martes, 2 de julio de 2013

Libros: My Lunches with Orson


Hitchcock tenía, y sigue teniendo su ejército de fans; al igual que Billy Wilder, Charles Chaplin, Stanley Kubrick... pero ¿ha habido una figura más fascinante en la historia del cine que Orson Welles? ¿Realmente la ha habido? Yo creo que no. Y es que fue todo un personaje. Uno de los mejores actores y directores de su época. Responsable de posiblemente la mejor película de la historia, y era la primera en la que trabajaba. Dejó sin terminar un gran número de trabajos, incluido una película sobre el Quijote. Mantuvo desencuentros con todo Hollywood, lo que le supuso una eterna enemistad con buena parte de la industria.
En 1983 comenzó a realizar una serie de entrevistas con su amigo Henry Jaglom con la idea de transcribir las cintas tiempo después para llevar a cabo una autobiografía. En dichas entrevistas, sin autocensura, y con un tono la mar de distendido, hablan de todo un poco, aunque especialmente a cerca de la relación entre Welles y algunos de los personajes más famosos de Hollywood como Joseph Cotten, John Wayne o Marilyn Monroe, a los que no dudaba en elogiar, u otros con los que no guardaba reparo alguno en criticar.
De Laurence Olvier pensaba que era un "estúpido", y que sus primeras escenas de King Lear (Michael Elliot, 1983) eran "lo peor que he visto en toda mi vida"; llama a Charles Chaplin "arrogante"; a James Stewart "mal actor"; a Jennifer Jones "inútil"; y considera a Joan Fontaine "limitada a dos expresiones y ya".
En los casos de Hitchcock, Stanley Kramer o Better Davies entra más en materia: del director inglés dice "Nunca he entendido el culto hacia Alfred Hitchcock. Sobre todo hacia sus películas norteamericanas tardías". "Egocentrismo e indolencia; tienen iluminación de programas de televisión. Anoche vi una de las peores películas que he visto nunca -La ventana indiscreta-. Es completamente insensible a lo que una historia de voyeurismo debería ser". "Lo increible fue descubrir que Jimmy Stewart puede ser un mal actor. Incluso Grace Kelly está mejor que Jimmy, que sobreactúa".
Humphrey Bogart tampoco se libra: "iba por los bares buscando pelea", pero su mayor odio iba dirigido a Stanley Kramer: "Era un hombre odioso". Katharine Hepburn o Bette Davis eran de las feminas que peor opinión tenían Welles, aunque el caso de Elizabeth Taylor es especialmente curioso. Richard Burton se le acercó en un restaurante diciendo: "Estoy con Elizabeth y quiere conocerte, ¿puedo traerla a tu mesa?", Welles contestó: "No. Como puedes ver, estoy comiendo". El director tenía una gran opinión sobre Burton, pero pensaba que Taylor lo arruinó en todos los sentidos.

Tras la muerte de Welles en 1985, Henry Jaglom guardó las cintas en su garaje ante la imposibilidad de llevar a cabo dicha autobiografía. Hasta que llegó el periodista experto en cine Peter Biskind, quien recogió, recogió y transcribió las cintas para llevar a cabo un libro que destapa a Orson Welles como nunca antes habíamos imaginado.
El libro estará a la vente en inglés a partir del próximo 16 de Julio. 

VÍA: Cinemanía
@solocineclasico

1 comentario:

  1. no sé eh, era un genio pero a la vez muy desparejo en todo lo que hizo... Chaplin tuvo una vida fascinante además de ser un genio, Kubrick y su hermetismo brindaron fábulas enteras.... hasta Buster Keaton y su vida de ensueño fue mas interesante de Welles... ojo, quizá sean los mass grande de todos los que nombramos, es difícil elegir... salu2....

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...