jueves, 4 de abril de 2013

Charles Laughton: El hombre que nunca pudo ser padre.

Laurence Olivier, Henry Fonda, James Stewart, Kirk Douglas, Marlon Brandon, Robert Mitchum, todos ellos grandes actores del cine clásico, y del cine en general. Todos son recordados en mayor o menor medida, pero quizás haya uno que los supere a todos y la historia no lo recuerdo como tal. Estoy hablando de Charles Laughton. 
Los que tuvieron la oportunidad de verle trabajar en el teatro aseguran que ha sido el mejor actor que jamás pisó un escenario. Lo que no, tenemos que conformarnos con sus legendarias actuaciones en películas como The Private Life of Henry VIII; Munity on the Bounty; The Suspect; The Paradine Case; o Witness for the Prosecution, en la cual realiza posiblemente su mejor trabajo.

Mientras trabajaba en Reino Unido, tanto en cine como en teatro, conoció a la que sería su mujer, Elsa Lanchester. No se sabe a ciencia cierta si Elsa descubrió que Laughton era homosexual antes o después de la boda, pero a la actriz pareció no importarle mucho, ya que le amaba. Decidieron seguir con el matrimonio, y un cariño honesto, principalmente para evitar posibles escándalos entre la alta clase británica.
La pareja permaneció unida hasta el fallecimiento de él en 1962. Si como matrimonio tuvieron algún problema, este no se hizo público. Todo lo contrario, eran una de las parejas más conocidas de Hollywood, ya que trabajaron juntos tanto en los escenarios de Londres como en los decorados de Hollywood. 
De lo que si se ha especulado mucho, es sobre las ganas que tenía Laughton de ser padre.


Nunca tuvieron hijos. Tras la muerte del actor, Elsa publicó unas memorias en las que hablaba sobre el problemático rodaje de The Night of the Hunter, única película que dirigió Laugthon. Principalmente, el problema era que el actor odiaba dirigir a los niños que aparecían en la película, hasta tal punto que afirma que fue el protagonista de la cinta, Robert Mitchum, quien los dirigía a ellos. Elsa uso como excusa que su marido odiaba a los niños, de ahí que nunca tuvieran descendencia. 
Años después, a través de publicaciones, estudios y documentales, sobre la figuro de Laughton, se ha descubierto algo completamente distinto. El actor, a pesar de su homosexualidad, fue un hombre que siempre quiso ser padre, pero nunca pudo. Al parecer fue su esposa la que se negó a tener hijos con él tras descubrir que era homosexual. La misma Maureen O´Hara, amiga y compañera de Laughton, atestiguaron los deseos del actor de ser padre. 
Podemos llegar a la conclusión que fue Elsa la que nunca quiso tener hijos con Laughton, pero no por ello, dejo de amarle hasta su propia muerte. 
Cabe destacar que Elsa Lanchester jamás pisó el set de rodaje de The Night of the Hunter.

@solocineclasico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...