miércoles, 30 de diciembre de 2009

Películas - Años 30: Lo que el viento se llevó (1939)


GONE WITH THE WIND (9/10)

Lo que el viento se llevó es una obra muy grande y muy compleja como para poder reseñarla con facilidad. Eso implica que inevitablemente me voy a dejar muchos detalles.

Lo que el viento se llevó es el cine por excelencia es una demostración de su evolución y de lo que era capaz la industria de Hollywood. Y eso queda claro en todo tipo de listas y tops que se hacen año tras año, la cinta está ahí. Es verdad que algunos de ellas tienen poca credibilidad, pero hay cintas como ésta, Casablanca o el Ciudadano Kane que siempre están ahí y si después de tantos años permanecen ahí es porqué se lo merecen. La cultura popular también tiene muy presente el film aunque sea de manera inconsciente: todo el mundo ha dicho alguna vez la célebre frase “a diós pongo por testigo que…” o la frase con la que acaba el film “mañana será otro día”… Mucha gente sabe perfectamente quien es Scarlett O’Hara… Así que podemos afirmar que Lo que el viento se llevó sigue viva después de 70 años, pocas son las películas que pueden decir tal cosa.

El film tiene muchos prejuicios. Principalmente por sus 4 horas de duración. Eso hace que muchos no se atrevan ni a verla. Pues bien, yo puedo decir que después de haberla visto 3 veces en 3 años, me sigue pareciendo un peliculón. En 1939 pocos podía imaginar que se podría hacer una película en color con tan bella fotografía, de Ernest Haller & Ray Rennahan, porqué Lo que el viento se llevó no son solo unos actores muy bien dirigidos interpretando buenos y contradictorios personajes. Formalmente el film es una maravilla de la época. Un juego de luces sombras impresionante. En momentos como la subida de la colina se te ponen los pelos de punta, visualmente perfecta. La banda sonora de Max Steiner es de esas que perdura, de esas que se quedan grabadas en la memoria para siempre… de esas que como los símbolos de marcas comerciales relacionas inevitablemente al producto, en este caso a la película. Una pequeña carta de presentación. Para presentar una tormentosa historia, sobre amor, celos, dinero, egoísmo, engaño, guerras, contradicciones, miedos, venganzas…

Contar de que va Lo que el Viento se Llevó en pocas palabras no es fácil, es una trama compleja donde la contextualización, en plena Guerra de Secesión americana juega un papel clave. La protagonista, una joven engreída y consentida Scarlett O'Hara es el centro de atención de las fiestas en las mansiones sureñas. La joven está enamorada de Ashley quien está enamorado y prometido con su prima Melanie. Todo transcurre con normalidad hasta el inicio de la guerra, que hace que todos los hombres, incluido Ashley vaya a luchar. Es justo en ese contexto cuando aparecerá Rhett Butler, un vividor que solo mira por sí mismo. La película narrará la relación entre esos dos fuertes caracteres, Rhett y Scarlett antes, durante y después de la guerra.


Es una historia que necesitaba esas 4 horas de metraje, es más creo que uno de sus hándicaps es que no acaba de estar del todo bien resuelta. No, no me refiero a la archiconocida frase que él le dice a ella antes de irse, ni al último plano con una Scarlett dispuesta a volver a levantarse… sino a todos los acontecimientos anteriores. SPOILER Sin casi tiempo para respirar y asimilar se mueren el segundo hijo que estaban esperando los protagonistas, Bunny y Melanie. FIN SPOILER. Todo muy precipitado si lo comparamos al tratamiento y la evolución de las relaciones personales entre todos los protagonistas.

El gran acierto del film a parte de la fotografía y su partitura es el tratamiento de los protagonistas y lo detallados que están. Todo protagonista sufre una evolución, no hay personaje en segundo plano, hay más importantes que otros pero todos están trabajados. Eso da lugar a una riqueza de personajes que se ha visto en pocas películas más. Y lo que resulta más brillante es que después de ver la película no acabas de entender algún comportamiento de sus dos protagonistas Rhett Butler y Scarlett O’Hara, porqué como nosotros están llenos de contradicciones, ni ellos mismos parecen saber el rumbo de su vida, viven al límite y siguiendo sus instintos. Scarlett O’Hara es un personaje enigmático. Engreída y consentida, vivía en su mundo de fantasía, de papá y mamá hasta que la guerra le hizo bajar a la tierra de los mortales. Con la guerra a parte de perder su primer marido, perdió todo lo que ella más quería, prestigio, riqueza y bienestar social y su tierra Tara. Para recuperarlo decidió que trabajaría, y se rompería la espalda para restaurar Tara. Pero paradójicamente, cuando se recuperó y volvió a disfrutar de una vida llena de privilegios, volvió a sus niñerías y quejas por tonterías. Es que todo ese esfuerzo no le ha hecho ver que el mundo es muy diferente de lo que se pensaba… o es que considera que ahora que ya ha vuelto a su situación normal puede volver a comportarse como una mocosa impertinente…. Quizás se entera demasiado tarde que en ese momento está teniendo su vida imaginada, con un marido que la quiere, una vida como la que había soñado… Tara no es un trozo de tierra. En esta película como en otras, Tara es un personaje por si solo, un personaje que permite a Scarlett levantarse cada vez que se cae, un personaje que es el que le da fuerzas para no desvanecerse en los momentos difíciles. Por otro lado tenemos a Rhed Butler, un tipo egoísta que ha ido por libre toda la vida. Un hombre que se define por no es un caballero, que deja las cosas claras desde un principio, y que intenta conquistar el corazón de Scarlett, pero lejos de convertirse en su príncipe azul decide participar en su juego de a ver quién es más terco y más tozudo, quien aguanta más sin darse cuenta que están hechos el uno para el otro, para ver que están hechos de la misma pasta, y que solo pueden ser ellos mismo cuando están juntos y no tienen que fingir delante la sociedad. Un hombre que parece que se ponga una máscara para no herirse, que en realidad si es un caballero, pero es consciente que no lo tiene que mostrar si no quiere que se aprovechen de su bondad. En un segundo plano pero no menos importante para el desarrollo del film están Ashley y Melanie, los criados fieles, las hermanas y los maridos de Scarlett. Todos sufren su evolución, pero siempre acompañando la trama dejando el protagonismo a los verdaderos protagonistas de la función.

El casting de actores es extremadamente acertado. Clark Gable es el encargado de interpretar a un tipo a priori sin muchos escrúpulos, que lo único que le interesa es él mismo que evoluciona a un tipo herido, cansado de ser siempre el segundo plato, y que aunque quiere a Scarlett sabe que nunca van a tener la vida de casados que algún día imaginó que podrían tener. Vivien Leigh interpreta a Scarlett O’Hara. Una cara bonita, con mucho don interpretativo a su espalda, una excelente actuación que ha permanecido, permanece y permanecerá en la historia del celuloide. Olivia de Havilland interpreta a Melanie, un personaje que es la bondad personificada, Leslie Howard interpreta a Ashley, y finalmente mención aparte se merecen Hattie McDaniel y Butterfly McQueen quienes interpretan a dos criadas de Scarlett, la primera fue la primera actriz de color en recibir un Oscar, que por desgracia no pudo recibir en la ceremonia porqué no se permitía la entrada a negros, y la segunda consigue crear un personaje simpático y gracioso.

La película tuvo hasta cinco directores: Reeves Eason, Sam Wood, William Cameron Menzies, George Cukor y Victor Fleming. Aunque al final solo aparece este último. Se ve que el rodaje fue una tarea titánica.

A los americanos les gusta mucho mirarse al ombligo, un ejemplo de eso es la cantidad de películas sobre su corta historia, si la comparamos con los países europeos. Si bien es verdad que su historia de para mucho, es curioso que muchas de ellas han sido multipremiadas en los oscars… En este caso todos merecidos, Lo que el viento se llevó es un acurado reflejo de la guerra de Secesión, 16 nominaciones y 10 galardones en el bolsillo.

Como conclusión, Lo que el viento se llevó es una cita ineludible a la historia del cine. Imprescindible más allá de si después te gusté más o menos.

Podéis ver la película online aquí:

PD: Si no os gusta la crítica, me importa un bledo ;)


6 comentarios:

  1. Me gusta la critica

    Es mas, hacia mucho tiempo que la esperaba, y no ha decepcionado. Pues es lo que dices, esta película es una obra magna del cine, y mas que la propia pelicula, el trabajo que llevó el hacerla!
    Sería interesante otro post solo de la movida que supuso el filmarla.
    Te atreves para dentro de un tiempo? ^^

    ResponderEliminar
  2. Francamente, querido... se me ha hecho un pelín larga. Acorde a la peli, supongo. El texto ecesitaría pulirse un poco, me parece.

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    A ver, que son "sólo" 222 minutos (o sea, que no llega a las 4 horas) ;-) que merecen una entrada como ésta.
    Como muy bien dices, Gine, es una cita imprescindible para comprender cómo era el cine hace 70 años y un ejemplo perfecto de lo que es una película "de productor": a pesar de los diferentes estilos de los múltiples directores, guionistas y directores de fotografía (hay que citar también a Lee Garmes), la omnipresencia de Selznick la mantiene unida, hasta que las cosas se precipitan en la segunda parte. No es obligatorio que le guste a todo el mundo, pero su visionado no debería eludirse, al menos una vez en la vida.
    Una pequeña corrección, si me permites: Hattie McDaniel sí recogió en persona su premio a la mejor actriz de reparto, aunque, por desgracia, los actores negros no pudieron asistir al estreno en Atlanta, donde estaba en vigor la segregación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. A mi sí me gustó tu review. Me encantó el final que resulta abierto y dejandonos con la "casi" certeza que Scarlett volverá con Butler o al menos hará todo lo que esté en sus manos para hacerlo.

    ResponderEliminar
  5. No sale nada para ver la pelicula, solo un cuadro gris.-

    ResponderEliminar
  6. NO SALE NADA NI UN LINK NI NADA PARA VER LA PELICULA

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...