viernes, 7 de enero de 2011

Películas - Años 60: Uno, Dos, Tres (1961)



ONE, TWO, THREE (9/10)


Quizás una de las últimas obras maestras del genio Billy Wilder, y seguramente de las más originales y brillantes.

La acción transcurre en mi amada Berlin, aunque en el lado occidental, en plena guerra fría. C. R. MacNamara es el representante de Coca-Cola en Berlin, y su objetivo es traspasar la frontera para comerciar el refresco en la Unión Sovietica y así ascender para alcanzar el puesto de sus sueños en Londres. Pero entonces se le presenta una nueva oportunidad, Scarlett, la alocada hija de su jefe, es enviada un tiempo a Berlín al cuidado de MacNamara. Este cree poder controlar a la joven, pero nada más lejos de la verdad, ya que se entera de que se ha fugado todas las noches para reunirse con un joven comunista, Otto, con el cual se ha casado. MacNamara consigue deshacerse de él hasta que descubre que la chica está embarazada; es entonces cuando la acción cobra una velocidad aún superior a la anterior teniendo el viejo y conservador capitalista rescatar al joven e idealista comunista para convertirlo en todo un caballero alemán ante la inminente llegada de su jefe para descubrir a su nuevo "hijo".

Puede que la comedia más famosa de Wilder sea "Con faldas y a lo loco", pero creo que esta es la mejor ya que es la que está mejor trabajada, mejor escrita, dirigida, y cuyo mensaje es más crítico que nunca. La película en si es una coña a la propia guerra fría, y ello lo vemos reflejado en los distintos personajes, estereotipos de ambos lados. El protagonista, MacNamara, como decía anteriormente, viejo y conservador capitalista, frio, calculador, visionario, ambicioso, algo verde con una secretaria despampanante; Otto, joven comunista que cree en la patria y en el partido por encima de todo; la joven Scarlett, joven, pija e ingenua americana enamorada del revolucionario ruso; los tres rusos de la misión comercial, divertido guiño a los tres rusos de Ninothcka, también escrita por Wilder.

El tipo de humor de la película, cínico a más no poder. Se ríe de todo y de todos. La situación entre las dos grandes potencias; los defectos de una y otra; sus personajes. Un chiste detrás de otro, a un ritmo que te deja sin aliento y que no te permite reír sin perderte el siguiente. Personalmente siempre he creido que Wilder lo dio todo con esta película, y el resultado es maravilloso. Una interminable serie de gags, juegos de palabras, guiños históricos (el ayudante de pasado nazi, sensacional). Y otro final perfecto, durante toda la película Coca-Cola, sí, pero al final Pepsi; ¿lo entendéis? TODOS reciben. No podía ser mejor.

En serio, la comedia perfecta para pasar un buen rato si tiene un mínimo de inteligencia y cultura.

12 comentarios:

  1. Es una película magnífica!! Casi todos los trabajos de Wilder me encantan pero esta está entre las mejores. Estoy de acuerdo con tú entrada! 100% recomendable

    ResponderEliminar
  2. Esta peli es fantástica. Hoy sería imposible de realizar. ¿Que productor financiaría una historia enm donde el protagonista es un amoral simpático y que además es Director de Coca Cola?
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Sean Bauer, es una de las que tengo pendiente del genio Wilder, del qu eme ha entusiasmado todo lo que he visto. La veré. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Una autentica obra maestra y además divertidísima. Si tuviera que llevarme una sola película de Wilder a la isla desierta me llevaría ésta (estar solo es muy triste e indudablemente viendola me pondría de buen humor).
    James Cagney magnífico ¿Su mejor papel? Para mi sí. C.R. McNamara es mucho mejor que el psicópata con complejo de Edipo de "Al rojo vivo" o el bailarín plasta de "Yanqui dandy".
    Un saludo y felicidades por la entrada.

    ResponderEliminar
  5. Magistral. Tiene un ritmo que no desfallece nunca, además de ir a mil por hora. El humor es agilísimo y pillo. Te metes en ella y no abandonas la sonrisa hasta el final. Su exageración te la crees y resulta, sólo hay que meterse un poco en ese mundo que crea Wilder con un algo de los Hermanos Marx y más parecido a La tentación vive arriba que a Con faldas y a lo loco. Muy buen post y bienhallado, Sean, que creímos que ya habías abandonado el barco.

    ResponderEliminar
  6. Obra maestra absoluta que hay que ver insistentemente, una y otra vez, porque dado su ritmo endiablado y genial es imposible captar en una sola visión toda la carga de crítica despiadada que se esconde detrás de cada frase, de cada chiste...

    Por cierto, que es inaudito e impresentable que la edición en DVD en España no disponga de subtítulos en español. Yo le cortaría algo que yo me sé al lumbreras que se le ocurrió tal cosa.

    Gracias por el comentario y un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta tu blog. Enhorabuena.
    Venga ver mi blog brasileño sobre el cine clásico.
    Saludos
    www.ofalcaomaltes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. ¡Casualidad! Estaba buscando alguna página que hablase de esta película y veo que es una entrada de enero...
    Esta peli la vimos mi hermano y yo de jóvenes unas cuantas decenas de veces. No nos cansábamos de verla... Muyyy divertida.
    Saluditos, Miriam

    ResponderEliminar
  9. Gostei do blog!
    Saludos

    www.ofalcaomaltes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Buena , pero cansa un poco es despliegue de griterío y falsa energía de Cagney .
    Volveré a visitarte.

    Saludos.

    www.olblueeyesisback.blogspot.com

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...