domingo, 4 de octubre de 2009

Figuras del Cine Clásico: Roscoe Arbuckle


FATTY ARBUCKLE
"EL PRIMER GRAN ESCÁNDALO DE HOLLYWOOD"



El nombre de la actriz de cine mudo Virginia Rappe pasaría a la historia, no por su deslumbrante carrera, o sus inicios en el mundo del celuloide. Todo lo contrario, por el final de esta, o lo que fue también el fin de su propia vida, aunque pocas cosas no escabrosas hay que destacar de su vida... tantas como de su filmografía.
El 9 de septiembre moriría en San Francisco a causa de una peritonitis. Las causas de estas, jamás lo sabremos, hay varias hipotesis, y una de ellas, llevada a acusación acabó con la carrera de Roscoe "Fatty" Arbuckle... pero, ¿de quién estamos hablando?
Remontémonos 34 años antes de la muerte de la joven Rappe (curioso apellido, ya veréis)

Roscoe Arbuckle nació en Smith Center, Kansas, aunque se trasladó a California, donde estaba emergiendo Hollywood, la nueva meca del cine. Aunque tenía experiencia de haber trabajado en el vodevil, e incluso tener el sobrenombre artístico de "Fatty" (debido a sus proporciones), en un principio, Roscoe se ganaba la vida como fontanero, hasta que un joven director de origen irlandes llamado Mack Sennet, que acababa de fundar la Keystones Kops, le ofreció trabajar en sus películas. A base de divertidas comedias con el sello característico de Sennet, alocadas carreras de coches, o batallas de tartas en las conocidísimas películas de Fatty and Mabel, donde compartía cartel con Mabel Normand, mujer de Sennet, Roscoe se dio a conocer al mundo entero.


Fue de esta unión donde surgió el conocidísimo "gag" del lanzamiento de tartas, el que todos hemos visto alguna vez en el que alguién arroja un pastel a la cara de alguien. Al parecer, a Arbuckle se le ocurrió la idea mientras estaban haciendo un picnic en El Paso, Texas, cuando se encontraron a los hombres de Pancho Villa en Rio Grande y empezaron a lanzarse frutas unos a otros. Cuando Arbuckle derribó a uno de esos hombres con un manojo de plátanos, estalló una sonora carcajada del propio Pancho Villa.

En 1916 ya era tan celebre como el mismísimo Charles Chaplin, por lo que la Paramount le ofreció un contrato, en el que se le garantizaba el control total de sus películas, además de crear la Comique Film Corporation exclusicamente para él, acontecimiento único en la época.

En 1917, presentó al mundo al que sería uno de los cómicos más grandes de la historia, Buster Keaton, con el corto The Butcher Boy. A raiz de esto, ambos artistas entablaron una larga amistad.

Los que conocieron en vida a Fatty, le consideraban un tipo altamente bromista con una personalidad fuerte y a veces complicada. En su vida tenía dos placeres, el alcohol y las mujeres, y le gustaba disfrutar de ambos en grandes cantidades, algo que se podía permitir perfectamente.

Cuando Arbuckle estaba en lo más alto de su carrera, decidió tomarse un merecido descanso, por lo que se fue a San Francisco junto a sus amigos Lowell Sherman y Fred Fishbach, registrándose en el hotel Saint Francis y alquilando las habitaciones 1219, 1220 y 1221. Lo que voy a narrar a continuación es un registro de distintas versiones que nunca podremos corroborar, pero dos cosas antes que nada. Uno, una chica llamada Virgina Rappe murió en aquel hotel; y dos, a pesar de haber sido acusado de la muerte de la chica, Roscoe fue declarado inocente.

Septiembre de 1921
Lo que supuestamente pasó:
Organizaron una fiesta, llamaron a un montón de chicas, compraron cantidades ingentes de alcohol y comenzó la juerga, juerga que se desmadró hasta alcanzar unos límites propios en los dorados años veinte.
A los dos días de haber comenzado la fiesta, Virgina Rappe se unió a la fiesta. Rappe era una joven actriz que había intervenido en películas de poca monta y como muchas en aquella época, tenía que buscarse algún papel en la cama de algún productor. Al llegar a la fiesta, Roscoe le recibió en pijama, lo que provocó las acusaciones de que el actor caminaba semidesnudo por los pasillos del hotel. Virginia empezó a ingerir grandes cantidades de alcohol, por lo que tuvo que ir al lavabo para vomitar. Arbuckle presenció la escena, por lo que fue detrás de la chica, encerrandose ambos en el baño durante 15 minutos. A las pocas horas, Rappe cayó gravemente enferma, siendo examinada por el doctor del hotel, el cual dictaminó que, probablemente, la mujer había sido intoxicada. Murió tres días después de peritonitis, causada por perforación de la vejiga. Dias más tarde, Roscoe fue acusado por una de las chicas que estuvo presente en la fiesta.
Lo que muchos medios de comunicación especularon, especialmente los de William Randolph Hearst, el pasivo protagonista de la maravillosa Ciudadano Kane de Orson Welles, fue que la chica había sido violada por Roscoe durante aquellos 15 minutos en los que estuvieron encerrados en el baño. Una de las versiones más escabrosas aseguran que ante la impotencia de Roscoe de no poder penetrar a Virginia, debido a sus 120 kilos de peso y a su algo grado de embriaguez, hizo uso de una botella de Coca-Cola, violándola y perdorandole la vejiga. Otros hablan de una botella de vino o un trozo afilado de hielo.
Cuando los médicos llegaron a la habitación, encontraron a Virginia en una tina con agua fria, donde había sido colocada en un desesperado intento por reanimarla. Arbuckle había colocado un pedazo de hielo a la altura de la vagina de Rappe, lo que le valió la acusación de haberla penetrado con un objeto puntiagudo de esa misma sustancia.

Roscoe fue llevado a juicio, el cual fue seguido por todo el pais y manipulado en muchos casos por los medios de comunicación en un claro intento de vender más y más y más...
Durante dicho juicio se probó que los daños en la vegija de Virgina podían haber sido consecuencia de un aborto practicado poco antes, y agravados como consecuencia de la gran cantidad de alcohol ingerido mezclado con medicamentos.
La figura de Virgina fue muy idealizada por los medios y por el fiscal durante el juicio, pero detalels que se obviaron fueron que esta chica había abortado, mínimo tres veces, se había prostituido o que había contagiado de sífilis colectiva a varios miembros de los estudios de Mack Sennet, aunque todo esto fueron rumores.

Aunque salió impune del juicio, la carrera y vida de Roscoe estaban acabadas. Hollywood le marginó y decidió plantar una clara muestra de repulsa y rechazo, aunque no todos acataron esa decisión. Uno de ellos fue Buster Keaton, el cual hizo una declaración pública en apoyo de su amigo, resaltando que Arbuckle era

"una de las almas más amables y bondadosas que había conocido."


Muchas de las películas de Roscoe se perdieron debido a que nadie mostró interes alguno en conservarlas. A día de hoy nos han llegado algunos de sus primeros proyectos, o aquellos en los que compartía papel con Keaton o Chaplin.
Durante los años siguientes viviría varios divorcios, además de sufrir de alcoholismo, algo a lo que Araminta Estelle Durfee, su primera mujer, se refirió como:

"Roscoe solo pareció encontrar consuelo en el fondo de una botella"

Con la ayuda de Keaton, intentó volver al mundo del espectáculo. Se rumorea que co-dirigió "El Moderno Sherlock Holmes" junto a Keaton.
Uno de los sobrenombres que iba a adoptar era Will B. Good, que era un juego de palabras que quería decir en realidad "seré bueno". Aunque finalmente adoptó el de William Goodrich.
El escritor e investigados británico David Yallop descubrió que el nombre completo del padre de Arbuckle era William Goodrich Arbuckle, de ahí el sobrenombre que adoptaría su hijo años más tarde.

Con la llegada del cine sonoro, la carrera de Arbuckle parecía tener posibilidades de volver a resurgir. Firmó un contrato con la Warner para dirigir 6 cortos cómicos en los que podría volver a usar su verdadero nombre. Al terminar de rodar el último de estos cortos, la Warner le ofreció un contrato para rodar un largometraje, algo que emocionó de sobremanera a Roscoe:

"Hoy es el día más feliz de mi vida"

Murió horas después.

Fue incinerado y sus cenizas dispersadas en el Océano Pacífico. En repetidas ocasiones Buster Keaton declaró que su amigo, Arbuckle, había muerto porque le habían roto el corazón.


Desde Solo Cine Clásico recomendamos sus siguientes películas:

A noise from the Deep (1913) de Mack Sennet, con Mabel Normand
The Butcher Boy (1917) de Roscoe Arbuckle, con Buster Keaton
Conney Island (1917) de Roscoe Arbuckle, con Buster Keaton
Out West (1918) de Roscoe Arbuckle, con Buster Keaton
Life of the Party (1920) de Joseph Henabery
Tomalio (1933) de Ray McCarery




2 comentarios:

  1. Vaya Sean! qué increíble historia! perturbadora y tristísima a la vez. No sabía nada de este actor, sólo lo conocía de nombre pero me has dejado estupefacta.

    ResponderEliminar
  2. Hola, amigos. Sobre esta enigmática historia James Ivory hizo una película, con James Coco en el papel de Faty que se titula Fiesta salvaje. Ese es el título en España, The wild party, en el original, en la que salía una espectacular Raquel Welch.

    Saludos desde España.... tambien para Pabela.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...