domingo, 14 de julio de 2013

Historia del Cine: Femmes Fatales

Femme Fatale es una expresión francesa referida a la "mujer fatal", normalmente una villana que hace uso de su sensualidad y atractivo para atar a los hombres que no pueden resistir la tentación que ella les incita. Es un personaje habitual tanto en el cine como en la literatura de género criminal, misterioso, thriller, e incluso terror. Este personaje va siempre acompañado de las mismas cualidades: una atractiva y potente belleza; un aura misteriosa; una sexualidad insaciable; y por lo general, suelen confundir a los protagonistas de manera que en ocasiones no sabes a ciencia exacta si están a favor del bien o del mal, aunque siempre se arriman al sol que más calienta. 
En Estados Unidos se las conocía como las "Vamp", debido a que por lo general solían ser mujeres extranjeras capaces de "chupar" el alma a sus víctimas mediante la explotación sexual o financiera.
En el cine empezamos a verlas con mayor asiduidad a partir de los años 40 con las películas de cine negro, aunque también podemos encontrar referentes en cintas de los años 20 y 30. Podemos enumerar a un gran número de actrices que dieron vida a este tipo de mujeres con mayor o menos éxito, consiguiendo algunas el ser inmortalizadas en este rol. Estas son las más conocidas y sus interpretaciones más importantes:

Lauren Bacall: La que acabaría siendo la última esposa de Humphrey Bogart alcanzó precisamente la fama dando vida a la mujer fatal que enamoraba tanto en la pantalla como en la vida real al mítico actor. To have or not have (Howard Hawks, 1944) y The Big Sleep (Howard Hawks, 1946) son sus mejores ejemplos.

Joan Bennet: Si Bacall alcanzó la fama, además de por su propio talento, por la dupla de hombres con los que trabajó (Hawks-Bogart), Joan Bennet no se queda atrás. En su caso, fueron el mítico director alemán Fritz Lang y el actor Edward G. Robinson, con los que realizó The Woman in the Window (Fritz Lang, 1944), y Scarlet Street (Fritz Lang, 1945), consideradas dos obras maestras de este género.

Rita Hayworth: Una de las mujeres más sensuales y deseadas del mundo hasta la llegada de Marilyn Monroe eclipsó a más de uno con sus interpretaciones de femme fatale. La versatilidad de la actriz conseguía confundir a la mayoría, haciendonos dudar si estabamos ante un atractiva e indefensa mujer que ansiaba ayuda y comprensión, o de una auténtica vampiresa con una plan perfectamente trazado. Caben destacar sus trabajos en Gilda (Charles Vidor, 1946) y The Lady from Shanghai (Orson Welles, 1947).

Barbara Stanwyck: Aunque he comenzado por las tres primeras debido a que dieron vida más de una vez a mujeres fatales en joyas del género, hay posiblemente una mujer que pueda destacar por ser la femme fatale más importante de la historia. La razón, protagonizar posiblemente una, sino la mejor, película de cine negro de la historia. Se trata de Barbara Stanwyck y su papel en Double Indemnity (Billy Wilder, 1944).

Anne Baxter en All About Eve (Joseph L. Mankiewicz, 1950) donde engañará a todos y todas haciéndose pasar por una inocente y dulce aspirante admiradora de Bette Davies, para llegar a ser una gran actriz de teatro.

Marlene Dietrich en Der Blaue Engel (Josef von Stenberg, 1930). La femme fatale por excelencia, aunque más bien debido a que hizo de su propia imagen la de una mujer fatal. El mejor ejemplo en su filmografía lo encontramos en la película de von Stenberg donde engatusa a un respetable profesor, interpretado por Emil Jannings, haciéndole descender a un infierno de burlas y humillación.

Greta Garbo en Flesh and the Devil (Clarence Brown, 1926) uno de los ejemplos más tempranos que se me vienen a la cabeza. Película de género mudo donde la Garbo hace uso de su atractivo para enfrentar a dos hombres.

Ava Gardner en The Killers (Robert Siodmak, 1946). En este caso, la actriz da vida a la novia de un mafioso que usa a joven excombatiente para hacerse con el dinero de un atraco que preparan.

Jane Greer en Out of the Past (Jacques Torneur, 1947). Creía que no había actriz más hermosa en el cine clásico que Gene Tierney. Al menos eso creía hasta que vi a Jane Greer, que si no supera a la primera, al menos es igual de hermosa. Típica femme fatale que hace uso de su belleza y necesidad de protección para que los hombres acudan a ella.

Veronica Lake en This Gun for Hire (Frank Tuttle, 1942) Algunos se llevaron las manos a la cabeza al no contar con Veronica Lake en la lista de mujeres más hermosas del cine clásico. Bueno, es algo de lo que sigo sin arrepentirme. No es de mi gusto, ¿qué se le va a hacer? Pero desde luego, no podía dejar de contar con ella para este listado, y en especial por esta cinta.

Sue Lyon en Lolita, (Stanley Kubrick, 1962) La femme fatale más joven de esta lista, y posiblemente de todas las que se realicen jamás. Lolita consigue atraer al profesor Humbert, no sólo con su sensualidad y belleza, sino por lo atrayente de lo prohibido.

Marilyn Monroe en Niagara (Henry Hathaway, 1953) Incluso la mujer más deseada de la historia del cine interpretó a una terrible mujer sin escrúpulos en "Niagara". En ella, planea matar a su marido con un ayuda de su amante.

Lana Turner en The Postman Always Rings Twice (Tay Garnett, 1946) Pocas veces se han realizado con mayor atención y cuidado una película para lucimiento personal de su protagonista como en este caso. Lara Turner es la estrella absoluta de este gran clásico que contó con un remake interpretado por Jack Nickolson y Jessica Lange.

Lizabeth Scott en Dead Reckoning (John Cromwell, 1947) Una vez más, Humphrey Bogart tiene la suerte de caer en la red de un femme fatale como fue Lizabeth Scott, en mi opinión, una versión menos agraciada que Lauren Bacall.

Jean Simmons en Angel Face (Otto Preminger, 1952) Siento gran predilección por Jean Simmons. Sin ser una de las actrices más atractivas de la historia, tiene algo que me atrae de manera sobrenatural. En Espartaco o The Big Country no hago más que enamorarme de ella, pero en Angel Face, donde da vida a una sensual y peligrosa joven que trata de matar a su madrastra. Robert Mitchum, menudo cabrito, primero Jane Greer, y luego Jean Simmons. ¡Qué mal vivías!

Simone Sognoret en Les Diaboliques (Henri Georges Clouzot, 1955) Justo después de realizar Le Salaire de la peur, H. G. Clouzot trae una nueva obra maestra en la que dos mujeres tratarán de vengarse de un mismo hombre.

Gene Tierney en Leave Her to Heaven (John M. Stahl, 1945) donde la hermosa actriz da vida a femme fatale que subyuga a través de su belleza a todos los que la rodean para que hagan así lo que quiera, llegando a matar a todos aquellos que se interpongan en su ideal de felicidad y ella.

¿Alguna sugerencia por vuestra parte?

@solocineclasico

1 comentario:

  1. Aunque no sé si la consideras cine clásico, Katherine Turner en "Fuego en el cuerpo" cumple todos los requisitos de mujer fatal. Y la película no estaba nada mal. Por lo demás, creo que la lista me parece muy acertada. Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...