sábado, 10 de octubre de 2009

Películas - Años 20: El Navegante


THE NAVIGATOR (8,5/10)


En 1924, Buster Keaton ya se ha hecho un nombre en el mundillo de Hollywood. Como os comenté la semana pasada, ya era lo suficientemente conocido como para poder dar un rueda de prensa en la que defendía la inocencia de su amigo Roscoe Arbuckle.
Dos de las siete mejores películas de Keaton ya habían visto la luz, Our Hospitality y Sherlock Holmes Jr., y ahora le tocaba a The Navigator, traducido en España como El Navegante.
Rollo Treadway (Buster Keaton) es un joven millionario, bastante inútil, enamorado de su vecina, Betsy O´Brien (Katherine McGuire), que decide casarse con esta organizando todos los planes de la boda (incluyendo la luna de miel en un crucero), dejando para último lugar el preguntar a la chica si lo querré en la salud y la enfermedad, etc...
La chica dice que no.
Ante tal situación, Rollo decide partir el solo en el crucero para intentar superar la pérdida, pero este sale demasiado temprano, así que decide embarcar esa misma noche para no tener que madrugar. Al mismo tiempo, el padre de la vecina y ella misma van al embarcadero y descubren que un grupo de espías enemigos están soltando su barco para que este encalle. En medio de toda esta confusión, llega Rollo que se equivoca de barco y se mete en el del padre de su vecina. A este le tiran por la borda pero la chica se queda sola en el barco... un momento, ¿sola?, no, amigos, no. Rollo también va en el barco. Buster y la chica solos en un barco enorme a la deriva. Aquí comienza la película.


En El Navegante encontramos algunos de los mejores trucos y recursos cinematográficos de Keaton, como la sincronización de movimientos junto a Katherine McGuire; la situaciones desesperantes en las que ríes por no llorar; el modelo de héroe de Keaton, un joven tímido e inseguro que debido a las circunstancias a las que se enfrenta acaba madurando, siendo considerado un héroe y consiguiendo a la chica de la que está enamorado. Además de alguno de los momentos más inolvidables de su carrera cinematográfica como el paseo de la casa de Betsy a la suya; la frenética carrera de Buster y Katherine por el barco intentando encontrarse; la parte del traje de buzo y la posterior inmersión; la batalla a cohetes con los caníbales; y el inesperado final!

En esta película, Keaton ya tenía el control de total de la misma, ya que co-dirigía junto a Donald Crips, la producía, la escribía y la protagonizaba. Esto demuestra lo elevado de la posición de Keaton en aquel momento.
La película tuvo una buena acogida ante el público, pero la crítica no la aplaudió tanto, destacando el nota de prensa de Variety que decía: "La película de Keaton es irregular. Es decir, es a la vez banal y original, lo suficiente para hacer reír al espectador..." Aunque, eso sí, la revista aplaudía la mítica escena del traje de buzo.

Aquí podéis ver la película completa:


@solocineclasico

3 comentarios:

  1. Pocas veces me reí tanto con una película como con ésta. El guión es dinámico como nunca, algunas escenas, a pesar del tiempo transcurrido, perduran en mi memoria como si la hubiera visto ayer mismo. De las películas de Keaton, ésta se lleva una nota de sobresaliente.

    ResponderEliminar
  2. la escena de las cartas mojadas en la mesa todavía me hace reír cuando la recuerdo....

    Buster siempre es genial...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...