sábado, 9 de marzo de 2013

Figuras del Cine Clásico: F.W. Murnau

Friedrich Wilhelm "Plumpe" (más tarde lo cambió a Murnau) nació en Bielefeld, Alemania, el 28 de diciembre de 1888.  Desde joven se vio interesado por las artes, de ahí que tras su paso por la universidad comenzara a trabajar en el teatro y la industria del cine. Max Reinhardt, principal impulsor del expresionismo alemán, fue su mentor durante esa época.
La mayoría de sus películas en Alemania no han llegado a nuestros días.
Su ópera prima fue "Der Knabe in Blau", de 1919, aunque no alcanzaría la fama hasta 1922 con  películas más conocida de la filmografía del director: "Nosferatu".
Se trataba de una adaptación de Drácula de Bram Stoker, aunque en un contexto diferente, debido principalmente a que el estudio para el que trabajaba fue incapaz de hacerse con los derechos de la obra. Murnau presenta una Alemania destrozada y desmoralizada tras la guerra en vez de la Inglaterra victoriana. Cambia los nombres de los protagonista y pocas cosas más. Aún así la viuda de Stoker demandó al estudio y ganó el juicio, por lo que tuvieron que destruir todas las copias, aunque consiguieron salvar unas pocas que mantuvieron ocultas hasta la muerte de la buena señora.
Podemos considerar esta cinta como uno de los más celebres documentos cinematográficos sobre el vampirismo, y una de las cintas más importantes obras del expresionismo alemán.
Tras Nosferatu le llegó el turno a "Phantom", basada en la novela homónima de Gerhart Hauptmann (premio Nobel de Literatura en 1912). Dos curiosidades sobre esta cinta: La primera es que el guión es obra de Thea von Harbou, esposa de Fritz Lang; la segunda es que la película se consideró desaparecida hasta que se encontró una copia en buen estado en 2002.
En 1924 llega otras de sus cintas más celebres, y una película que muchos discuten si es la segunda mejor película de la historia (juzgad por vosotros mismos, a mi encanta) "Der Letzte Mann", El último. Junto a Emil Jannings en gracia, y con guión de Carl Mayer, esta cinta nos presenta a un anciano portero de un hotel de lujo, respetado y admirado por todos, que ve como la edad empieza a suponer un problema para su quehacer físico diario. Poco a poco se va viendo relegado en los peores puestos del hotel hasta que llegar a un punto que por pura desesperación no podrá salir del fondo del pozo.
Algunas de las cosas que cabrían destacar de esta película son los puntos de vista subjetivo de la cámara como si fuera el personaje y los efectos visuales que ayudan al espectador a comprender el propio estado de ánimos y sentimientos del protagonista. Auténtica joya. Posiblemente su mejor cinta en Alemania.
(Fotograma de "El último")

(Gösta Ekman en "Fausto")

Precisamente la última película que dirigió en dicho país fue "Fausto", con una gran presupuesto y las estrellas alemanas Gösta Ekman y Emil Jannings. La película, una cuidada y fiel adaptación de la novela del dramaturgo alemán Goethe, destaca una impecable técnica para la época con clarouscuro y unos impactantes efectos especiales (repito, para la época!).
Pero como muchos grandes artistas europeos, Murnau se trasladó a EEUU a sueldo de la 20th Century Fox, cuya primera película sería su gran obra maestra, la mejor película de los años 20, el mejor drama romántico de la historia, y una de las mejores película del cine clásico. Todo esto en mi opinión. Por supuesto estoy hablando de Sunrise: A song of two humans, protagonizada por Janet Gaynos y George O´Brien, cuenta la historia de un matrimonio en un pueblo cuya relación se truncada por una mujer de ciudad que intenta hacerse con el marido y que asesine a su mujer para ambos puedan vivir juntos. La película recibió tres Oscar en la primera ceremonia de los Oscar: Mejor Actriz, Mejor Fotografía, y Mejor Calidad Artística de Producción. Con este último hay algo que siempre me gusta aclarar. En la primera ceremonia de los Oscar no hubo un premio a Mejor Película, sino que hubo dos: Mejor Producción, y Mejor Calidad Artística. Que ocurre, que hubo que aplicar una similitud con estos dos premios y el de Mejor Película, por lo que la historia reconoce a Wings, como la primera ganadora del Oscar.
Tras la llegada del cine sonoro, y las discusiones que tuvo junto a William Fox, Murnau se alejó un poco del mundanal espectáculo de Hollywood. Principalmente porque sus dos siguientes obras no obtuvieron el éxito esperado, "City Girls" y "Four Devils".
Realizó un viaje por el sur del Pacífico, lo cual inspiró su última película, Tabú. Realizó en escenarios abiertos el rodaje de esta película junto al documentalista Robert J Flaherty.
El 11 de Marzo de 1931 falleció en Santa Mónica en un accidente automovilístico. Mucho se ha hablado de este accidente, pero la principal causa al parecer fue la inexperiencia de su chofer, un niño filipino de 14 años que además era su amante.

Desde Solo Cine Clásico recomiendo sus siguientes títulos:

Der Brennende Acker (La Tierra en Llamas), 1922.
Nosferatu (Nosferatu), 1922.
Phatom (Phatom), 1922.
Der Letzte Mann (El Último), 1924.
Faust (Fausto), 1926.
Sunrise: A song of two humans (Amanecer), 1927.
Tabu (Tabú), 1931.

Una filmografía corta, pero que nos dejó cuatro obras maestras, que no es poco. Pero principalmente, por lo que deberá ser recordado Murnau, es por su influencia, no solo en el cine expresionista alemán, sino en los siguientes cineastas y por lo revolucionario de alguno de sus metodos de rodaje, y su técnica.

@solocineclasico

1 comentario:

  1. Me quedo con El último. Me sorprendió lo avanzado para la época, distanciandose ya del típico lenguaje mudo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...