domingo, 27 de diciembre de 2009

Películas-Años 60: Vencedores o vencidos (1961)


JUDGEMENT AT NÜREMBERG (10/10)


Al final de la Segunda Guerra Mundial, se llevaron a cabo los Jucios de Nuremberg, un conjunto de procesos judiciales en manos de las naciones aliadas vencedoras. En estos jucios se determinó y sancionó las responsabilidades de dirigentes, funcionarios y colaboradores del regimen nazi, juzgando ante todo los diferentes abusos cometidos en nombre del III Reich alemán a partir de Septiembre de 1939. Uno de esos procedimientos, el Juicio a los Jueces, tomó gran protagonismo pues en el banquillo de los acusados se encontraban justamente el aparato judicial nacionalsocialista encarnado en tres jueces populares de entonces y un médico encargado de las esterilizacones sanitarias. Fueron acusados principalmente de conspiración criminal, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Stanley Kramer dirige entonces en 1961 Judgement at Nüremberg conocido, al menos en Argentina, con el nombre de Vencedores o vencidos donde se recrea en casi 3 horas de duración este juicio en particular. Con un reparto prodigioso que cuenta con nombres tales como Burt Lancaster, Spencer Tracy, Judy Garland y Marlene Dietrich entre otros grandes, El juicio de Nüremberg es sin dudas la mejor película sobre el holocausto que he visto en mi vida. Es que este film escrito por Abby Mann, quien ganó un Oscar por el mismo, no se queda en el mero formalismo de presentar los hechos recreativos del juicio en sí, no se enfrasca en la típica pregunta sobre si los reos son o no culpables- que es lo que en principio parece apuntar el film. En una infinidad de exposiciones alternativamente llevadas por las voces del fiscal, los testigos, el abogado defensor o el mismo Juez interpretado por Spencer Tracy, estamos constantemente ante innumerables cuestionamientos sobre lo que es justo o no, qué acciones definen realmente al hombre, qué es una dictadura, qué es el miedo, qué es ser humano. Un film altamente filoso y filosófico que como quien dice no deja títere con cabeza y apunta desde lo particular al gran interrogante universal sobre los derechos humanos y los crímenes. Parlamentos y juicios de valor que podrían perfectamente ser aplicados a cualquier dictadura histórica y mundial, parlamentos llenos de interrogantes morales y éticos sobre las acciones de los hombres, que en definitiva son las que lo definen.
La película, de una ambientación casi teatral, fue posteriormente llevada a las gradas con algunos de los actores del film, entre ellos el ganador del Oscar al mejor actor Maximilian Schell , quien interpreta a Hans Rolfe, abogado defensor de Ernst Janning (uno de los jueces más valorados de la época Nazi) interpretado asi mismo por un genial Burt Lancaster. Schell, curiosamente interpretó a Janning en la obra teatral que también tuvo tanto éxito como el film. Un actor que si bien está excelentemente acompañado por todos en esta obra maravillosa del cine clásico, diría sin exagerar que se lleva el film a cuestas. Su interpretación deja sin aliento y uno no puede menos que verse seducido por algunas partes de sus monólogos, algunos de los más punzantes del film. Seguido a este, tenemos un Montgomery Clift encarnando a Petersen, un testigo del juicio que cuenta sus experiencias personales cuando se le impuso la esterilización aún sin ser judío. Su interpretación es brillante y provoca lágrimas sin ponerse sobreactuado y melodramático.
El guión además nos deja entrever las repercusiones que este enjuiciamiento tuvo en el pueblo alemán- donde obviamente el film fue tibiamente recibido- y no sólo eso, nos muestra con apenas dos escenas, cómo este hecho también era polémico dentro de las mismas fuerzas americanas que se encontraban en una posición difícil ante la inminente guerra fría: si habían de necesitar el apoyo alemán para poder enfrentar a Rusia...¿cómo habrían de enjuiciarlos en su propia tierra?.
Sobre el film se podría decir mucho, realmente mucho, pero los invito a que la vean porque no bastarían palabras para describir ese magnífico contenido. Un film lleno de escenas y líneas memorables, con un final que deja perplejo y del que difícilmente se pueda uno olvidar tras su visionado. Crudo, pues entremezcla escenas reales de la época con las del film, irreprochablemente prolija y con una fotografía deslumbrante.
El juicio de Nüremberg es sin duda alguna, el juicio a la humanidad toda.

A continuación el genial Spencer Tracy pronunciando el veredicto final. Si bien sería considerado spoiler no hace a la ruina del film verlo, se los recomiendo porque son palabras profundas.




Aquí podéis ver la Película Completa:


@solocineclasico

6 comentarios:

  1. Que gran película has escogido, Pabela. Esta es una de esas películas con un gran reparto en el que quizas el menos conocido o menos portentoso del mismo es el que mas resalta, es el caso de Maximiliam Schell, que creo gano el oscar por su papel de abogado defensor

    En fin, me ha alegrado ver un articulo firmado d tu puño y letra en el blog.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me gustaría mucho encontrar esta peli en alemán pero con subtitulos en español! me urge! te agradecería de todo corazón si me dijeras donde puedo descargarla! y te agradecería más si me mandaras un msj, mi correo es Kelly-Johanna-@hotmail.es

    ResponderEliminar
  3. Keilita justamente la que yo conseguí viene con audio español e inglés pero te averiguaré si se consigue la que pides aunque honestamente en alemán debe ser otra versión que no conozco pero te lo averiguo y te escribo a tu mail. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Es un película de las de "antes" , pero sin duda una obra maestra, hace años ya la vi, pero ahora con el fallecimiento de Máximilian Shell he tenido muchas ganas de volver a verla. Espero que a los que no la habeis visto os guste, yo la recomiendo. maribel 19/3/14

    ResponderEliminar
  5. Hay que proyectarla de nuevo en todos los cines.

    ResponderEliminar
  6. Es justo ahora cuando necesitaba volver a ver esta película. Gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...