miércoles, 26 de junio de 2013

Películas - Años 20: Siete Ocasiones (1925)


SEVEN CHANCES (8,5/10)

Imperdonable haber tenido tanto tiempo en el más completo exilio al responsable de mi clara (y puede que hasta preocupante) adicción al cine clásico. Maldito seas, Buster Keaton, la culpa es tuya. Así que más vale volver con una de las siete grandes del maestro. ¿Cuáles siete? Keaton hizo un buen número de grandes y geniales comedias, siendo la capital "The General", a las que seguían "Our Hospitality" (1923), "The Navigator" (1924), "Sherlock Holmes Jr." (1924), "Steamboat Bill Jr" (1928), y "The Cameraman" (1928). Falta una, ¿verdad? Pues allá vamos.
En 1925, y después del gran éxito de "The Navigator" y "Sherlock Holmes Jr.", Keaton se embarca en una nueva comedia, la cual pasaría a ser una de las favoritas del gran público, y de la crítica. Seven Chances nos presenta a un joven agente de bolsas llamado Jimmy Shannon (Buster Keaton), el cual está arruinado. Su empresa está a un paso de la quiebra, por lo que decide no pedir la mano de Mary, su novia, debido a que se vería incapaz de mantenerla. Pero he aquí que algo sorprendente le va a ocurrir. Su abuelo acaba de fallecer dejándole como heredero de 7 millones de dólares con la condición de que deberá contraer matrimonio antes de las siete de la tarde de su 27 cumpleaños, el cual es HOY.
Jimmy parte raudo y veloz al encuentro de Mary para pedir realizar la gran pregunta, a lo que ella contesta afirmativamente, aunque cambia de opinión al malentender que Jimmy únicamente quiere casarse con ella por la herencia. Debido a este contratiempo, tanto el socio del joven, como el abogado del abuelo, deciden encontrarle una novia como sea para poder casarse antes de las siete de la tarde. Jimmy acepta a regañadientes, ya que sin Mary no ve sentido a la vida ni al dinero. Por supuesto, encontrar a una chica que acceda a casarse con Jimmy en apenas unas horas será una tarea ardua y difícil, obteniendo como resultado mayoritario una carcajada en el mejor de los casos. De ahí que el socio de Jimmy decida poner un anuncio en el periódico explicando el caso a espaldas del heredero, e instándole a que se presente en la iglesia, ya que conseguirá una novia para él. ¿Resultado? Todas las chicas solteras de la ciudad acuden a la cita. Una vez que descubren que no a ser posible persiguen a Jimmy por toda la ciudad para descuartizarlo. Al mismo tiempo, uno de los criados de Mary le lleva un mensaje en el que dice que la joven a cambiado de opinión una vez que ha entendido que la intención de Jimmy era buena, por lo que el joven tendrá que escapar de la hormonal masa enfurecida de mujeres, y llegar vivo hasta casa de Mary.
Nos encontramos ante una de las siete grandes de Keaton, siendo además la más conocida de sus películas, después de "The General", por supuesto.
Enfrascado en su matrimonio con Natalie Talmadge, el cual le absorbía y hacía sumamente infeliz, no es de extrañar que Keaton tratase una comedia con la idea de ridiculizar y hasta satirizar el sacramento del matrimonio en parte. Buscó la manera de denunciar los matrimonio concertados, los matrimonio-negocio, para defender los matrimonio por amor, amor de verdad, de los de "en la pobreza y en la riqueza". Además de plantear la eterna cuestión de ¿el dinero da la felicidad? En opinión de un servidor, no, pero ayuda. Otra teoría que refleja la infelicidad de su matrimonio se refleja en las protagonistas de sus películas, normalmente ingénuas y estúpidas, al igual que al parecer su propia mujer, aunque esto ya son elucubraciones mías.
Como detalle, remarcar la diferencia entre las dos partes de la película: mientras que la primera transcurre más tranquilamente, acompañada de un humor sutil, elegante, y con un ritmo que va in crescendo cuyo culmen es la escena de la iglesia. A partir arranca la segunda parte, cuyo humor es más físico, y en el que Buster Keaton mostraba sus dotes de atleta y humorista. Si bien no tiene escenas tan espectaculares como Sherlock Holmes Jr., si que añade un grado de dificultad a las mismas el hecho de que el protagonista fuese perseguido por cientos de mujeres que no hacen más que aparecer por todos lados.
Esta película guarda alguna de las escenas más memorables de Keaton, además de la persecución de las novias, otras como la parte en la que pide matrimonio a todas las chicas del club de campo, el accidente de coche con el árbol, la cabeza falsa de la peluquería, o ya puesto el mismo final.
La cinta ha tenido varias remakes, siendo la más celebre The Bachelor (Gary Sinyor, 1999).

Aquí podéis ver la Película Online:


P.D.: Hay un cartel que me encanta: "Para cuando Jimmy llegó a la iglesia, había pedido la mano de todo lo que tuviera falda. Incluido un escocés".
@solocineclasico

6 comentarios:

  1. no hay nada mas grande que Keaton.... nada....

    gran post, te faltan las próximas 6 je... salu2

    ResponderEliminar
  2. Imperdonable lo mío, que no he visto esta peli. Y eso que me quedan pocas de ver de Keaton, tengo muchas. Así que te agradezco que la pongas aquí porque me pongo a ello. Fue un genio irrepetible. Lo adoro. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. JLO, mea culpa al no poner los enlaces de tres de las películas de Keaton de las que ya había hablado aquí antes ;)
    Merchi, ponte manos a la obra!!!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que Buster Keaton era triatleta! :D
    Antes de ver esta peli había visto "One week", que es mucho más corta, pero también muy recomendable!

    Un buen descubrimiento este blog. Muchas gracias por compartir cine clásico!

    ResponderEliminar
  6. Completamente de acuerdo Mercedes. Keaton era el ejemplo perfecto de joven proveniente del mundo del circo y el espectáculo acrobático, al cine.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...