jueves, 31 de diciembre de 2009

Películas - Años 50: Con Faldas y a lo Loco (1959)


SOME LIKE IT HOT (10/10)


Una de las mejores comedias del cine clásico, seguramente la obra más querida de su director, ese Dios que se apodaba Billy Wilder. La cinta está considerada como una de las mejores comedias jamás hechas (n.º 1 en la lista de las grandes comedias de la American Film Institute y 14.º en la Lista de las 100 mejores películas americanas). Lo que ya os da una idea del material que tenemos entre manos, pero pasemos directamente a la acción.

Joe (Tony Curtis) y Jerry (Jack Lemmon), son dos músicos de jazz que presencian un ajuste de cuentas en un garaje conocido como la Masacre de San Valentín, durante la prohibición en los años 20. Los gangsters se dan cuentan y se proponen a liquidarlos cuando inesperadamente se salvan y comienza una frenética huida para salvar los cuellos. En vista que los gangsters tienen controladas todas las salidas de la ciudad, Joe y Jerry no tienen más remedios que disfrazarse de mujeres y huir con una banda musical de chicas que parten hacia Florida, en el transcurso del viaje conocerán a Sugar (Marilyn Monroe).

Para esta comedia, Wilder contó con su actor fetiche, Jack Lemmon, para el papel de Jerry, el gracioso del dúo. Dúo completado por Tony Curtis, que hace el papel de galán, aunque también tipo gracioso, que busca conquistar a Sugar, de la cual se acaba enamorando.
Para el papel de rubia buenorra y resultona, de grandes... ojos, y algo corta, ¿qué mejor que la rubia buenorra y resultona, de grandes... ojos, y algo corta favorita de América, Marilyn Monroe?
Curiosamente, esta actuación le valió a Marilyn el Globo de Oro, y muchos podrías pensar que ¿por qué?, si basicamente hizo de si misma. Al parecer, durante el rodaje, Monroe ya andaba con una de sus constantes depresiones; sufría de insomnio; dolores de cabeza; le costaba memorizar sus diálogos, lo que la enemistó con todo el equipo y especialmente con Curtis, que aunque negaría años más tarde, afirmó que besarla era como besar a Hitler; durante el rodaje se quedó embarazada y tuvo un aborto... en fin, fue una locura tanto para el equipo como para ella, sin embargo su trabajo es más que notable, y aunque para mi Monroe siempre será una rubia tonta con un buen par de... ojos, no puedo sino quitarme el sombrero por su trabajo, al menos, en la cinta de Wilder. Bravo. Muchos fueron los sorprendidos porque no nominasen a Monroe al Oscar por el papel de Sugar, yo entre ellos, hoy... no entonces.

La película ganó un Oscar, de los seis a los que estaba nominados, entre ellos mejor actor para Lemmon, mejor director para Wilder y mejor guión adaptado, también para Wilder y I. A. L. Diamond, el cual coescribió el genial guión basándose en una historia de Robert Thoeren y Michael Logan (en dicha historia no había gangsters), que sirvió para realizar Fanfaren der Liebe, una película alemana de 1951. Por lo que muchos consideran, Con faldas y a lo loco un remake.

Sin duda alguna, lo que pasará a la posteridad y a la historia del cine con mayúsculas es la frase final que, si no habéis visto la película, os recomiendo que no veáis el vídeo:



Es en este 2009, cuando esta maravillosa cinta cumple los 50 años de edad con la misma frescura y originalidad que el día de su estreno.
Esta es la tercera y última película que os tenía reservadas, y creo que la última que analizaremos este año, así que dentro de unas horas, en el 2010, comenzará otro año en el que llegarán muchas más películas y cineastas dispuestos a adquirir un rinconcito en este blog dedicado exclusivamente a ese maravilloso periodo que fue el Cine Clásico.

2 comentarios:

  1. Es excelente esta película, está todo bien hecho. No puedo imaginarla nada que pueda mejorarse.

    Un 10.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hay otras que me parecen más divertidas del propio Wilder (Uno, dos, tres)... quien dista mucho de ser un dios para mí, que me reconozco como ateo.
    Marilyn de tonta no tenía nada, Sean. Otra cosa es que la caracterizaran así.
    Lo que comentas de las frases es cierto.. se las ponían en los cajones, en todos los lados, y no conseguía ni verlas. Pero eso no es porque fuera mala actriz. Wilder creo que dijo que en su anterior película juntos ella recitaba y recordaba los diálogos sin problemas, es lo que tú comentas, con la crisis que debía estar pasando la mujer, no era tal vez el momento más adecuado para estar realizando una película. No es mi favoritas de Wilder, ni de mi lista de comedias (me da igual en qué puesto figure en otras), pero es una estupenda película, eso es cierto. Y muy divertida. Un saludo y feliz año.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...