los años 40. Pero esto no queda ahí, pronto vendrán muchas más. Sed pacientes.

Podéis ver la películas online aquí:

@solocineclasico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...