domingo, 2 de diciembre de 2012

Películas – Años 40: La Loba (1941)


THE LITTLE FOXES (8,5/10)


Me siento un poco oxidado. Mucho tiempo sin escribir en mi blog favorito. Demasiado. Por eso pido disculpas. No os puedo asegurar una rutina constante, pero se intentará. Hoy he visto por primera vez una película que no solo me ha gustado, sino que me ha recordado el gusto que da sentarse una tarde sábado en el sofá, tranquilo, disfrutando de una obra de arte que ya pocos recuerdan pero que en su tiempo fue más que trascendente. Tengo varías en la lista que recomendaros, pero me parece justo empezar por esta.

Se trata de The Little Foxes, película dirigida por William Wyller, para mi de los mejores directos clásicos; raro encontrar una película suya mediocre.

Basada en la homónima obra de teatro de Lillian Hellman, The Little Foxes, o La Loba es España, nos traslada a una pequeña ciudad sureña a finales del siglo XIX, donde los hermanos Hubbard (Regina, Ben y Oscar), conocida como el arquetipo de clan sureño esclavista, maquiavélico, y odiado por todos, trata de traer unas fábricas de algodón a sus tierras con la oportunidad de pagar un mísero salario a la población local ya que el nivel de vida de la zona está por los suelos. El único impedimento es el marido de Regina, que es el que tiene que proporcionar el capital que necesitan para llevar a cabo el negocio, pero que se niega sabiendo de antemano lo que supondría que la familia de su mujer recuperaran el poder de antaño.

Intrigas familiares, traiciones, golpes bajos,engaños, esta película lo tiene todo. Pero lo que más me fascinó sin duda fue, por un lado, la templanza del persona del marido de Regina, interpretado con grandeza por Herbert Marshall; y la depresiva aceptación de la mujer de Oscar (Patricia Coligne) de su papel en el matrimonio, asimilando que se casó con ella por su apellido y nada más.


Pero es casi obligado mencionar que quizás la gran estrella de la cinta, seguida de cerca de por Herbert Marshall, es Bette Davies. 
Sí, nuestra querida Margo Channing está como siempre insuperable, en un papel perfecto para ella. Dama cruel y elegante, rozando la sofisticación, y aunque perteneciendo al sexo débil en un época en la que los hermanos deberían haber llevado la voz cantante, ella se erige como auténtica lider y cerebro de toda la trama. Da auténtico miedo las últimas palabras que le dirige a su propia hija terminando la cinta. Una más que correcta Teresa Wright, que además obtuvo una nominación al Oscar.
De hecho, al película consiguió 9 nominaciones al Oscar, incluyendo Película, Director y Actriz para Davies; aunque se fue de vacio.




Una película perfecta para ver en navidad en familia, y más si hay algún roce. Puede que os de alguna que otra idea de como joder al prójimo. Muy recomendable.

sábado, 7 de abril de 2012

Películas – Años 60: Atraco a las tres (1962)



ATRACO A LAS TRES (8/10)



La primera película que se me viene a la cabeza, si trato de imaginar una cine sobre atracos o algo relacionado, es Atraco Perfecto (The Killing, 1956, Stanley Kubrick). Y es que la película es, a falta de un adjetivo mejor, perfecta... redonda. Pero si tengo que hacer el mismo ejercicio mental, en esta caso con un film patrio, ese sería sin duda alguna Atraco a las tres.

Si las películas sobre atracos, cuando poseen una calidad medianamente aceptable, suelen ser serias, ¿una película española iba a ser justo lo contrario? No necesariamente, pero si podemos tomárnoslo a cachondeo, como solemos hacer con casi todo, pues mejor. Y es que la película de José María Forqué es una de las mejores comedías de la cinematografía española. Un guión que desmonta el género de atraco, siendo para empezar, los propios empleados del banco los atracadores. Son personas normales y corrientes, sin malicia alguna, personajes simpáticos estereotipados, que solo aceptan llevar a cabo el atraco cuando saben que la cantidad de dinero que roben será devuelta por la aseguradora del banco a sus clientes. Como digo, personas como podemos ser tu y yo, que lo que sabemos sobre esto es lo que hemos visto en el cine. Con una inocencia que roza casi lo infantil.

El director general de una entidad bancaria pasa revista a una sucursal e informa al director de la misma que ha de retirarse un par de añitos de descanso tras haber dado prestamos a personas a los que el banco no veía con buenos ojos. Es entonces cuando uno de los empleados, Fernando Galindo (colosal José Luis López Vazquez), revela a los demás su plan para atracar el banco.

La película cumple este año su 50 aniversario, pero el mensaje no ha envejecido ni un ápice. Vivimos momentos difíciles. La crisis nos afecta a los de siempre, mientras que los privilegiados siguen viviendo la vida. Uno de los estamentos que no gana para simpatias son precisamente los bancos. Ahora, una cosa es lanzar una crítica directa y política; y otro muy distinta es una crítica indirecta, cínica y camuflada. Me quedo con esta última. Todo esto sin perder nunca el sentido del humor.

Hay una escena que resume el mensaje de la película en mi opinión, y es en uno de los ensayos del atraco, cuando el personaje de Galindo pone a los tres que van a hacer de atracadores en fila y pide al que tenía que comprar las medias, que se las de:
1-Basta, que ya hemos perdido demasiado tiempo. A ensayar. A ver, los atracadores, alinearse.
2-A la orden, jefe, jejeje.
1-A ver, las medias.
3-¿Qué medias?
1-Las que te encargué que compraras.
3-Pues... me, me las he dejado olvidadas en mi casa.
1-Olvidadas, así no se puede trabajar.
2-Claro, son unos descuidados, que falta de organización.
4-Podemos ponernos las bufandas.
1- Venga, los pañuelos, poneros los pañuelos. Tú, las pistolas.
2- So... sólo las había del nueve largo, y además muy feas, pero pasado mañana las tiene usted aquí, aunque mi niño nazca con antojo.

Así hacemos las cosas en España.

La película cuenta con un genial reparto, encabezado por José Luis López Vazquez, y seguido de otros genios de la comedia como Gracia Morales, Alfredo Landa, Cassen, o Manuel Alexandre.
La conclusión de la cinta, sencillamente genial y simpática. Cinta muy recomendable si no conocéis los clásicos españoles, y no tenéis ganas de ver un dramón de Bardem.

Os dejo con una de las escenas donde sale la que quizás sea una de las frases más míticas de la historia del cine español:



Y aquí podéis ver la película completa gratis:


P.D.: Ya, por curiosidad, mencionar que la película tuvo un remake en el 2004 que se llamaba Atraco a las tres... y media, y que es una auténtica basura.

@solocineclasico
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...