domingo, 24 de mayo de 2009

Figuras del Cine Clásico: Paulette Goddard (1910-1990)


LA ÚLTIMA GRAN CHICA CHAPLIN


Comenzamos la sección de biografías de figuras del cine no precisamente con una de las más famosas pero tampoco desconocida, ni mucho menos. Se trata nada más y nada menos que de Paulette Goddard.
Posiblemente recordemos a Paulette Goddard como la bella pareja de Charles Chaplin en dos de sus mejores películas, Tiempos Modernos (1936) y El Gran Dictador (1940)
Comenzó su carrera profesional como modelo publicitario y, después, como integrante de la compañía musical Ziegfeld Follies de Florenz Ziegfeld. Tras casarse con un millonario llamado Edgar James, se trasladó a vivir a Hollywood. A principios de los 30 participó en papeles secundarios en obras como Las calles de la ciudad (1931) de Rouben Mamoulian con Gary Cooper y Sylvia Sidney, o Torero a la fuerza (The Kid from Spain, 1932) de Leo McCarey junto a Eddie Cantor.
Cuando aún era una completa desconocida en el mundo de Hollywood, conoció al humorista británico Charles Spencer Chaplin en una fiesta en donde ambos se enamoraron. Paulette participo en las dos siguientes películas de Chaplin, Tiempos Modernos y El Gran Dictador, casándose con este después de rodar la primera película. Hizo una prueba para Scarlett O´Hara, la inolvidable heroína sureña de Lo que el viento se llevó, siendo una de las favoritas a conseguir el papel, pero fue su relación con el director Charles Chaplin la que, según dicen, arruinó todas sus posibilidades para hacerse con el papel. Sin embargó participó en otras películas como Mujeres de George Cukor o en El Gato y El Canario, junto a Bob Hope, ambas en 1939.

Podríamos hablar de los distintos tipos de cánones de belleza y como afectaron a cada época y todo ese rollo, pero creo que es más simple analizar la belleza de Goddard, la cual si viviese hoy en día estaría en el catálogo de las 100 mujeres más sexys del mundo. De aspecto jovial y mirada pícara, Paulette Goddard irradiaba una ilimitada belleza en cada una de sus escenas. Posiblemente Jessica Biel no gustase en aquella época, o Mary Pickford no nos gustase ahora, pero era épocas distintas. Sin embargo, Paulette Goddard es una clara excepción. Su belleza perduró a lo largo de los años, permitiéndonos apreciarla tanto a mi abuelo hace bastantes años, como a mí ahora.
Pero el matrimonio no duro, y en 1941, la mundialmente conocida estrella, Charlot, y Goggdard rompieron su matrimonio.
Fue la década de los años 40 cuando más trabajó, destacando su participación en películas como Al Fin Solos, de H. C. Potter; El Castillo Maldito; Piratas del Mar Caribe de Cecil B. De Mille; Sangre en Filipinas, por la que fue nominada al Oscar; La Bribona; Memorias de una Doncella y Los inconquistables, una vez más junto a Cecil B De Mille.
A partir de los años 50 su carrera se vio reducida a la radio o televisión, además de algunas breves apariciones en películas.
Acabó viviendo en Suiza, no muy lejos de su ex-marido Charles Chaplin.
Murió en 1990.

Paulette Goddard pasará a la historia del cine como la chica de Chaplin sus dos películas más importantes y como una actriz más a partir de los años 40, que vio una única recompensa en 1943 con una nominacion al Oscar.

Como curiosidad recalcar que su figura fue protagonizada por una joven Diane Lane en Chaplin (1992)

Solo Cine Clásico recomienda sus siguientes películas:

- Tiempos Modernos (1936) de Charles Chaplin
- Mujeres (1939) de George Cukor
- Al fin solos (1940) de H. C. Potter
- Si no amaneciera (1941) de Mitchell Leisen
- El Gran Dictador (1941) de Charles Chaplin
- Sangre en Filipinas (1943) de Mark Sandrich
- Los inconquistables (1947) Cecil B De Mille

2 comentarios:

  1. Siempre la recordaré con cariño con esa cara de medio loca robando plátanos para sus hermanos en Tiempos Modernos... esa escena es muy graciosa

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. Preciosa mujer y excelente actriz. Para mí la mejor "chica Chaplin".

    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...