sábado, 1 de junio de 2013

Figuras del Cine Clásico: Marilyn Monroe (II)


PARTE II - MARILYN MONROE


(Leer I Parte)
Poco a poco, Norma Jeane va haciendo realidad su sueño. Ya ha firmado un contrato con la Fox, reafirma su nuevo look, y empieza a firmar con su nombre artístico. Aunque la fachada es la de una deslumbrante actriz rubia de figura provocativa, en el interior aún queda algo de Norma Jeane que por el momento va a contenerse hasta más adelante. Ya llegaremos a esto...
Sus primeros pasos en el cine son ligeramente decepcionantes. Una telefonista en el musical The Shocking Miss Pilgrim (George Seaton, 1947), y una camarera en Dangerous Years (Arthur Pierson, 1947) suponen su bautismo en el séptimo arte. Ante la escasa aceptación, tanto por parte del público como de la crítica, la Fox decide no renovarle el contrato.
En 1948 firma un contrato semestral con "Columbia Pictures" para interpretar a una bailarina en el musical Ladies of the Chorus. Dicho film resultar ser otro fracaso, por lo que la Columbia rescinde su contrato y consigue volver a la Fox. Aparece brevemente en Scudda Hoo! Scudda Hay, (F. Hugh Herbert, 1948) ,junto a una joven Natalie Wood, y en Love Happy (David Miller, 1949) junto a los Hermanos Marx. Pero es llegado a 1950 cuando Marilyn tiene la oportunidad de participar en dos películas de éxito: The Asphalt Jungle (John Huston, 1950) en la que da vida a la sobrina y amante de un abogado corrupto, y en la que consigue que te olvides por completo de la película para centrarte en ella; y la cinta que arrasaría en los Oscar aquel año, All About Eve (Joseph L. Mankiewicz, 1950), junto a Anne Baxter y Bette Davies. Conocida como Eva al Desnudo en España, el papel de Marilyn es el de una aspirante a actriz con un talento, digamos más fisico que interpretativo, y a la que el estómago le juega una mala pasada durante su audición. Curiosamente, Marilyn siempre fue víctima de la atención que recibía su físico antes que su talento (algo de que se aproveché en ocasiones), y además padecía del estómago, producto de su inseguridades y ataques de ansiedad.
(En All About Eve junto a Bette Davies y George Sanders)
Por ambas películas recibió buenas críticas, especialmente por la primera. La autoestima de la joven actriz se recuperaba. La Fox decide ofrecerle un nuevo contrato por 7 años, en los que cobrará 500 dólares semanales. En febrero de 1951 se inscribe en la Universidad de California para recibir clases nocturnas de arte y literatura. Además, durante dicho periodo, interpreta varias películas de bajo presupuesto como Love Nest (Joseph M. Newman, 1951), Home Town Story (Arthur Pierson, 1951), As Young as You Feel (Harmon Jones, 1951), en los que podemos ver su nombre figurando junto a los protagonistas.
Aún mejor fue 1952 cuando consiguió un papel en la película de Fritz Lang Clash by Night, junto a Barbara Stanwyck, y otro en We´re Not Married, junto a Ginger Rogers y Zsa Zsa Gabor. Además apareció junto a Cary Grant, Charles Coburn y nuevamente Ginger Rogers en Monkey Business todo un clásico de la comedia, dirigida por Howard Hawks. 
Pero es con Don´t Bother to Knock, junto a Richard Widmark, donde consigue su primer papel protagonista. Este thriller basado en una niñera con trastornos psicológicos supuso la primera gran oportunidad de Marilyn de realizar el papel dramático que tanto deseaba. Con todos estos títulos recibió buenas críticas. Comenzaba a ser conocida, su trabajo era apreciado, ya no era solo una modelo o una cara bonita, era algo más. O al menos eso pensaba ella.
Es a partir de 1953 cuando Marilyn pasará a ser la protagonista femenina de todas sus películas. 
El mismísimo Darryl F. Zanuck, presidente de la Fox pide expresamente a Marilyn Monroe para dar vida a la protagonista de Niagara (Henry Hathaway, 1953) junto a Joseph Cotten. Aunque a día de hoy es recordado como uno de sus mejores trabajos dramáticos, tras el estreno recibió todo tipo de críticas. Y como apunte, fue una de las imágenes promocionales de la película la que usó Andy Warhol en uno de sus más famosos cuadros. Debido a parte de las críticas negativas que recibe por esta última película, la Fox decide volver a seleccionarla para papeles musicales o de comedia.
He aquí un hecho interesante sobre la personalidad de Marilyn. Recordemos que pasó una infancia traumática en la que sus únicos momentos de felicidad estuvieron relacionados con el cine y sus deseos de ser alguien. Dejar de ser una tímida e invisible chica. Había dado un primer paso al casarse y convertirse en esposa. Irónicamente dio otro gran paso al divorciarse de su primer marido y tratar de hacer carrera como modelo. Fue más allá y probó suerte en el cine. Ahora que empezaba a consolidarse como actriz de comedia y musical, quería alcanzar su gran sueño, ser una verdadera actriz, y para ello, tenía que demostrarlo en el apartado dramático. Por eso, cuando la Fox decide volver a darle papeles en musicales y comedias sufre un ligero revés. Por un lado es consciente que el reconocimiento a su trabajo (algo que ella también ansía) viene por sus papeles en los géneros anteriormente mencionados. En lo que a papeles dramáticos se refiere, no ha conseguido aunar éxito de crítica y público a la vez. Sabe que la fama que le aporta su talento para la comedia y el musical, además de su físico y sensualidad natural, pueden perjudicar sus posibilidades como actriz dramática. Y aunque desde siempre había padecido de la inseguridad propia de una persona con su pasado, es a raíz de esto cuando Marilyn comienza a tener los primeros ligeros brotes de depresión. A raíz de llegar a pensar que la única razón de su fama sea la espectacular y hermosa Marilyn Monroe, y no la prometedora actriz Norma Jeane Baker.
 (fotograma de Gentlemen Prefer Blondes)
Protagoniza ese mismo año dos grandes éxitos de crítica y público: Gentlemen Prefer Blondes (Howard Hawks, 1953) junto a Jane Russell, en la que interpretan a un par de cantantes que se embarcan en un crucero desde Estados Unidos a París con la intención de encontrar algún millonario con el que casarse; y How to Marry a Millionaire (Jean Negulesco, 1953) junto a Betty Grable y Lauren Bacall, las cuales forman un triunvirato en busca de un joven apuesto millonario con el que casarse. Como os habréis fijado, la temática de la época era original. Es a raíz de la primera cuando Marilyn se convierte en el icono sexual que tanta fama le daría. Además mostraría el innato talento para la comedia que poseía, y sus dotes como cantante. En junio ya había grabado su firma en la acera del famoso TCL Chinese Theatre en Hollywood.
Pero quizás el dato más relevante de ese año lo podamos resumir a la publicación de una revista que a la postre se ha convertido en una de las más importantes y conocidas del mundo. Se trataba de Playboy, en la que Marilyn aparecía en la portada, lo que la convirtió en la primera chica del mes de la revista. Dicha portada constaba de una foto de Marilyn con un pronunciado escote, aunque era el interior donde se encontraban las fotos más picantes de la actriz, ya que posaba completamente desnuda. Estas fotos pertenecían a una sesión que había realizado cuatro años antes para un calendario y que Hugh Hefner tuvo especial cuidado de comprar justo cuando la joven comenzaba a ser una celebridad. Fueron estos dos grandes éxitos de taquilla, unidos a la portada de Playboy, lo que hizo de Marilyn la actriz más conocida y deseada del momento. 

-No es cierto que no tuviese nada puesto. Tenía puesta la radio.
Respuesta de Marilyn sobre su desnudo en la revista.

Si 1953 fue un gran año para la actriz, 1954 iba a suponer un momento de inflexión en su carrera. Protagonizó dos películas que fracasaron en taquilla y recibieron malas críticas: There´s No Business Like Show Business (Walter Lang, 1954), y River of No Return (Otto Preminger, 1953), junto a Robert Mitchum. Además rechazó participar junto a Frank Sinatra en una película al no estar conforme con el argumento y el salario. De ahí que el estudio decidiera suspender el contrato de un breve periodo de tiempo.

-En Hollywood te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma.

El 14 de enero de ese mismo año contraería matrimonio con el ya retirado jugador de béisbol Joe DiMaggio, uno de los primeros deportistas estadounidense cuya fama y popularidad podía equipararse a la de una estrella de cine. La boda fue uno de los acontecimientos sociales del año. A pesar de que serían considerada como la pareja más importante del país, la incompatibilidad entre ambos se haría patente los meses siguientes. En febrero de ese mismo año la pareja viajó hasta Japón debido a la importancia que había adquirido el béisbol en el país nipón, pero cual fue su sorpresa cuando las masas reclamaban con mayor pasión a la joven actriz que al mítico deportista.
Poco después, Marilyn decidió hacer una pausa a su luna de miel trasladándose a Corea para animar y actuar antes las tropas americanas. Este es un hecho muy importante en su carrera, ya que por vez primera, Marilyn es testigo del efecto y el poder de su fama al estar delante de su publico.
Era consciente de que pertenecía al público, pero no por mi físico o por mi belleza, 
sino porque nunca antes había pertenecido a nadie.

A su vuelta a los Estados Unidos, Marilyn es aclamada por el país entero. Entrevistas, premios, fiestas, actos, todos querían a Marilyn. Por contra, su relación con DiMaggio comenzaba a estancarse. Según amigas de la pareja, la única pasión de Joe era estar sentado en casa viendo la tele y bebiendo cerveza. Odiaba asistir a los eventos con Marilyn. En la mayoría de las ocasiones la esperaba en la puerta, en el coche, o directamente no iba. La actriz amaba realmente a su marido, por lo que, en busca de alejarse de los medios y del mundillo de Hollywood, decide aceptar la oferta de la Fox para trasladarse a rodar a New York la adaptación de la famosa obra de teatro The Seven Year Itch, que dirigiría Billy Wilder. Es en la ciudad que nunca duerme donde la vida de Marilyn dará un nuevo giro.
Su primera película con Billy Wilder, su ingreso al Actor´s Studio, Marilyn Monroe Productions, Milton Green, Arthur Miller, el declive total, Happy Birthday Mr. President, son solo algunos de los capítulos con los que cerraremos el Dossier sobre Marilyn Monroe en el próximo artículo.
(Marilyn junto a DiMaggio)

@solocineclasico

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho tu post sobre la actriz. También tengo mi particular homenaje a ella en mi blog memoriasdesoledad. Mucho más breve. Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...