miércoles, 8 de mayo de 2013

Directores en Guerra!


El género bélico es uno de más interesantes, en mi opinión, que podemos encontrar a lo largo de la historia del cine. Sin pensar demasiado se me vienen a la cabeza películas como Saving Private Ryan (Steven Spielberg, 1998), The Thin Red Line (Terrence Malick, 1998), Paths of Glory (Stanley Kubrick, 1957), Platoon (Oliver Stone, 1986), Black Hawk Down (Ridley Scott, 2001), All Quiet on the Western Front (Lewis Milestone, 1930), la trilogía de La Condición Humana (Masaki Kobayashi, 1959-1961), Apocalypse Now (Francis Ford Coppola, 1979)...
La principal característica de este tipo de cine es que en su mayoría es anti-bélico. Cómo la guerra transforma a los hombres tanto a mejor como a peor. La camaradería, el valor, el sacrificio, todos temas más que interesante con un único fin, denunciar la guerra.

Ha habido director a lo largo de la historia que han sabido reflejarlo con mayor o menos acierto. John Ford es un claro ejemplo de ello, y ¿por qué? porqué entre otras razones tuvo la oportunidad de vivir en primera mano el mayor conflicto bélico de la historia, la segunda guerra mundial. No fue el único. Samuel Fuller, John Huston, Billy Wilder, o William Wyler también tuvieron dicha oportunidad. Este es un repaso a dicho grupo de directores:


Robert Bresson
Poco antes de que Alemania invadiese Francia, Bresson había destacado por sus cortometrajes y guiones de comedia. Se alistó al ejército francés y fue hecho prisionero desde junio de 1940 hasta abril de 1941. Esta experiencia le serviría para llevar a la gran pantalla su obra maestra, Un condamné à mort s´est échappé

John Huston
Transferido, como otros tantos directores a la unidad de "Fotografía", Huston tuvo la oportunidad de rodar tres documentales de vital importancia histórica y cinematográfica. Report from the Aleutians, en el que Huston se centró más en el día a día de los soldados esperando un inminente ataque japonés a las islas Aleutianas; San Pietro, sobre la masacre de más de 1000 soldados estadounidenses durante la batalla de San Pietro, en la que se encontraba el propio Huston junto a su equipo, y del que salió con vida por los pelos... el mismo general Marshall felicitó a Huston por su trabajo; y finalmente, Let There Be Light, rodado en el Hospital Militar Mason en Long Island, NY, sigue a un grupo de soldados con secuelas psicológicas desde su llegada al hospital hasta su salida. El ejército prohibió la distribución de la películas hasta 1980.


(fotograma de San Pietro, de John Huston)

Sy Bartlett
Este escritor y productor, de origen ucraniano, fue toda una celebridad en los años 30. Judío, y confeso anti-nazi, llegó a golpear a un funcionario del consulado alemán en un night club. Se alistó al ejercito estadounidense para realizar películas y propaganda bélica. Al no estar muy interesando en dicha tarea, pidió el traslado a la rama de aviación e inteligencia en Inglaterra. Tras terminar el conflicto, volvió a Estados Unidos donde escribió la novela que más adelante daría a la película Twelve O´Clock High (Henry King, 1949), protagonizada por Gregory Peck. Años más tarde reescribió el guión transformándola en una serie de tres temporadas.

James Clavell
De origen australiano, Clavell se alistó en 1940, con 16 años, a la Artillería Real Británica, siendo enviado a Malasia para luchar contra las fuerzas japonesas. Herido por una ametralladora, fue capturado y enviado a un campo de prisioneros japonés en la Isla de Java. Tiempo después fue trasladado a la prisión de Changi, cerca de Singapur, de donde el 90% de los prisioneros que entraron jamás salieron con vida. Al igual que la mayoría de prisioneros de guerra, sufrió los malos tratos de sus captores japoneses, aunque la mayoría de los guardias eran coreanos. Todas estas experiencias fueron la base de su primera novela, King Rat, en la que tomó como modelo a un prisionero de guerra estadounidense que al parecer salvó su vida y la de su batallón. También escribió una novela sobre la cultura japonesa llamada Shogún.
Tras el final de la guerra, se trasladó a Estados Unidos donde escribiría los guiones de The Great Escape (John Sturges, 1963), 633 Squadron (Walter Grauman, 1964).

William Wyler
Otro gran ejemplo de director de guerra, que al igual que John Huston y John Ford, estuvo en primera línea de combate rodando diferentes batallas con fines propagandísticos. Wyler, posiblemente uno de los mejores directores de cine de la historia (y que desde este blog no vamos a cesar en reivindicar), formó parte del Cuerpo Aéreo del Ejército Estadounidense, filmando tres grandes documentales:
   -The Memphis Belle: A Story of a Flying Fortress, sobre el primer bombardero estadounidense que realizó 25 misiones; Wyler fue a bordo del bombardero durante dicha misión sin sufrir daño alguno, algo que en la película de 1990 distorsionaron por razones comerciales.
   -The Fighting Lady: Acerca de la vida de un portaviones americano durante la batalla de las islas Marcus y  Marianas, y el cual se llevaría el Oscar a Mejor Documental en 1945.
   -Thunderbolt: Sobre dicho modelo de avión de combate que mostró ser una de las armas más mortíferas en la guerra por aire. Rodado durante la operación Strangle, en Italia, Wyler sufrió heridas que lo dejarían parcialmente sordo el resto de su vida. Cuenta con una presentación por parte de James Stewart, el cual fue piloto durante la guerra.
Además de esto realizó otras dos películas de ficción que ganarían el Oscar a Mejor Película y Director, se trata de Mrs. Miniver (1942), y The Best Years of Our Lives (1946).


(Imagen promocional de Memphis Belle, de William Wyler)

Samuel Fuller
Durante la Segunda Guerra Mundial, Fuller se alistó al Ejército de los Estados Unidos. Fue destinado como soldado de infantería del regimiento de infantería 16to, primera división de infantería, viviendo intensos combates. Estuvo involucrado en los desembarcos de África, Sicilia y Normandía, además de combatir en Bélgica y Checoslovaquia. En 1945 fue testigo de la liberación del campo de concentración alemán en Sokolov, lo que filmó con una cámara de 16 mm. Dicho grabación sería usada más tarde en el documental Falkenau: The Impossible (Emil Weiss, 1988). En 1980 estrenaría The Big Red One, nombre de la compañía de infantería en la que sirvió.

John Ford
El conocido director de películas The Informer, Stagecoach, The Grapes of Wrath, o How Green Was My Valley, decidió echar una mano en el aspecto propagandístico y documental a su país natal, EEUU, mediante el rodaje de documentales como The Battle of Midway, batalla que el mismo vivió en persona y en la que fue herido por metralla japonesa en el brazo; o December 7th, sobre el bombardeó de Pearl Harbor. Ganaría el Oscar por ambos documentales en 1942, y 1943. También formó parte del desembarco en la playa de Omaha durante el día D. Presenció y filmó las primeras oleadas de soldados (las mismas que aparecen en Saving Private Ryan), llegando poco después a lo propia playa. La película fue editada en Londres, aunque muy pocas personas han tenido acceso a ella. El mismo Ford explicó en una entrevista en 1964 que el gobierno de los E.E.U.U. tuvo "miedo de mostrar tantas víctimas estadounidenses en la pantalla", y agregó que la película seguía guardada en algún despacho de Anacostia, cerca de Washington. El historiador, Stephen E. Ambrose, autor de Band of Brothers, informó que el centro Eisenhower había sido incapaz de encontrar la película.



(fotograma a color de The Battle of Midway, de John Ford)

John Schlesinger
Si bien no presenció batalla alguna, si que convivió con hombres que si estuvieron, lo que hizo de su principal labor entretenerles y ayudarles a olvidar dicha experiencia mediante actuaciones en la Unidad del Servicio de Entretenimientos. Allí rodaría sus primeras películas como aficionados. Tras la guerra, se convirtió en director de cine. En 1979 dirigiría Yanks, la historia de tres soldados americanos que durante la segunda guerra mundial se enamoran de tres ingleses poco antes de embarcarse a Europa.

Billy Wilder
El genial Wyler siempre supo ir más allá con sus películas. Un claro ejemplo de ellos son A Foreing Affair, una comedia con el día a día del Berlín de la postguerra, o Stalag 17, sobre un grupo de soldados americanos en un campo de prisioneros alemán. Pero quizás lo más relevante de todo sea su poco conocido documental Death Mills, el cual rodó en el campo de Bergen-Belsen, en Alemania, tras su liberación por parte de tropas estadounidenses, y el cual fue exhibido y visionado obligatoriamente en todos los cines de Alemania. Mientras rodaba en Estados Unidos, Wilder descubrió que su madre, y prácticamente el resto de su familia había muertos en los campos de exterminio nazis. Su madre, en concreto, en Auswitch. 

(Escalofriante momento de Death Mills, de Billy Wilder)

Satsuo Yamamoto
Director de cine japonés que vio interrumpida su carrera tras su forzoso reclutamiento por parte del ejército nipón. Al terminar la guerra volvió al mundo del cine, en el que filmaría notables películas, entre las que destacan La Balada del Carro, sobre una familia campesina en el que también aparecen retratados los años de la guerra.


Podría haberos hablado de otros directores como Richard Brooks, Frank Capra, Arthur Penn, pero he decidido centrarme únicamente en aquellos que o bien formaron parte de la guerra como soldados, o que realizaron labores de dirección en el campo de batalla, y no solo en una sala de montaje en EEUU.

Aquí os dejo alguno de los documentales de los que os he hablado:


The Battle of Midway, (John Ford, 1942) - Ganador del Oscar a Mejor Documental



December 7th, (John Ford, 1943) - Ganador del Oscar a Mejor Documental Corto



Report from the Aleutians, (John Huston, 1943) - Nominado a Mejor Documental



The Fighting Lady, (William Wyler, 1944) - Ganador del Oscar a Mejor Documental



The Memphis Belle: A Story of a Flying Fortress (William Wyler, 1944)



Death Mills (Billy Wilder, 1945)

San Pietro, (John Huston, 1945)



Let There Be Light, (John Huston, 1946)

Thunderbolt, (William Wyler, 1947)

VIA: Exordio
@solocineclasico

3 comentarios:

  1. Muy buen artículo. ¿Que mejor que un director que lo ha vivido para explicarlo y aun mejor si son varios? Genial

    ResponderEliminar
  2. gran post... y la incongruencia de ser un género fundamental del cine (el bélico), pero a la vez para criticarlo... gran lista la tuya del comienzo pero no concuerdo con una, la primera, la de Spielberg... me parece indigna de estar ahí ja... salu2...

    ResponderEliminar
  3. qué te parece indigno el que una de las consideradas, no sólo mejores películas bélicas, sino de las mejores películas de la historia esté ahí?? Me lo puede explicar?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...