martes, 12 de julio de 2011

Películas - Años 60: El Apartamento (1960)


THE APARTMENT (9/10)


Vamos con una peli de las bien clásicas. El apartamento es una comedia dramática en todo regla, realizada de manera admirable (nada que ver con muchas de las comedias dramáticas de hoy en día :S). Un hombre, uno entre quichicientos empleados despersonalizados de una empresa, tiene como característica un departamentito (donde casi vive) que presta como bulín a los empleados más jerárquicos de la empresa , en busca de algún ascenso en algún momento. Y a partir de allí, se teje toda la trama.

Como cosa en contra para nombrar, hay pocas, se podría decir que el desarrollo es un poquitín extenso, y de ratitos pierde un tanto el ritmo, pero no es algo demasiado marcado, ni que moleste mucho al visionado. Otra cosilla es aquella voz en off del principio, altamente efectiva, pero habría que analizar si justificada, aún así cumple con creces con lo que se propone.

Todo lo demás es genial, pero destacan:
La actuación principal (Jack Lemmon): que logra construir un personaje con características algo contrapuestas, por un lado muy histriónico, por el otro muy sometido, sin por eso sonar forzado, todo lo contrario, se hacen creíbles ambas cualidades, además de estar interpretadas maravillosamente, sobre todo la faceta histriónica.
El guión, que aún contando una historia sencilla, le sabe encontrar sus “temas secundarios” y por sobretodo, tiene un excelente uso de los detalles que engarzan en la trama de manera extraordinaria y natural, para volver a retomarlos en el momento justo. Un gran acierto.


La dirección (Billy Wilder) es otro punto bueno, que saca el mayor provecho de la escena, teniendo algunas un montaje justo y admirable, como por ejemplo ese inicio cargado de datos con la voz en off e imágenes de la ciudad, para llegar de a poco a la oficina donde se encuentra el personaje de la voz, que no es otra cosa que una persona más entre miles de personas ubicadas simétricamente en un gran salón. El sentido que cobra ese final de la secuencia (dado por supuesto por todo lo anterior) es digno de admiración. De estas maravillas, hay más a lo largo de la peli. Y es que otra cosa que se supo aprovechar es el espacio, con una dirección de arte ganadora del premio Oscar (aunque los Oscar me tienen sin cuidado, pero esta vez la dirección artística merece reconocimiento), que cuenta con espacios propicios para (junto con una dirección que lo aprovecha) transmitir las diferentes sensaciones que la trama requiere. Además contamos con una fotografía (Joseph LaShelle) en blanco y negro, para nada despreciable.
Y un final que no se vuelve empalagoso, en completa concordancia con lo que se venía contando.


Peli altamente recomendable!!!

Podéis ver la película online aqui:

@solocineclasico
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...