martes, 24 de agosto de 2010

Figuras del Cine Clásico: Marlene Dietrich

¿Miedo a la muerte? Uno de debe temerle a la vida, no a la muerte.

Esa fue la eterna filosofía de la berlinesa Marie Magdelene Dietrich, más conocida como Marlene. Nacida en la capital alemana el 27 de Diciembre de 1901, desde muy pequeña estuvo vinculada a las artes, participando en pequeñas obras de teatro en el colegio, y tocando el violín. A principios de la década de los años 20 entró en la escuela de interpretación de Max Reinhardt. Dos años después consiguió su primer papel, aunque tendría que esperar hasta 1930, participando en peliculas menores con actuaciones de secundarias mayoritariamente, para su gran oportunidad en Der blaue Engel (El ángel azul) dirigida por Josef von Sternberg, y coprotagonizada por Emil Jannings. Marlene aparece en un par de ocasiones con los muslos al descubierto, algo radical en aquella época, por lo que tanto eso, como la película en si, le valió el mito de "diva" y "Femme Fatale", convirtiendose en todo un icono sexual de la época.


Ese mismo año (1930) llaman desde Hollywood interesados por Marlene para protagonizar una película junto a Gary Cooper que sería conocida como Morocco, comenzando así su singladura en tierras americanas de la que si se convirtió en una figura mítica, siempre mantuvo las distancias y una aptitud independiente ante su modo de hacer las cosas. Su mejor legado, cinematograficamente hablando, serían las películas de la década de los 30 que protagonizaría bajo las órdenes de Sternberg, como El Expreso de Shanghai o El Diablo era Mujer (ambientado en España).

Al comienzo de la segunda guerra mundial se nacionalizó americana huyendo de su país natal. Fue una firme anti-nazi, y lo demostró siendo una de las primeras celebridades que vendió bonos de guerra, entreteniendo a las tropas o manifestándose públicamente en contra del tercer Reich.

Aunque durante este periodo rodó algunas películas, no sería hasta finalizado el conflicto cuando la veríamos en sus mejores registros, como en Berlín Occidente (A Foreing Affair), Testigo de Cargo (Wittness for the Prosecution), Sed de Mal (Touch of Evil) y Vencedores y Vencidos (Judgment at Nuremberg).

Mucho se ha hablado de su vida privada, algo de lo que se sabe mucho pero de las que circulan innumerables historias, como por ejemplo, su orientación sexual, el número de amantes que estuvo, o que clase de mujer de familia era. El mito más famoso sea quizás el de su relación con otra extranjera que eclipsó Hollywood durante los años 30, Greta Garbo.

Su figura de diva y "femme fatale" ha inspirado a muchas actrices durante el paso de los años. Aquí os traigo dos claros ejemplos, la genial Cate Blanchett en "The Good German", o Diana Kruger en la cinta de Quentin Tarantino, "Inglourious Basterds".


Desde solo cine clásico os recomiendo sus siguientes películas:

Der Blaue Engel (1930) de Josef von Sternberg
Morocco (1930) de Josef von Sternberg
Shanghai Express (1932) de Josef von Sternberg
The Devil is a Woman (1935) de Josef von Sternberg
Detry Rides Again (1939) de George Marshall
A Foreing Affair (1948) de Billy Wilder
Witness for the Prosecution (1957) de Billy Wilder
Touch of Evil (1958) de Orson Welles
Judgment of Nuremberg (1961) de Stanley Kramer

@solocineclasico

7 comentarios:

  1. La verdad es que en Sed de mal hace más bien un cameo, aunque coincido en general con tus recomendaciones. Hay tantas que por algunas habría que empezar.

    Me encantó en el papel de Tanya (Sed de mal), de morena, en un papel creo que hecho para ella, a su justa medida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Realmente la canción es una joya. Ahora mismo vengo de otro blog que habla de la relación entre Marlene Dietrich y Greta Garbo (24vecesxsegundo.blogspot.com). Aunque no es de mis actrices favoritas intentaré refrescar algunas películas de las que propones en la lista.

    ResponderEliminar
  3. Que fantástica mujer!! Su vida fue una auténtica película. Me apunto alguna de sus pelis que aún no he visto. De las que he visto, Testigo de Cargo es una maravilla.

    ResponderEliminar
  4. Estupenda reseña. A mi en general, no me gusta con Von Sternberg, me parece que posa más que actúa. Yo recomendaría Testigo de Cargo de Wilder y Pánico en la Escena de Hitchcock. No las he visto todas, también tengo que decirlo.
    Yo soy la que ha escrito sobre la relación de Greta y Marlene, mi blog es el que el amigo Marcos apunta, así que pásate sui gustas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Terrible tener que apoyar a los soldados que luchaban contra su propia nación. Pero lo importante no era su amor por su nacionalidad sino su AMOR POR LA LIBERTAD

    ResponderEliminar
  6. Me encanta Marlene Dietrich, es de mis favoritas... de todas las pelis que nombras me quedo con Testigo de cargo y Pánico en la escena (la única peli de Hitchcock que me gusta, y creo que me gusta solo por su presencia) y adoro su etapa con Sternberg, sobre todo The devil is a woman (a la que dediqué una entrada en mi blog).
    Y suscribo totalmente lo dicho en el comentario anterior.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ah!!! y con Vencedores o vencidos (de Stanley Kramer).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...