martes, 23 de abril de 2013

Figuras del Cine Clásico: Edward G. Robinson

Nacido como Emanuel Goldenberg en 1893, se crió en una comunidad judía de Bucarest, Rumanía. A los 10 años emigró junto a sus padres a New York, donde se planteó el ser abogado o rabino, pero a una beca de la Academia Americana de Artes Dramáticas hemos de dar las gracias que no tomase ninguno de esos dos caminos. También allí tomo la decisión de cambiar su nombre a Edward G. Robinson.
Sus inicios fueron, como casi todos, difíciles. Trabajaba de suplente e hizo su debut en Broadway, dos años más tarde, en 1915. Al año siguiente realizaría su primer papel en el cine. No sería hasta 1931 cuando consiguiera su primer gran papel. Se trataba de su personaje Rico Bandello en Little Ceasar (Hampa Dorada, Mervyn LeRoy). De ahí que pasase a ser conocido como uno de esos actores que siempre daban vida a tipos duros, y normalmente relacionados con la mafia, como James Cagney o Humphrey Bogart.

Ya en los años 40 alternó papeles de tipo duro, con los de personajes relevantes, cuando no protagonista, de dramas o cine noir. Algunos buenos ejemplo de ello serían Dr. Ehrlich´s Magic Bullet (William Deterle, 1940); Double Indemnity (Billy Wilder, 1944); The Woman in the Window (Fritz Lang, 1944); Scarlet Street (Fritz Lang, 1945); o The Stranger (Orson Welles, 1946).

En los años 50 fue uno de los acusados de ser comunista durante la famosa caza de brujas; tuvo que vender parte de su inmensa para sufragar los costes de su divorcio con Gladys Lloyd; y no consiguió tantos buenos papeles como en años anteriores. Fue a partir de su trabajo en The Ten Commandments ( Cecil B. de Mille, 1956) cuando le llegaría alguno de sus papeles más aplaudidos, como A hole in the head (Frank Capra, 1959); o The Cincinnati Kid (Norman Jewinson, 1965).

Moriría en 1973, dos meses después de haber terminado el rodaje de Soylent Green (Richard Fleisher, 1973), y poco antes de recibir un Oscar Honorífico. Nunca estuvo nominado por ninguno de sus papeles.
Realizó más de 90 películas a lo largo de 50 años de carrera en los que se convirtió en un actor de lujo que marcó a toda una generación por sus papeles de tipo duro.

Desde Solo Cine Clásico recomendamos los siguientes títulos:

Five Star Final (1931) de Meryn LeRoy
Little Caesar (1931) de Mervyn LeRoy
Barbary Coast (1935) de Howard Hawks
Dr. Ehrlich´s Magic Bullet (1940) de William Dieterle
Double Indemnity (1944) de Billy Wilder
The Woman in the Window (1944) de Fritz Lang
Scarlet Street (1945) de Fritz Lang
The Stranger (1946) de Orson Welles
Key Largo (1948) de John Huston
Big Leaguer (1953) de Robert Aldrich
The Ten Commandments (1956) de Cecil B. De Mille
The Prize (1963) de Mark Robson
Cheyenne Autumn (1964) de John Ford
The Cincinnati Kid (1965) de Norman Jewinson


@solocineclasico

1 comentario:

  1. Hace poco me he visto un "maratón" de él y siempre lo encuentro mejor. Vi "El premio", "Cayo Largo", "El extranjero" y "La mujer del cuadro". Esta última me parece subliminal ;) No me canso de verlo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...